¿Quién es alias El Negro Orlando, el cobrador de la mafia?

Mayo 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Quién es alias El Negro Orlando, el cobrador de la mafia?

Esta imagen fue tomada por un transeúnte cuando requisaban a dos de los escoltas. Están tendidos en el piso.

El ‘Negro Orlando’ inició su carrera delictiva de la mano de Nelson Urrego, capo del Cartel de Cali que tuvo su base de operaciones en la isla de San Andrés, donde era propietario del hotel Sunrise Beach, dotado con la mejor discoteca de América Latina en los años 80.

Dicen quienes alguna vez le debieron algo, que Orlando Gutiérrez Rendón no era compasivo. Dicen también que no tenía escrúpulos y a la hora de exigir el pago de una deuda no lo detenían las lágrimas o el dolor ajeno. Era un cobrador consumado.Nacido hace 48 años en Buenaventura, el ‘Negro Orlando’ inició su carrera delictiva de la mano de Nelson Urrego, capo del Cartel de Cali que tuvo su base de operaciones en la isla de San Andrés, donde era propietario del hotel Sunrise Beach, dotado con la mejor discoteca de América Latina en los años 80.Ingresó al Cartel de Cali como un ‘soldado’ raso. “Fue conductor de mi padre durante varios años”, le dijo a este diario uno de los hijos de Miguel Rodríguez.Pero antes de andar esos malos pasos, el ‘Negro Orlando’, quien apenas cursó hasta el noveno grado de secundaria, se hizo policía. Un investigador señala que alcanzó a trabajar en la Sijín de Cali.Fuentes de ese organismo revelaron que fue destituido en 1997 por un problema en Bogotá, e incluso “estuvo preso un tiempo por ese caso”.Algunos de sus viejos conocidos en el Cartel de Cali aseguran que el ‘Negro Orlando’ sobrevivió casi 30 años en el mundo del narcotráfico, no solo por su cara adusta y de pocos amigos o por su vocabulario soez y agresivo, sino porque se especializó en cobrar deudas.“A través de esa actividad hizo su fortuna”, afirma un exconvicto que lo conoció en Medellín, donde se refugió en el 2000 durante la guerra que enfrentó a los carteles de Cali y del Norte del Valle, cuando se declaró neutral pues cobraba deudas para narcotraficantes de ambos bandos, como Víctor Patiño o Wílber Varela.Orlando no era un hombre de excesos. Sin embargo, en el 2005, cuando por fin pudo regresar a Cali, organizó una fiesta de varios días en una de sus fincas cerca al lago Calima. “Le gustaban las modelos famosas, el wiski de finas marcas y la rumba en Bogotá”, dijo uno de los agentes que ayer lo capturaron.Al regreso el ‘Negro Orlando’ se encontró con que el panorama en el bajo mundo había cambiado drásticamente en los cinco años que se ausentó de la región.Así fue como terminó ofreciendo sus ‘servicios de seguridad y cobranza’ a un narcotraficante con mucho más poder conocido con el alias de 06.“Se convirtió en su brazo armado”, confirma un detective de la Sijín. Las autoridades sospechan de la participación del ‘Negro Orlando’ en varios asesinatos, entre ellos el de Bernardo Pinzón, un testaferro de alias Chupeta, que fue asesinado en 2008 por sicarios en Madrid.Finalmente, tras la entrega de ‘06’ a las autoridades se desató una purga entre sus lugartenientes, por lo que Orlando se va a Medellín y pide protección de ‘Valenciano’, el jefe de la Oficina de Envigado.Luego, hace parte de una reunión con los hermanos Geovanni y Juan de Dios Úsuga, quienes son los fundadores de la banda criminal ‘Los Urabeños’, la cual, según una versión no confirmada por las autoridades, se montó gracias al aporte de US $20 millones que habría entregado el antiguo capo del cartel de Cali, Víctor Patiño Fómeque. Al ‘Negro Orlando’ le asignaron imponer el domino de esta Bacrim a sangre y fuego en Buenaventura.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad