Recrudece, en Cali, confrontación entre la nueva generación de capos

Enero 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Recrudece, en Cali, confrontación entre la nueva generación de capos

Violencia. En este casa del sector de La María, en Pance, asesinaron a tres hombres. La Policía capturó a uno de los presuntos sicarios con una pistola nueve milímetros.

El triple asesinato de Ciudad Jardín revela nuevas pistas a las autoridades de esta confrontación.

El 5 de enero pasado un cinematográfico operativo policial paralizó Pance. Un helicóptero sobrevolaba la zona, mientras camionetas repletas de uniformados patrullaban las calles del sector conocido como La María. Los vecinos habían escuchado disparos en el interior de la casa ubicada en la Carrera 122 con Calle 17. Cuando la Policía llegó se presentó una nueva balacera, que dejó un capturado.Cerca a uno de los baños de la lujosa vivienda estaban los cuerpos de tres hombres, uno de ellos aún estaba vivo, por lo que fue trasladado a la Clínica Valle del Lili, donde murió horas después.Justo cuando intentaba huir, uno de los presuntos sicarios fue sorprendido con una pistola nueve milímetros. La identidad del detenido, así como la de sus víctimas, ratificó las informaciones que manejaban los investigadores sobre una guerra del narcotráfico entre antiguos miembros del Cartel del Norte del Valle: los hermanos Calle Serna, ‘los Comba’ contra 'Martín Bala', al parecer, apoyado por Víctor Patiño Fómeque.Por un lado, una de las víctimas era Fernando Pardo Prieto, propietario de una compraventa de carros, y quien en el 2005 fue investigado por la Fiscalía por narcotráfico. La Policía lo identifica como alias El Profe, presuntamente uno de los hombres cercanos a ‘Comba’.Otro de los hombres asesinados ese día era Alexis Espinosa Lozano, quien en el 2010 tenía el beneficio de la casa por cárcel porque había sido condenado a tres años y dos meses de prisión por los delitos de falsedad en documentos público y estafa agravada. En una queja presentada ante el Inpec se decía que este hombre pertenecía a la organización de ‘Los Comba’ y que en su vivienda era visitado constantemente por hombres armados.El presunto sicario capturado que intentaba huir de la casa de Pance fue identificado como Diego Alberto López Mancilla. Aunque el nombre no diga mucho para el común de las personas, en el mundo de la mafia este hombre es considerado uno de los antiguos miembros de la banda de sicarios ‘Los Yiyos’, grupo que trabajó para el extraditado capo Diego León Montoya, ‘Don Diego’.López Mancilla había sido arrestado en enero del 2009 por la Policía, que lo sorprendió con un fusil de mira telescópica y otras armas de fuego. Por ese hecho fue condenado a dos años de prisión. Además, hace siete años -cuando se libraba la guerra entre ‘Don Diego’ y Wílber Varela, ‘Jabón’, atentó contra su vida en el barrio Mariano Ramos. Cuatro personas, entre ellas un niño de 8 años, murieron. López Mancilla resultó ileso.En esos años (entre el 2002 y 2005) las autoridades calculan que el enfrentamiento dejó más de mil muertos en el suroccidente colombiano, especialmente en Cali y en los municipios del norte y centro del Valle. Ahora, son los sucesores de estos capos los que desataron desde el 2010 una confrontación.Antiguas rencillas se revivieron con el regreso al país de alias Martín Bala (quien trabajó para ‘Don Diego’ y era amigo de López Mancilla). Este hombre, aseguran fuentes de los organismos de inteligencia, volvió a disputarle el control del narcotráfico a sus antiguos enemigos ‘Los Comba’. También quería vengarse, agregan, porque fueron ellos los que estuvieron detrás de un atentado contra su vida en el 2005, que lo obligó a huir hacia Europa y África. Una confrontación que el año pasado disparó los homicidios en Cali y en varias poblaciones del centro y norte del Valle. En la región ocurrieron en el 2011, 3.533 homicidios, 1.870 de ellos se registraron en la capital.Aunque la guerra entre estas dos facciones del antiguo Cartel del Norte del Valle lleva más de un año, parece que en los últimos meses la confrontación aumentó. La capital del Valle volvió a tener escenas de asesinatos con fusiles. Incluso, en un operativo de la Policía se le decomisó a ‘Los Comba’ quince fusiles y varios kilos de explosivos, que según la Dijín, iban a ser usados en la confrontación contra ‘Martín Bala’.Una fuente de inteligencia de la Policía reveló que ambos lados han sufrido bajas, pero la organización de ‘Comba’ ha sido la más afectada.“Esta estructura ha sido golpeada por las capturas que les hemos hechos (nueve de sus lugartenientes han sido detenidos). Y también se han presentado varios asesinatos”, explicó un oficial.“‘Martín Bala’, junto con alias Chicho (familiar de ‘Don Diego’), alias El Negro Orlando (antiguo trabajador de ‘Comba), y con el apoyo de Víctor Patiño y de ‘Los Urabeños’, está muy fortalecido”, reveló una fuente de la Fiscalía. El investigador agregó que en Buenaventura se han presentado una serie de desapariciones de antiguos trabajadores de ‘Comba’. “La información es que Patiño quiere recuperar su espacio en el Puerto, territorio que él manejó durante años”, dijo.Fuentes de inteligencia aseguraron que el nuevo objetivo de las autoridades estadounidenses es alias Martín Bala.La guerra no sólo ha afectado al Valle, en noviembre del año pasado en Pereira fue detenido alias ‘Rigo’, sobrino del extraditado Diego León Montoya. ‘Rigo’ fue capturado con doce hombres, armados con tres fusiles, revólveres, pistolas y material explosivo, minutos antes de que presuntamente cometieran un crimen. Estas personas acaban de llegar del norte del Valle. El año pasado, el propio director de la Policía, general Óscar Naranjo, aseguró, según una nota publicada por la agencia AP, que una serie de ataques con granadas en Cali “estarían vinculados a retaliaciones, a vendettas de la organización de Víctor Patiño con narcotraficantes del Valle del Cauca”.Las piezas del rompecabezasLas autoridades, por su parte, investigan otro asesinato ocurrido en abril del año pasado. La víctima era Mauricio Ovalle Delgado, quien fue ultimado en un apartamento el barrio El Caney por dos sicarios que le dispararon con un fusil AK-47.Este hombre estaba condenado a cuatro años de cárcel porque el 29 de abril del año 2009 fue arrestado, junto con otro hombre, con una pistola 9 milímetros y un revólver marca Smith Wesson Magnun 357, en el sur de Cali. La persona con la que se encontraba Ovalle era ‘Martín Bala’, quien también fue condenado por el mismo delito de tráfico, porte, fabricación y porte de armas y municiones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad