Retos de seguridad en América Latina fueron debatidos en foro en Bogotá

Noviembre 27, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee | Corresponsal de El País
Retos de seguridad en América Latina fueron debatidos en foro en Bogotá

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, intervino durante la asamblea de Interpol, realizada en Cartagena, en la que se analizaron los retos de la seguridad.

La seguridad ciudadana, como un problema global, es para los analistas la mayor preocupación entre los países de la región.

Fronteras calientes, abandonadas o borrosas, narcotráfico, seguridad ciudadana, los problemas de seguridad de América Latina atraviesan de sur a norte el continente desde México hasta Tierra del Fuego.“No hay problemas nacionales de seguridad”, destaca Jorge Orlando Melo, decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en sus palabras de apertura de un seminario sobre seguridad regional, realizado este mes en la sede de esta institución, en conjunto con la Fundación Taeda de Argentina, que contó con la presencia de especialistas de los dos países.No es casual que el seminario se realice en Colombia, que, en palabras de Melo, con sus 50 años de guerrilla, 40 años de narcotráfico y 30 años de violencia urbana, es un “laboratorio de seguridad”.La seguridad ciudadanaLas nuevas amenazas transnacionales han convertido el tema de la seguridad ciudadana en una de las preocupaciones centrales de los gobiernos de la región, en particular con la expansión del narcotráfico y del crimen organizado que de este gran negocio se deriva.El coronel Fernando Buitrago, director de Relaciones Internacionales de la Policía de Colombia, aportó las cifras más recientes de las tasas de homicidios en el continente. Colombia está por debajo de la mayoría de países centroamericanos pero continúa teniendo una tasa de homicidios de 31.4 por cada 100.000 habitantes, al tiempo que Argentina solo tiene 3.4 cada 100.000 mil, cifra relativa, si se tiene en cuenta el crecimiento del narcotráfico en las grandes ciudades como Rosario y el gran Buenos Aires.Frente a esto, la estructura de las fuerzas policiales y de seguridad debe adecuarse a los nuevos retos. El comisario Pablo Vargas, Superintendente de la policía científica de la provincia de Buenos Aires, señaló que Argentina tiene 24 cuerpos policiales diferentes, mas cuatro fuerzas nacionales, un total de 28 cuerpos de seguridad. Esto genera una gran dificultad a la hora de enfrentar el ingreso creciente del narcotráfico, como se evidencia en el aumento de hallazgos de marihuana y cocaína, de desmantelamientos de laboratorio.Las fronteras calientesLa idea de que América Latina es una zona de paz fue calificada como un “lugar común” por el profesor Andrés Molano de la Universidad del Rosario, quien se refirió a una “tranquilidad demasiado ruidosa”, ya que, si bien es cierto que ha habido apenas pequeñas guerras localizadas, en la actualidad, de los 17 casos en litigio ante la Corte Internacional de Justicia, 11 han sido por asuntos de frontera, y solo ocho de ellos en los últimos dos años.En este marco, el conflicto con Nicaragua se convierte en uno de los más importantes del continente, ya que si bien por ahora nadie vaticina un choque de mayores proporciones, sí plantea problemas que exceden las cuestiones fronterizas, y se empieza a sentir la influencia de factores geopolíticos, como la ubicación de Rusia y Estados Unidos.El problema de las fronteras es más acuciante, no solo por los conflictos, sino por el estado de muchas de ellas, abandonadas, borrosas o porosas, por donde penetran los nuevos delitos transnacionales. Óscar Melo, de la London School of Economics, habló de la “transnacionalidad” del fenómeno social, de las “sociedades Facebook”, hiperconectadas, en el marco de lo que llamó “la desfronterización”, y el crecimiento de las “supercorporaciones del crimen que siguen los modelos de empresa” y que conforman “megarredes transnacionales”, razón por la cual, un solo país no puede hacer frente a estos nuevos problemas de dimensiones internacionales, y se plantea la cooperación entre los estados como una cuestión crucial.Las nuevas amenazasDesde Washington, Boris Saavedra, director del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa, destacó la incertidumbre actual y el problema de la gobernabilidad, que para él, es el reto fundamental que enfrentarán los nuevos estados. En este sentido, el acuerdo de paz con las Farc, según el analista, no disminuiría las amenazas, sino que las transformaría en un nuevo tipo de problema. Por su parte, Juan Pablo Gómez Azuero, de la Universidad Militar de Colombia, señaló que en el pos conflicto, “va a mutar la amenaza, porque 40 a 45% de las Farc no va a entrar al proceso de paz”, y se producirá lo que él llamó “la bacrimización” de las Farc.En el contexto internacional, estos temas se agravan por lo que Henry Cancelado, director de la Maestría en Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana, llamó “la desconcentración de poderes” entre las potencias: “el centro del mundo está condensado de poder militar. Este poder se desconcentra hacia nuevas zonas como el Sudeste asiático, Africa y América Latina".“Estados Unidos entra en Medio Oriente y Rusia empieza a influenciar en el Caribe”, señaló, en referencia al incidente diplomático causado por la invasión de espacio aéreo colombiano de los dos bombarderos Tupolev que viajaban entre Venezuela y Nicaragua, al crecimiento de la influencia rusa en el país centroamericano, y al claro apoyo de Rusia a las pretensiones territoriales del gobierno de Daniel Ortega.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad