Reclaman intervención humanitaria urgente en Buenaventura, por situación de violencia

Abril 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Reclaman intervención humanitaria urgente en Buenaventura, por situación de violencia

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, hizo un llamado para que el Gobierno Nacional haga una intervención social urgente en Buenaventura.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien visitó el Puerto en el Día de las Víctimas, hizo un llamado para que se cree un estado de excepción humanitario en este municipio.

Una urgente intervención humanitaria para Buenaventura por parte del Gobierno Nacional reclamó el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien visitó este municipio durante la conmemoración nacional del Día de las Víctimas.Monseñor Monsalve le hizo un llamado al Gobierno para que "si hay necesidad de crear un estado de excepción humanitario, que se haga de manera rápida y oportuna", pues la violencia en el Puerto -en su mayoría originada por el enfrentamiento entre bandas criminales y del narcotráfico- ha elevado los índices de homicidios, desapariciones forzadas y desplazamiento interno. El arzobispo de Cali también manifestó su respaldo al obispo de Buenaventura, monseñor Héctor Epalza, de quien dijo que es un hombre valiente "al que todos debemos apoyar" en su tarea de denunciar los problemas sociales y humanitarios del municipio. "Con esta figura se protegería la vida de tanta gente inocente y que no se conviertan en esos corredores de la muerte en Buenaventura", precisó el prelado, quien aseguró además que "no se deben molestar por lo que denuncia el Obispo, él no le esta haciendo daño a Buenaventura; al contrario, le está haciendo un bien".Por su parte, monseñor Héctor Epalza, quien en varias ocasiones ha denunciado la crítica situación social y de violencia en el Puerto, afirmó que "a veces como que quieren ocultar lo que pasa en Buenaventura, pero la realidad está allí". Sin embargo, no quiso confirmar ni desmentir las versiones sobre presiones para que pare de denunciar los hechos de violencia."Mis denuncias son sobre esta realidad dolorosa, que no la estoy inventando yo, ni la comisión Diocesana. Son para que se tome en serio la crisis humanitaria que vive Buenaventura", afirmó Epalza. Señaló además que "no hay que hacer como el avestruz, enterrando la cabeza, desconociendo lo que está pasando en la ciudad".El líder católico también criticó que "los bonaverenses solo ven pasar la riqueza", al hacer referencia a las más de 12 millones de toneladas de carga que se movieron por el Puerto en el 2012, de las cuales "nada le quedó a la ciudad que está cada vez más pobre y no se merece esa suerte".A este llamado se unió Gonzalo Sánchez, director nacional del Centro de Memoria Histórica, quien indicó que la situación de Buenaventura se evidencia en "cifras que averguenzan". El funcionario explicó que en esta localidad, en tan sólo cinco años, se registraron 32 masacres que dejaron 250 víctimas. Además, en los últimos diez años el conflicto armado ha dejado 1.700 víctimas y más de 80 mil desplazados.Otras cifras alarmantes fueron presentadas por el personero Álvaro Martán, quien recordó que "a estas hay que sumarles más de 7.000 personas desplazadas internamente por el enfrentamiento entre bandas criminales desde octubre del año pasado". Agregó que la desaparición de estas bandas no es real, pues "siguen su actividad delincuencial en Buenaventura".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad