Revocan condena a diez militares por un 'falso positivo'

Revocan condena a diez militares por un 'falso positivo'

Agosto 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Los soldados fueron absueltos por la muerte de un joven asesinado en el 2002 en Medellín.

Un tribunal de Medellín revocó una condena individual a 30 años de prisión que había sido impuesta a diez militares por una ejecución extrajudicial en Medellín, informó hoy la defensa de los implicados.La decisión fue adoptada por la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín, según la asociación Defensoría Militar (Demil), que tuvo a cargo la defensa de cuatro de ellos.En un comunicado, la Demil precisó que, por sentencias fechadas los pasados días 18 y 22 de agosto, dicho tribunal "revocó la condena y consecuencialmente absolvió a los mencionados militares, ordenando su libertad inmediata".El fallo, en segunda instancia, se derivó de un recurso de apelación de la Demil a la primera decisión sobre el caso, adoptada a finales de diciembre pasado por el Juzgado 21 Penal del Circuito de Medellín.Este despacho judicial había condenado a los diez militares a treinta años de prisión cada uno por el delito de "homicidio en persona protegida", contemplado en el derecho internacional humanitario.El caso tiene que ver con la muerte del joven Duberney Galeano Mira, quien perdió la vida el 6 de junio de 2002 durante un supuesto combate con las tropas en una barriada del este de Medellín, según lo reportado por los uniformados, que lo presentaron como guerrillero que se había enfrentado a ellos con un fusil.Sin embargo, testimonios obtenidos por los investigadores de la Fiscalía General indicaron que los militares había retenido al joven en un local de juego de billar.Los absueltos son un oficial, cinco suboficiales y cuatro soldados de un batallón de artillería de la Cuarta Brigada del Ejército, con sede en la misma ciudad.Este caso había sido presentado como uno más de los llamados "falsos positivos", es decir, ejecuciones extrajudiciales de civiles a manos de militares que los reportaban como rebeldes muertos en combate para mostrar resultados y obtener beneficios, como dÍas de descanso.La Fiscalía General de Colombia ha documentado más de 2.000 casos de este tipo, y con ellos ha vinculado a unos 1.487 militares, de los cuales al menos un centenar han sido sentenciados a penas de prisión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad