¿Qué tan vigente está el legado político de Luis Carlos Galán?

Agosto 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá
¿Qué tan vigente está  el legado político de Luis Carlos Galán?

El magnicidio de Luis Carlos Galán se registró el 18 de agosto de 1989, durante un mitín político en Soacha, Cundinamarca.

Sectores dicen que los problemas que atacó el candidato aún persisten, incluso que hoy, 25 años después de su muerte, son más graves.

Al cumplirse hoy los 25 años del asesinato del candidato presidencial, Luis Carlos Galán, surge el interrogante sobre si su legado político aún se mantiene vigente o solamente quedó relegado a los anales de la historia.Durante toda su vida política, Galán buscó un mejor país, y se fue en contra todos los flagelos de la sociedad como el narcotráfico, la guerrilla, la corrupción y buscó la limpieza de la política.Fue un incansable luchador contra el crimen y promotor de la extradición de los narcotraficantes, esfuerzos que le costaron la vida cuando se convirtió en blanco de los carteles de la droga, incluso, con apoyo de paramilitares y de sectores de la clase política tradicional.De hecho, su hijo, el hoy senador Carlos Fernando Galán, dijo recientemente que su padre “cumplió un rol importante en Colombia y siempre aseguraba que los cambios en la sociedad estaban en la conciencia”.Sin embargo, los problemas del país persisten, incluso más graves, lo que a juicio de quienes lo acompañaron en su recorrido político, su legado está más vigente que nunca.El exsenador Juan Lozano, quien compartió con el político y fue su secretario privado, aseguró que “Galán seguirá siendo eternamente un faro para la política colombiana” y explicó que “sus ideas y sueños tienen mucha vigencia porque no se han podido conquistar esas soluciones que él siempre buscó”.Por su parte, el exfiscal General Alfonso Valdivieso aseguró que “el ideario y pensamiento de Galán marcaron el camino del Nuevo Liberalismo y hoy tienen una vigencia impresionante porque se trató del ideario de un líder y no un caudillo”.Por esta razón, Valdivieso consideró que “este legado es el patrimonio del país, no de un partido político, ya que cuando Galán disolvió el Nuevo Liberalismo su plataforma pasó a ser del pueblo”.Una óptica diferente la dio el exdirector del Instituto Distrital de Turismo, Luis Fernando Rosas, quien aseguró que el legado de Galán “se quedó solo en su familia y no se ha abierto a otros horizontes”.Sustentó lo anterior cuando argumentó que “los medios de comunicación le dan pasto a sus hijos y los que iniciamos el Nuevo Liberalismo con todo su proyecto político quedamos sepultados”.Recordó que Galán luchó contra el nepotismo, pero quienes debieron llevar su legado no lo hicieron y anotó que “el expresidente César Gaviria cumplió el legado mientras estuvo en la jefatura de Estado, pero hoy se ha dedicado a promocionar a su hijo Simón y ese nepotismo fue el que quiso erradicar Galán de la política”.Al referirse al Nuevo Liberalismo, Rosas dijo que los principios de este partido no son reconocidos “históricamente porque hoy solo existen intereses centralistas muy en contravía de lo que promulgaba Galán”.Sin embargo, el exfiscal Valdivieso llamó la atención sobre el legado, del que insistió mantiene su vigencia. Pone como ejemplo “la necesidad inaplazable de dignificar la política, pero esta es hoy más corrupta y compra votos. Es más corrupta que hace 25 años” y recordó que Galán decía que la compra de votos “era una forma de esclavizar a los colombianos”.Coincidió con esta apreciación el exsenador Lozano, quien aseguró que todos los problemas por los que luchó Galán están vigentes, incluso, más graves que antes.A pesar de la visión que tienen quienes estuvieron cerca de Galán, se dice que el ideario partidista y político de Galán terminó fragmentado en diversas colectividades, ya que una parte quedó en el Partido Liberal, donde milita su hijo Juan Manuel; otro segmento aterrizó en el Partido Cambio Radical donde está su otro hijo Carlos Fernando y unos seguidores suyos, como el hoy vicepresidente Germán Vargas Lleras.No obstante, algunos reconocen que estos principios no se consolidaron, como lo recordó el exfiscal Valdivieso, quien reconoció que “este ideario como partido no se ha consolidado, pero algo quedó en algunas colectividades como Cambio Radical y el Partido Liberal”.Sobre este aspecto, el exsenador Lozano intervino e insistió en que este ideario “es un patrimonio colectivo” y recordó que su legado está en manos de sus hijos “porque es importante la presencia que ellos tienen en la política colombiana”.De hecho, Juan Manuel Galán, en reciente entrevista con Blu Radio, dijo que él se decidió por la política cuando asesinaron a su padre, porque consideró que por este camino iba a hacer un homenaje a su progenitor y que la lucha que él libró no iba a ser en vano.La extradición, punto de controversiaGalán siempre defendió la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos. De hecho, los denominados extraditables del Cartel de Medellín, en cabeza de Pablo Escobar, adoptaron un eslogan: “Preferimos una tumba en Colombia que una cárcel en Estados Unidos”.Bajo este precepto terminaron por asesinar al líder político una noche del 18 de agosto de 1989 en la tarima dispuesta en el municipio de Soacha (Cundinamarca).Sin embargo, el exsenador Lozano recordó que “la paradoja está en que Galán luchó por la extradición y lo asesinaron. Luego vino la séptima papeleta y la Constituyente, pero los constituyentes la eliminaron. Ese fue el homenaje”.“Luego la revivieron, pero se degrada porque los que son extraditados pagan muy poco tiempo de cárcel y hoy vemos que los narcotraficantes, cuando son extraditados, se van sonriendo para Estados Unidos”, aseguró Lozano.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad