"Quienes se desmovilizan no tienen ninguna corona": exguerrillero uruguayo

Mayo 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co I Colprensa

"En Uruguay hubo repara- ciones para las víctimas, los insurgen- tes no practicamos ni la tortura, ni la desaparición. Por parte del Estado hubo ejecuciones de todo tipo. Estas cosas están tipificadas por la gravedad", dijo Ernesto Agazzi, exguerrillero uruguayo.

Ernesto Agazzi, senador de Uruguay y exmilitante del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros, habló sobre el proceso de paz que se adelanta en Colombia entre el Gobierno y las Farc.

Ernesto Agazzi, quien fue militante del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros y ahora es senador de Uruguay, dice que no debe existir impunidad en el proceso de paz colombiano. Desde su experiencia en la reintegración a la sociedad civil hace más de 20 años, sostiene que todos los actores se deben hacer responsables de sus acciones en la época del conflicto. Agazzi estuvo en el Foro de Participación Política que se desarrolló en Bogotá, donde habló con Colprensa.En Colombia se ha suscitado la discusión sobre la posible llegada de las Farc al Congreso ¿Deben hacer parte del parlamento colombiano? Eso no tiene importancia, si alguien tiene una silla es porque el pueblo lo decidió. La sociedad debe permitir que quienes participaron en las confrontaciones tengan espacios democráticos en los debates políticos. Primero deben ser juzgados por la justicia, haber una jurisprudencia de excepción que no puede ser para trampear la legalidad. Eso debe hacerse, pero no para perdonar sino para comprender el momento que vivió el país.Dicen que en este proceso puede haber impunidad. ¿Usted que cree? En ninguna sociedad se debe permitir la impunidad. Quien cometió un delito debe dejar bien claro que lo cometió y por qué, además debe ser juzgado por la legislación adoptada. En Uruguay tuvimos compañeros presos en condiciones infrahumanas ya que la ley valoró la gravedad de las situaciones que tuvieron que enfrentar por lo que decidió y planteó que cada año equivalía a tres años. Vistos los delitos y las penas, su ciclo ya estaba cumplido porque se valoró lo que había hecho y cómo lo había pagado. Allí no había impunidad. ¿Qué garantías debe brindar el Estado luego de un proceso de este tipo? Colombia ya tuvo procesos así y no debe pasar lo mismo que con la Unión Patriótica. De la honestidad con que se presenten las partes va a salir la fortaleza de las herramientas. Hay presuntos delitos cometidos por la guerrilla conexos al narcotráfico ¿Qué puede pasar en ese caso?Nosotros no cometimos ninguno de los supuestos delitos de los que aquí se habla. No nos quedamos con pozos petroleros, tampoco matamos población civil, ni hubo injerencia del narcotráfico, pero ese fenómeno debe estar ante el tratamiento jurídico y es complejo porque el narcotráfico tiende a construir un estado jurídico paralelo, ahí habría que desenredar si fue un contacto con el narcotráfico o habrá un ejercicio pleno de esa actividad. Creo que se van a discutir los mecanismos de financiamiento de la insurgencia, habrá que juzgar y escuchar verdades.¿Debe haber garantías políticas especiales para las Farc? En general hay garantías políticas para que toda la sociedad participe. Quienes se desmovilizan no tienen ninguna corona como que para ellos tengan un compromiso aparte del resto. Sin embargo, en Colombia hay una situación muy particular. Hace mucho tiempo cuando se dio una organización política ellos fueron asesinados, sería bueno que el Estado sea el garante de la participación de los ciudadanos y que no permita que eso vuelva a suceder. ¿Usted cree que Colombia necesita una asamblea constituyente? No sé si Colombia necesite una nueva Constitución. Pero lo que yo conozco de los mecanismos de reforma constitucional es que son procesos largos, donde debe opinar mucha gente, porque la Constitución como contrato de una sociedad no se puede resolver con la mirada corta, no se puede cobrar al grito. Una cosa es recuperar la libertad política y la libre participación en política y otra reformar la constitución, primero debe haber una convicción nacional de que hay que reformar eso. ¿Pensaron ustedes en participar en política luego de regresar a la sociedad civil? No. Nosotros hicimos varios actos públicos. Allí se toma mate y lo que hicimos fue organizar unas tomadas públicas en las plazas para conversar con la sociedad, con quienes asistieran, eso lo llamamos las mateadas, eran actos donde le comunicábamos a la sociedad por qué lo habíamos hecho y cuáles fueron las consecuencias. Durante ese tiempo ninguno de nosotros participó en listas para aspirar a cargos públicos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad