Ramón Isaza, 'El Viejo' jefe paramilitar que quedaría libre

Septiembre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Ramón Isaza, 'El Viejo' jefe paramilitar que quedaría libre

Ramón Isaza, alias El Viejo, fue uno de los máximos jefes de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio.

Un Tribunal de Justicia y Paz le otorgó la libertad a Ramón Isaza, alias El Viejo, tras cumplir la pena alternativa de ocho años por sus delitos como comandante de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, Acmm.

El pasado viernes un Tribunal de Justicia y Paz le otorgó la libertad a Ramón Isaza, alias El Viejo, tras cumplir la pena alternativa de ocho años por sus delitos como comandante de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, Acmm.

Según el tribunal, Isaza, quien se encuentra recluido en la cárcel La Picota, también reparó a sus víctimas y entregó dinero y bienes, por lo que a partir del lunes la justicia empezará a investigar si el exjefe paramilitar tiene otras cuentas pendientes. 

Isaza, de 75 años y oriundo de Sonsón, Antioquia, es conocido con el alias de El Viejo. Fue uno de los fundadores de los paramilitares del Magdalena Medio y fue investigado dentro de 586 procesos penales, por delitos como concierto para delinquir y homicidio.

Según la Fiscalía, cometió diferentes delitos entre los años 1977 y febrero de 2006 como homicidio agravado, homicidio en persona protegida, tortura en persona protegida, exacciones (cobros injustos) y contribuciones arbitrarias, actos de terrorismo, desplazamiento forzado, desaparición forzada y reclutamiento ilícito. 

En su caso se calculan alrededor de 1000 víctimas, en su foco de acción que se ubicó en la zonas del suroriente de Antioquia, Caldas, Boyacá, Cundinamarca y el norte del Tolima. Se le culpa de ser el autor responsable de la masacre de 11 cazadores de Falán, en Armero -Guayabal el 17 de enero de 2003; además de la matanza y desaparición de 16 personas de la vereda La Esperanza, del Carmen de Viboral.

Tambén se le acusa del asesinato de un grupo familiar de siete personas que se encontraba cerca a Mariquita buscando a dos familiares desaparecidos en junio del 2001. 

En el 2004, Isaza se unió a la mesa de Ralito y a principios del 2006 se desmovilizó con 990 hombres en Puerto Triunfo. 

En distintas oportunidades, entre ellas una a inicios de 2015, alias El Viejo había solicitado su libertad, teniendo en cuenta sus quebrantos de salud, pero le fue negada. 

Hablan las víctimas

Según Gerardo Vega Medina, director de la Fundación Forjando Futuros, la posible salida de la cárcel del exjefe paramilitar dejaría a las víctimas del Magdalena Medio sin la verdad ni reparación. 

“La reparación ha sido insuficiente, no solamente en Urabá o el Magdalena Medio, en Antioquia hay 67 municipios priorizados por el propio gobierno, donde hubo despojo de tierras y este fundamentalmente fue dado por el paramilitarismo. Hay una deuda enorme con las víctimas, la justicia debe reparar, hacer fallos, que se diga la verdad y las victimas puedan ser reconocidas”, aseguró. 

También Teresita Gaviria, una de las víctimas de Isaza, rechazó la determinación del tribunal y recordó que una de las ‘pescas milagrosas’ que hacían los hombres del excomandante mataron y desmembraron su hijo de 15 años. 

“El dijo que mi hijo había sido seguramente uno de la cantidad de jóvenes que el mando a desmembrar y a tirar al río Magdalena y me atrevo a creer que él tuvo que ver con muchas muertes y desapariciones en la comuna 13 en Medellín", dijo. 

Jenny Cecilia Castañeda, otra de las victimas de El Viejo, reconoció que en las audiencias y con el conocimiento del crimen de sus padres tuvo algo de alivio. 

“Yo he sentido que Ramón Isaza ha buscado de todas las maneras que lo perdone. Finalmente él limpió el buen nombre de mi mamá y dijo que la reconocía como una buena líder. también, que la organización había cometido un gran error contra ella, el más grande”, dijo Castañeda. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad