¿Qué tan golpeadas se encuentran las Farc actualmente?

Marzo 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué tan golpeadas se encuentran las Farc actualmente?

57 guerrilleros murieron en Valle, Nariño y Cauca en el 2012. Hasta el 14 de marzo de este año el número de insurgentes muertos en combate era de 13 en esta región.

Esta semana, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que a las Farc le quedan 7.800 hombres en armas. ¿Cuál es la realidad de la guerrilla detrás de esa cifra?

Justo en medio de los diálogos de paz que el Gobierno de Colombia adelanta con la guerrilla de las Farc en Cuba, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que ese grupo insurgente cuenta hoy con solo 7.850 hombres en armas. Este sería, entonces, el número más bajo de miembros que ha tenido en su historia reciente la guerrilla más antigua del continente, que para 2001, según datos del Ministerio de Defensa Nacional, llegó a contar con 20.000 hombres a en sus filas.El anuncio del Presidente deja abierta la posibilidad de hacer varias preguntas. ¿Están las Farc debilitadas?, ¿es posible una derrota por la vía militar?, ¿Cuál es la fortaleza de esta guerrilla de menos hombres?Una guerrilla distintaPara el investigador de violencia Fernelly Domínguez las Farc sí se encuentran debilitadas pero, el pronóstico que hizo el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, de que Colombia estaba próxima a atestiguar el fin del fin de la guerrilla, todavía está por verse.Para Domínguez las Farc de hoy han cambiado, mutando a un grupo insurgente mucho más básico. Más parecido a lo que fueron en los primeros años de violencia guerrillera en el país. Cada vez menos parecidas a las Farc que podían atacar con enorme capacidad destructiva poblaciones enteras por días, realizar secuestros masivos e, incluso, minar la confianza y el poderío de las autoridades con tomas a bases militares y hostigamientos permanentes a soldados y policías.“La guerrilla del 2013 está replegada, ya casi no hay zonas donde manden sin réplica del Estado. No tienen capacidad de mover frentes de 100 hombres, han tenido que volver a la guerra de guerrillas, de escuadras de máximo diez personas que se apoyan en los explosivos para demostrar poder militar”.Domínguez cree que la modernización de las Fuerzas Armadas iniciada con recursos del Gobierno de Estados Unidos y canalizados a este país a través del Plan Colombia, fueron determinantes para llegar al número de guerrilleros que hoy existe en Colombia.Un antiguo miembro de la guerrilla asegura que los avances tecnológicos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea fueron, en gran medida, los motivos de que las Farc perdieran capacidad militar de combate. Asegura que muchos guerrilleros están aterrorizados con sobrevuelos de aviones fantasmas y que eso ha motivado desmovilizaciones. “Da miedo saber que bombardearon incluso los bunker del ‘Mono Jojoy’. Si pudieron hacer eso, cuando él estaba bajo tierra, imagínese lo que le hacen a los que están en campamentos por ahí en la selva”, explica el desmovilizado. Y añade que él cree que hay desmoralización y pérdida de identidad ideológica en un alto porcentaje de los guerrilleros de las Farc y que eso ha provocado rendiciones ante las autoridades.De acuerdo con datos del Ministerio de la Defensa, entre febrero del 2012 y febrero del 2013, 979 guerrilleros dejaron sus armas y se entregaron a las autoridades en todo el país. De esos desmovilizados, un 26% (254) eran hombres que llevaban más de diez años en la organización insurgente.Sin embargo, ese antiguo guerrillero coincide en que el final de la guerrilla no está tan cerca. Sostiene que al menos un 50% de los 7.850 miembros de esa guerrilla están en el suroriente del país, especialmente en los departamentos de Caquetá y Guaviare. Allí, según él, el narcotráfico es la principal financiación de las Farc.El estratégico suroccidenteDe acuerdo con datos entregados por la Tercera División del Ejército, en zonas del suroccidente del país como Valle, Cauca, Nariño y Chocó siguen siendo vitales para la guerrilla.Según un informe que describe el estado actual del conflicto armado en el país realizado por la corporación Nuevo Arco Iris la pérdida de presencia de las Farc en Cundinamarca, norte del Tolima, Boyacá y Santander hizo del suroccidente un objetivo prioritario.Para León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, si bien las Farc ya no tienen ilusión de triunfo y no están cercanas a Bogotá, sí son “otro tipo de Farc: ya la capital no es Bogotá para ellos, sino que la capital es Cali, y sus fuerzas van más hacia Cali. Se orientan más hacia esa ciudad que hacia Bogotá”.Fuentes de inteligencia aseguran que en esta región del país hay al menos 1.070 guerrilleros divididos entre Valle (400), Cauca (450) y Nariño (220). En el Valle del Cauca, Jamundí es, según el ex guerrillero, un sector de alta presencia guerrillera por su condición de zona fronteriza entre Valle y Cauca y por su cercanía con Cali.“Cali es muy importante porque allí hay negocios grandes, se pueden mover grandes cantidades de dinero y, además, las extorsiones son mucho más productivas porque hay grandes industrias”.Y aunque el narcotráfico sigue siendo la principal fuente de financiación de los guerrilleros, la extorsión y microextorsión se ha convertido en una opción bastante rentable. Esto, en parte, porque durante el año pasado le fueron destruídos 243 laboratorios en el Valle.La columna móvil Gabriel Galvis, que en este momento podría contar con 70 hombres, de acuerdo con datos entregados por la Brigada Móvil 28 del Ejército, es la que más vacunas cobra a campesinos y agricultores, especialmente en zona del Cauca.Un miembro del Ejército explica que eso se debe a que puntos históricos de control guerrillero como Monterredondo, en Miranda. La fuente del Ejército explica que se han cortado rutas de salida al Pacífico que eran usadas para movilizar drogas. Además, en los últimos meses se han destruido varios cristalizaderos, lo que afectó las finanzas de las Farc. Asimismo, los secuestros con fines extorsivos se han disminuido en 14% en todo el país.Sin embargo, la nueva forma en la que la guerrilla se está financiando es la minería ilegal. La extracción de oro y el cobro de vacunas a empresas excavadoras se ha convertido en un modo de adquirir armas, víveres, municiones y material de guerra.Los explosivos son una de las mayores inversiones que estarían haciendo las Farc, ya que de esta manera escuadras muy pequeñas de hombres pueden realizar ataques a larga distancia, sin necesidad de mayor infraestructura o riesgo de captura.La estrategia de sembrar minas antipersona también sigue siendo muy empleada en el suroccidente, especialmente de municipios del norte del Cauca. Desde 2011 soldados de la Fuerza de Tarea Apolo han desactivado 3.500 de estos artefactos allí.Finalmente, las autoridades coinciden en que la fortaleza de esta guerrilla hoy por hoy son las llamadas Redes de Apoyo al Terrorismo, conformadas por habitantes de municipios con influencia guerrillera, que prestan apoyo logístico como guardar armas en casas, lanzar tatucos, traslado de víveres e incluso inteligencia para advertir de presencia de Policía o Ejército.Así, el panorama de las Farc es incierto. Aunque mermadas, la verdad es que tanto analistas como autoridades coinciden en que siguen activas y pueden hacer daño.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad