¿Qué tan creíbles son las cifras sobre homicidios en Cali?

Julio 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El balance de asesinatos en el primer semestre de este año fue otra vez cuestionado por diferentes sectores de la ciudad. Conozca cómo se cuentan las cifras de muertes violentas en la capital del Valle.

Luego de que el exsecretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, entregara, hace dos semanas, el balance de homicidios del primer semestre de este año, en el que hubo una reducción del 27 % de asesinatos, en comparación con el mismo lapso del año pasado, revivió la eterna discusión sobre cómo se cuentan los asesinatos en la capital del Valle.Por un lado está el Observatorio Social de la Arquidiócesis de Cali, líderes comunales, analistas, entre otras personas, que dicen que aún existen dudas sobre la metodología para contar las cifras de homicidios en la capital del Valle. Y por el otro está el Observatorio Social de la Alcaldía de Cali, pionero a nivel nacional en análisis epidemiológico de la violencia, que defiende cada balance que entrega sobre la criminalidad en la ciudad.Pero más allá de esos cuestionamientos entre una entidad y otra, un interrogante que se hacen los caleños es ¿cómo se cuentan las cifras de homicidios en Cali? El exsecretario Holguín explica que existe un comité donde participan todos los organismos de seguridad, inteligencia, justicia y derechos humanos -como la Policía, Sijín, Fiscalía, CTI, Ejército, Fuerza Aérea, Tránsito, Medicina Legal, Cisalva y Personería- donde se verifican, desde la óptica de cada uno, las muertes violentas y se hace una conciliación de los datos.El comité se reúne todos los martes de 8:00 a.m. a 12:00 p.m. y cada parte entrega sus datos de las muertes violentas en la semana, con la respectiva descripción de los móviles y clasificadas, según el estándar internacional, por asesinatos, suicidios, muertes por accidentes de tránsito u otros.Arabella Rodríguez, coordinadora del Observatorio Social de Cali, dice que en especial en el tema de homicidios, se trabaja con los boletines diarios que genera la Policía, en los que se registran los datos personales de las víctimas, así como el barrio y la comuna donde fueron los hechos. “Con esta información recolectada y la que aportan los otros miembros del comité se generan los registros semanales, que son los que luego se presentan en los consejos de seguridad de todos los jueves y en los balances trimestrales y semestrales de la Alcaldía de Cali”, indica la coordinadora del Observatorio Social.Los críticos de esta metodología señalan, como ejemplo para sustentar sus dudas, que hace dos semanas, cuando se entregó el balance de homicidios de los primeros seis meses de este año, se presentó una variación en las cifras entregadas el año pasado y este, en los asesinatos ocurridos los primeros seis meses del 2013. >/strong>De acuerdo a la información publicada a mediados del año pasado en la página web de la Alcaldía de Cali, entre enero y junio del 2013 se presentaron 954 homicidios en la ciudad. Pero al revisar las cifras entregadas el pasado 7 de julio por el exsecretario Holguín se lee que en el primer semestre del 2013 se registraron 1002 asesinatos. Arabella Rodríguez, sin embargo, señala que esta diferencia de 48 casos se debe a que con el pasar de los meses se hacen consolidaciones de las cifras y se conocen casos de personas que inicialmente se cuentan como heridas, pero fallecen tiempo después y si el móvil de la lesión fue intento de homicidio, se suma al balance que un principio se tenía.Esto, de alguna manera, responde a las críticas que se dieron en diferentes sectores tras conocer el reciente balance de homicidios. Otras discusiones y formas de contar La directora de Derechos Humanos de la Personeria Cali, Paula Arbeláez, dice que si bien la entidad hace parte del comité, cada órgano trabaja desde su especialidad.“A partir de esta lectura y de conocer las cifras de homicidios en la ciudad, empezamos a realizar investigaciones para saber cuántas de esas muertes corresponden a menores de edad, a mujeres, las causas, lo que implica para la sociedad. Esas caracterizaciones arrojan inconsistencias en las cifras de un lado y otro y además generan debate en cuanto a que se está yendo más allá de unos números y se está dando más contexto”, expresa Arbeláez.A su vez, el Observatorio Social de la Arquidiócesis de Cali en varias oportunidades ha hecho llamados a la Alcaldía y a la Policía para que entreguen cifras claras y oportunas sobre los homicidios que ocurren en la ciudad, ya que aseguran que de un tiempo para acá se ha vuelto muy difícil acceder a esa información.Jesús Darío González, coordinador del Observatorio de la Arquidiócesis, dice que a la hora de realizar balances de homicidios, que resultan ser asuntos de preocupación ciudadana, ninguna de las entidades que asisten al mencionado comité se atreve a dar una cifra porque no están autorizados por los responsables de dar los datos finales.“Y cuando el Secretario de Gobierno sale a dar balances se presentan confusiones en los números, como sucedió en la pasada celebración del Día de la Madre, cuando primero se habló de una cifra y luego de otra, pese a que después argumentaron que faltaba la consolidación”, expresó González, quien añadió que además no se están publicando a tiempo los informes en la página web de la Alcaldía y cuando se publican se hace de manera muy general y sin muchos datos.En la página de la Alcaldía, actualmente, solo se encuentran los informes de los hechos de violencia y criminalidad desde el 2010 hasta el 2013 y en la mayoría hay información muy general. Al respecto, en la misma Alcaldía aclaran que no se ha vuelto a publicar información con el contexto adecuado, como los barrios más violentos, porque eso generó estigmatización para ciertas personas. Y además porque se trabaja en un mejoramiento de la plataforma tecnológica y la sistematización con la que se cuenta. Sin embargo, una fuente de la Secretaría de Gobierno reveló que aunque en muchos casos los informes se hacen completos en el Observatorio, una vez llegan a esta entidad, la información debe ser revisada, por lo que se le editan partes. Si se comparan las publicaciones actuales del Observatorio Social de la Alcaldía, estas ya no tienen la información y los análisis completos. En otros tiempos, se analizaba desde los asesinatos de mujeres y menores de edad, comparados con años anteriores; se publicaban radiografías de las pandillas y cifras de delitos como los hurtos. Pero estos análisis ya no aparecen en el Observatorio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad