Restituyen tierras a 59 familias desplazadas en Córdoba por los Castaño

Agosto 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

Son 340 hectáreas de la Hacienda de Cedro Cocido, la cual fue propiedad de los hermanos Castaño Gil, líderes paramilitares.

Un total de 59 familias desplazadas en el departamento de Córdoba podrán regresar a sus parcelas, tras el fallo de un Juzgado de Restitución de Tierras presentado este jueves, y que reconoció sus derechos en una de las propiedades de los hermanos Castaño, líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).El fallo fue proferido por el Juzgado Segundo Civil Especializado en Restitución de Tierras que reconoció los derechos patrimoniales de las 59 familias sobre predios que sumados superan las 340 hectáreas en La Hacienda de Cedro Cocido, antigua propiedad de los Castaño Gil.Con esta sentencia asciende a 175 la cifra de beneficiados con la política de la Unidad Restitución de Tierras (URT) en el departamento de Córdoba, según reseña a través de un comunicado el director de esa oficina, Ricardo Sabogal Urrego.Los predios restituidos están ubicados en la vereda el Tronco, en el corregimiento de Leticia, Municipio de Montería, y pertenecen a la Hacienda Cedro Cocido, antigua propiedad de los hermanos Castaño Gil, adquirida en 1985 con una extensión de 1.410 hectáreas. La URT informó además, que están dadas las condiciones de seguridad para garantizar el retorno de las familias restituidas.Los predios fueron donados en 1.990 por los líderes paramilitares a través de la Fundación para la Paz en Córdoba, FUNPAZCOR, con el fin de realizar una reforma agraria integral que presidió Fidel Castaño.Según el certificado de la Cámara de Comercio, el objetivo de esta donación era "Procurar la igualdad social de los habitantes de Córdoba por medio de donaciones de tierras, viviendas y asistencia técnica gratuita dentro de las normas legales, católicas y democráticas".Esta estrategia multipropósito donó de manera aparentemente legítima a los campesinos cerca de mil 410 hectáreas de tierras con el fin de tenerlos bajo su dominio, ya que dependerían de ellos en el aspecto financiero, técnico y administrativo para la explotación de estos territorios.El juzgado Segundo Civil Especializado en Restitución de Tierras, ordenó además de la restitución jurídica y material de los predios solicitados en la demanda, que se declare la nulidad absoluta de todos los actos y negocios jurídicos celebrados con posterioridad a las supuestas donaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad