¿Quiénes asaltaron las 40 casas de Potrero Grande?, responde la Policía

¿Quiénes asaltaron las 40 casas de Potrero Grande?, responde la Policía

Noviembre 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Dayra Barona | Reportera del El País.
¿Quiénes asaltaron las 40 casas de Potrero Grande?, responde la Policía

Coronel Wilson Vergara, subcomandante de la Policía de Cali.

El subcomandante de la institución habla sobre la grave crisis de seguridad que se vive en ese sector del Oriente de Cali.

El lunes pasado un grupo de pandilleros irrumpió en uno de los sectores del barrio Potrero Grande, oriente de Cali,  saqueó 40 viviendas, e hirió a dos personas. La comunidad asegura que se encuentra atemorizada por las constantes amenazas y extorsiones de los delincuentes. El subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, coronel Wilson Vergara, habló con El País sobre estos hechos y explicó cómo las autoridades le están haciendo frente a un problema que parece salirse de control. ¿Qué  pasa en Potrero Grande?En este sector se conjugan varios factores, uno de ellos es que la población no es homogénea, es decir, allí habitan víctimas y victimarios. En Potrero Grande viven desplazados, desmovilizados de la guerrilla y de las autodefensas, así como desplazados de otras ciudades del país. Lo que lleva a que se presenten alteraciones del orden público inusuales en otros puntos de la ciudad. El día del saqueo de las 40 viviendas, ¿qué ocurrió?Primero se dijo que era un enfrentamiento entre pandillas, hubo heridos, pero no solo fue eso, también se dio un ataque con hombres armados donde destruyeron varias casas. De manera preliminar se dice que se debió al no pago de una extorsión, pero no sabemos si existirían otros elementos para el ataque. Cada vez que se presenta un hecho delincuencial en Potrero Grande, nosotros realizamos la intervención policial, lo que pasa es que en este sector existen unos factores sociales arraigados. Por eso estamos haciendo una intervención social, para mirar no solo lo policial o delincuencial. No es solo la extorsión o el tráfico de estupefacientes. ¿Pero qué se está haciendo para evitar que se repitan hechos como ese?Hemos instalado un grupo de 40 policías permanentes, unidades de la fuerza disponible, el Grupo Operativo Especial de Seguridad, Goes, además de hombres de inteligencia y de investigación criminal en cubierta que está recopilando la información para identificar a las personas que generan estos hechos violentos. El comandante de la Estación del Distrito de Aguablanca trasladó su puesto de mando a Potrero Grande para que direccione el trabajo y para que la comunidad tenga una comunicación directa con la Policía.Pero esto debe ser transitorio, mientras se resuelve la situación. En tres cuadras no puedo mantener a un grupo de 40 policías de manera permanente. Se deben resolver conflictos que llevan muchos años y sanar heridas. Para resolver el problema del tema social de Potrero Grande deben intervenir otros agentes del Estado, no solo se necesita presencia policial. ¿Qué balance tiene de sus acciones en  Potrero Grande?La Policía ha hecho una serie de acciones investigativas que han dado resultados: en febrero se desarticuló la banda delincuencial ‘Los Hito’, hubo siete capturas; para el mes de julio se hizo la operación Halcón, y se capturaron a cuatro integrantes de la banda delincuencial denominada ‘Bloque 111’; en Agosto se dio la captura de alias Leyder, quien era buscado por desplazamiento forzado, concierto para delinquir, extorsión y homicidio. Este hombre era el cabecilla de una estructura criminal.  Posteriormente en septiembre se desarticuló la banda delincuencial ‘Las Gordas’, con cinco capturas, y  la operación más reciente fue en octubre, cuando se desmanteló la banda delincuencial ‘La Invasión’, se capturaron siete personas, que habían cometido n cinco homicidios. ¿Cuántas bandas delincuenciales operan en Potrero Grande?En la medida que se han dado estas capturas surgen reestructuraciones de las bandas. Hemos desarticulado cuatro estructuras criminales. Ahora hablan de un grupo que se hace llamar ‘Los del Punto’, se está haciendo el trabajo investigativo. Entonces, aparece alias Yambi, quien sería el sucesor de ‘Leyder’. Este hombre buscaría obtener el control de la zona. Con lo ocurrido el 9 de noviembre, ya tenemos la investigación entre Sipol, Sijín y Gaula para obtener  órdenes de captura.  ¿Cómo reacciona la comunidad ante la  Policía?Debido al problema social de Potrero Grande, cada vez que se llega atender un caso existe un choque con la población, porque algunas personas están a favor de la ilegalidad. Es que allá, por ejemplo, una riña por lo general no se da solo con armas blancas también con armas de fuego. Y cuando llega la Policía para hacer las capturas hemos tenido asonadas por parte de la comunidad  para quitarnos a los capturados. Así que es un trabajo difícil. Hemos tenidos uniformados heridos por arma de fuego. No es fácil atender un caso en Potrero Grande. ¿Es Potrero Grande un sector vedado para la Policía?No es así. Si fuera vedado simplemente no estaríamos allí. Nosotros hemos hecho capturas, operativos. Sí existen situaciones difíciles, pero hemos actuado para devolverle la tranquilidad a la población. [[nid:481171;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/11/ep001049507.jpg;left;{La secretaria de Gobierno de Cali, Laura Lugo (der), realizó un recorrido por el Sector 5 del barrio Potrero Grande en la tarde de ayer. Christian Zúñiga | Especial para El País.}]] Realizan visita para cuantificar dañosLa secretaria de Gobierno de Cali, Laura Lugo, acompañada por funcionarios de la Oficina de Gestión de Riesgos, realizó una visita al sector 5 de Potrero Grande, con el fin de realizar un censo sobre las afectaciones que los ataques de pandillas han dejado en la zona.  La visita evidenció el desplazamiento de varias familias, la vandalización de casas y los ataques sufridos por muchos de los habitantes de ese sector del barrio.  De acuerdo con líderes comunales de Potrero Grande, la incursión armada del pasado domingo en la madrugada dejó una persona con muerte cerebral y una menor herida por arma de fuego en una pierna, además de daños en unas 40 casas y el desplazamiento de al menos 100 familias. “La gente está dejando sus casas porque los han amenazado por no pagar las extorsiones que a diario piden los pandilleros”, dice un líder comunal que prefiere no revelar su nombre.  Hasta ahora las autoridades no han informado sobre medidas inmediatas para contrarrestar la situación. Habitantes del barrio han pedido a la Alcaldía que realice un censo para que determine en cuáles casas no están viviendo los propietarios, pues esas son las viviendas abandonadas de las que los pandilleros se han apropiado para arrendar a otras familias.   

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad