'Rastrojos' estarían detrás del secuestro de trece personas en Nariño

Septiembre 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Los secuestradores habrían asesinado a dos campesinos en el municipio de Cumbitara.

Este miércoles fueron liberadas nueve de las trece personas que habían sido secuestradas en el área rural del municipio de Cumbitara, Nariño. Así lo informó la Brigada 23 del Ejército, al explicar que por presión de las tropas los secuestradores, al parecer miembros de ‘Los Rastrojos’, soltaron a nueve de los retenidos. El alcalde de Cumbitara, Carlos Rodríguez, reportó el secuestro de las trece personas y el asesinato de otras dos en este municipio. “En la vereda Pesquería, en límites con Magüi Payán, nos informaron que fueron asesinados dos civiles y unas trece personas fueron privadas de su libertad”, dijo el Mandatario local.Según denunció la Defensoría del Pueblo, los ciudadanos habrían sido sacados del área rural por ‘los Rastrojos’.De acuerdo con fuentes de la entidad, hombres armados que usaban uniformes de uso privativo de las Fuerzas Militares llegaron a la vereda en dos lanchas por el río Patía, hacia las 12:30 a.m. del 12 de septiembre del 2011. Allí, reunieron a la comunidad, que se encontraba en una celebración deportiva, y asesinaron a Daniel García, agricultor de 19 años, y a Hárrison de 32 años. Los dos cuerpos fueron desmembrados y lanzados al río Patía.Luego, según las versiones, secuestraron y trasladaron al corregimiento de Sánchez (Cumbitara) a un grupo trece personas. El Defensor del Pueblo, Vólmar Pérez, rechazó el hecho y recomendó a la Fuerza Pública fortalecer las medidas de seguridad en Nariño.La Defensoría del Pueblo señaló que miembros de 'los Rastrojos' se han concentrado en los corregimientos que se interconectan con la cabecera municipal de Cumbitara, “señalando y estigmatizando a los habitantes de esa comunidad, restringiendo su movilidad y ejerciendo control a las labores cotidianas. Además, cobran extorsiones a servidores públicos, comerciantes, cultivadores de hoja de coca, docentes, finqueros y personas dedicadas a la minería y controlan los negocios o casas de lenocinio, mediante la imposición de tarifas a las trabajadoras sexuales”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad