Ratifican pena al sacerdote Óscar Ortiz por ser líder ideológico de las AUC

Enero 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Ratifican pena al sacerdote Óscar Ortiz por ser líder ideológico de las AUC

Óscar Albeiro Ortiz, señalado de ser el líder político e ideológico de las AUC en Medellín.

Según la justicia, el padre condenado a 19 años de prisión, era líder político de la banda criminal.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la pena de 19 años de prisión impuesta al sacerdote Óscar Albeiro Ortiz Henao, por ser vocero y líder ideológico del Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas Unidas de Colombia. La Corte no avaló un recurso de casación con que la defensa del exsacerdote del barrio El Limonar de San Antonio de Prado, corregimiento de Antioquia, pretendía tumbar la condena impuesta en su contra el primero de agosto de 2013, proferida por la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín. De acuerdo con el expediente, en el lapso comprendido entre noviembre de 2003 y abril de 2010, en el barrio Limonar se cometieron múltiples homicidios, extorsiones, lesiones personales y desplazamientos forzados, entre otros, en el marco de la operación de dicha estructura comandada militarmente por Alexander Erazo Guzmán, alias ‘El Bonito’. Para la justicia, el padre Ortiz Henao “quien posaba de gestor de paz, fungía en verdad como líder político e ideológico de dicha organización criminal conformada por reinsertados”. Esto ya que “múltiples conductas punibles se ejecutaron en su nombre y por órdenes suyas. En el sector, inclusive, se consolidó una práctica denominada “pelas”, consistente en golpizas públicas que se les propinaban a las personas, por no seguir los lineamientos de conducta ‘dictados’ por aquél”. La Corte no encontró errores ni vicios en el fallo del Tribunal que detalla cómo testigos presenciaron actos de violencia realizados por la estructura paramilitar, luego de que el sacerdote realizara determinadas afirmaciones en misa. “(…) aseguraba que en el barrio todos ‘le copiaban’ al padre; afirmaciones del propio acusado en las homilías, señalando a personas como guerrilleros, quienes posteriormente fueron asesinadas; manifestaciones públicas del procesado diciendo que había ordenado la ejecución de algunas ‘pelas’; actos de violencia sexual presenciados por el padre; agresiones físicas y verbales propinadas por aquél en contra de habitantes del sector; ‘palizas’ llevadas a cabo en la casa del acusado; entregas de dinero a integrantes de las bandas por concepto de extorsiones, que tenían lugar en presencia del padre Ortiz Henao”, se indicó. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad