Restaurantes de comida colombiana delataron a pastor acusado de violación

Restaurantes de comida colombiana delataron a pastor acusado de violación

Febrero 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Restaurantes de comida colombiana delataron a pastor acusado de violación

El pastor Álvaro Gámez, de la secta Salem en Pasto, está acusado de abusar sexualmente de varias de sus feligreses.

El hombre, acusado de abusar sexualmente de cuatro niñas y 23 mujeres, fue detenido al sur de la capital de Honduras. Se espera su deportación a Colombia en los próximos días.

El comandante del Gaula de la Policía, general Humberto Guatibonza, entregó detalles de cómo se produjo la captura del pastor Álvaro Gámez, en Honduras. El religioso es requerido por el delito de acceso carnal o acto sexual con persona puesta en incapacidad. Según el oficial, dos aspectos fueron fundamentales en las labores de inteligencia desarrolladas en cooperación con las autoridades hondureñas para lograr la aprehensión de Gámez. “La principal pista es el hecho de ser pastor y que asistía a algunas iglesias, y la otra que él solamente iba a restaurantes de comida colombiana”, aseguró el oficial. Guatibonza aseguró que el pastor tiene una circular roja de la Interpol en su contra y que va a ser expulsado de Honduras hacia Colombia. “Tiene circular roja de Interpol, lo que significa que puede ser capturado en cualquier lugar del mundo. Las autoridades de ese país en colaboración con nosotros, se tomó la decisión de expulsarlo de ese país”, señaló. El director del Gaula de la Policía recordó que Gámez se marchó hacia los Estados Unidos a mediados de 2012, luego de que fuera dejado en libertad por un juez. “Nosotros tuvimos conocimiento de que esa persona salió el año anterior en el mes de junio y posiblemente había estado en Norteamérica y en algunos países centroamericanos. Finalmente, hace cuatro meses logramos conocer que había entrado a Honduras”, puntualizó. Guatibonza señaló que el religioso fue capturado en una lujosa residencia luego de labores de inteligencia realizadas por una oficial de la Policía colombiana que viajó expresamente para encargarse del caso. Gámez se hizo reconocido cuando se conoció la existencia de unos vídeos en los que aparece teniendo relaciones sexuales con una feligrés. Luego de esto fue capturado, pero quedó en libertad condicional. Dicha decisión fue revocada el 28 de septiembre pasado por un juez que lo consideró un peligro para la sociedad. Según ha dicho la defensa del religioso, éste nunca obligó a ninguna mujer para que tuviera relaciones sexuales contra su voluntad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad