"Queremos solucionar la situación militar de todos los ciudadanos": Ejército

Agosto 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El coronel Juan Carlos Bermeo fue liberado en la ‘Operación Jaque’, luego de más de nueve años de secuestro.

El Comandante de la Zona Tres de Reclutamiento del Ejército informó que en Valle, Cauca y Nariño se requieren 1.772 soldados.

El próximo 15 de septiembre se vence el plazo para la incorporación de soldados regulares al Ejército Nacional. Es decir, jóvenes que no han terminado el bachillerato y deben prestar un servicio de 18 meses. El coronel Juan Carlos Bermeo, comandante de la Zona Tres de Reclutamiento del Ejército en Cali, informó que en Valle, Cauca y Nariño se requieren 1.772 ciudadanos para conformar el sexto contingente de la institución.¿Cómo va el proceso de incorporación?Hasta ahora estamos haciendo la preselección de los muchachos. Necesitamos un potencial de 1.772 soldados regulares en toda la jurisdicción (Valle, Cauca y Nariño) y hasta ahora tenemos 465 jóvenes, que ya se realizaron los tres exámenes médicos necesarios y resultaron aptos para prestar el servicio militar.¿Cuáles son los pasos que debe seguir un joven para ingresar al Ejército?El primer paso es inscribirse. Todo ciudadano mayor de 18 años o próximo a cumplirlos tiene la obligación de inscribirse porque si no lo hace, debe pagar una multa correspondiente al 20% de un salario mínimo, es decir, unos $117.000. Nosotros vamos a los colegios e inscribimos a los ciudadanos que están terminando el bachillerato. Sin embargo, con los muchachos que no están estudiando nos queda más difícil y por eso recurrimos a los medios de comunicación, para invitarlos a que se acerquen al Ejército y así no tengan que pagar la multa. Si se presentan y no son aptos, los jóvenes solo tienen que pagar la cuota de compensación militar, que por decreto es de $89.000.¿Y qué pasa si los jóvenes ya están en la universidad?A todos se les respeta que estén estudiando y obviamente se les dan garantías porque no hay que truncarle la vida a nadie. Entonces, a los que resultan aptos y están en la universidad, se les soluciona su situación a partir del quinto semestre. ¿Qué problemas han tenido para la incorporación de jóvenes en Cali, específicamente? Es una lástima para nosotros, pero en Cali hay un gran número de jóvenes que no son aptos. Debido a la situación de violencia que enfrenta la ciudad, muchos muchachos pertenecen a pandillas y a bandas criminales, entonces psicológicamente no pueden ingresar.¿Qué va a pasar con los remisos?A partir del 18 de septiembre, iniciamos las juntas de remisos. En Valle, Cauca y Nariño tenemos 8.000 ciudadanos remisos, que tienen que pagar dos salarios mínimos por año. Entonces, la campaña es invitar a todos estos ciudadanos porque a medida que pasa el tiempo, se les incrementa el precio y va a llegar un momento en el que les resulte imposible obtener la libreta militar.¿Los jóvenes aún no comprenden la importancia de tener la libreta militar?El servicio militar es obligatorio en Colombia y la libreta es indispensable para acceder al empleo y para los jóvenes que van a terminar la universidad. Precisamente, por estos últimos yo estoy haciendo una campaña en todas las universidades, pues los muchachos dejan pasar el tiempo y cuando ya se van a graduar, se acuerdan de que necesitan la libreta. Por eso, estamos revisando cada caso. Mi misión es solucionarle la situación militar al mayor número de ciudadanos.¿Qué están haciendo para controlar a los tramitadores?Estamos en la lucha contra eso. Es desafortunado ver casos de personas que, por sus ingresos, solo deben pagar $89.000 y los tramitadores les están cobrando una cantidad de plata. Por eso, los invitamos a que denuncien. Nosotros no tenemos a nadie afuera de las instalaciones del Ejército que esté autorizado para solucionar una situación militar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad