¿Quién estaría detrás del rapto de la niña de Buenaventura?

Septiembre 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
¿Quién estaría detrás del rapto de la niña de Buenaventura?

La niña fue entregada a su madre. La Policía la encontró gracias a información suministrada por un ciudadano que la vio en Palmira.

El Gaula de la Policía dio con el paradero de la menor desaparecida en octubre de 2014. Sin embargo, otras dos niñas en Colombia siguen extraviadas.

Tras once meses de una angustiante espera Lady se reencontró de nuevo con su hija de 9 años. La menor fue raptada por un hombre el 14 de octubre de 2014 en el parque del barrio San Luis de Buenaventura.

Este viernes el Gaula de la Policía devolvió al seno de su hogar a la pequeña, que para el momento de la desaparición tenía 8 años.

El abrazo esperado se dio luego de que un ciudadano reconociera a la pequeña a través de las fotografías que difundió la Policía para dar con su paradero. Esta persona le dijo a las autoridades que la niña estaba siendo explotada para pedir limosna en las calles del municipio de Palmira.

Así fue como los investigadores llegaron a Palmira para verificar si en realidad se trataba de la niña de Buenaventura.

Después de hacer los análisis correspondientes y de encontrarla en el sector de la Estación pidiendo monedas, confirmaron que se trataba de la menor robada en el puerto. 

Según informó uno de los investigadores, la menor estuvo siempre en el municipio de Palmira con una mujer de la tercera edad, quien era la que la acompañaba mientras la niña pedía dinero en los semáforos. Sin embargo, la mujer aún no ha sido identificada y las autoridades están tras su rastro.

Como se recordará, la niña de 8 años y su hermano de 10 años, fueron abordados en el barrio San Luis por un hombre quien les habría ofrecido $20 mil para repartir volantes en el barrio Juan XXIII, actividad que fue cumplida por los menores.

Al parecer, este hombre había obligado a la niña a abordar un bus en un parque cercano a su casa, y desde día nadie había tenido noticias de ella.

El caso llamó la atención debido a que en otras regiones del país también se reportaron desapariciones de niñas con características similares.

Uno de los casos es el de una niña de 5 años desaparecida el 28 de diciembre de 2014 en Nariño. El otro tiene que ver con una menor de 6 años, oriunda de Mompox, Bolívar, extraviada el 23 de diciembre de 2014.

Las dos menores desaparecieron cuando salieron a hacer mandados cerca de sus residencias y jamás regresaron.

“En Buenaventura no se ha tenido el reporte de otras menores desaparecidas en circunstancias similares, sin embargo, en otras regiones del país sí presentan similitudes los tres casos. Por eso no se descarta que exista una red dedicada al rapto de niñas para someterlas a la mendicidad”, dijo uno de los investigadores de la Policía.

Lo que si pudo establecer la investigación es que el rapto de la niña en Buenaventura no se debe a una venganza contra la familia, simplemente el hombre aprovechó que la menor estaba sola para llevarsela.

Durante el tiempo que la menor estuvo en poder de sus captores, el Gaula llegó a pensar que se la habían llevado rumbo a Ecuador. Por esa razón y al no tener indicios del paradero de la niña, la Policía ofreció $20 millones por información que llevara al rescate de la menor.

Finalmente, uno de los casos de desaparición de menores en el país terminó con el regreso de la niña a su hogar.

El día que Lady supo que se habían llevado a su niña sintió que el mundo se le derrumbaba. Sin embargo, dice que siempre tuvo la certeza y la fe en que Dios le regresaría a su hija sana y salva.

Y así ocurrió el jueves en la noche cuando el Gaula de la Policía le informó que su hija había sido encontrada en Palmira.

“La veo delgada, le cortaron el cabello, casi no habla, pero los médicos dicen que está bien de salud. Lo único que me ha dicho es que la trataban bien pero que no la dejaban salir a jugar”, dijo la madre.

De los autores de la desaparición de su hija dice desconocerlos. “No sé de quiénes se trata y la verdad siempre me pregunté para qué se la habían llevado. Mi gran temor era que la sacaran del país”, añadió la mujer.

Asimismo dijo que jamás recibió una sola llamada que le diera pistas de dónde se encontraba su hija.

A pesar que hoy la familia agradece por el retorno de la menor, esta historia no tiene un final feliz completo porque los autores de cometer el rapto de la menor siguen libres.

Ahora las autoridades concentran los esfuerzos en dar con los responsables de la desaparición y establecer si se trata de una red dedicada a raptar menores para explotarlos. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad