¿Qué tan cerca está un proceso de paz con las Farc después de las liberaciones?

Abril 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
¿Qué tan cerca está un proceso de paz con las Farc después de las liberaciones?

Los familiares de más de tres mil civiles que están secuestrados le piden al Gobierno Nacional que no olvide sus seres queridos.

Analistas del conflicto sostienen que el regreso de los secuestrados pone el balón en la cancha del Gobierno. Pero es claro que aún falta alinear muchos 'planetas' para pensar en un diálogo con la guerrilla.

Con la liberación de los 10 policías y militares secuestrados en poder de la guerrilla de las Farc, se cumple uno de los principales requisitos por parte de la sociedad colombiana y el Gobierno para comenzar a pensar en la posibilidad de llegar a diálogos de paz con ese grupo armado.El presidente Juan Manuel Santos dijo desde el inicio de su Gobierno que mientras no liberen a los secuestrados, se sigan cometiendo actos terroristas y no devuelvan a los niños reclutados a la fuerza, el Gobierno seguirá enfrentando a todos los violentos con todo lo que esté a su alcance.Y fue el mensaje que ratificó ayer, en su pronunciamiento oficial después de las liberaciones: "Este es un paso en la dirección correcta, pero no es suficiente". Pero, más allá del discurso oficial, es un hecho que la liberación de los últimos denominados 'canjeables' abre un nuevo escenario para volver a mencionar la palabra diálogo.“La entrega de los diez secuestrados abre una puerta para una negociación. Las Farc no tardarán en enviar un comunicado para recordar que ya hicieron un gesto y ahora el balón no está del lado de ellos. Para mí la respuesta del Gobierno debería ser jugar a la paz”, declaró Ariel Ávila, investigador de la Corporación Nuevo Arco Iris. Y es que en febrero de este año las Farc, además de confirmar la liberación de los diez uniformados, anunciaron el “fin de la práctica del secuestro”, gesto que para muchos sectores es una muestra clara de querer negociar.En ese sentido, Camilo Gómez, ex comisionado de paz, insistió en que hoy hay condiciones más favorables para un diálogo y por eso pidió no tenerle miedo a una negociación con la guerrilla.“Durante 50 años hemos seguido el camino de solo guerra y al final de eso está la paz. Podemos tenerla más rápido con un camino negociado o más lenta y costosa si mantenemos el ritmo de la guerra”, indicó.Pero, por otro lado, los expertos en seguridad también sostienen que aún hay muchos temas pendientes para hablar de paz en el país, entre ellos el de la desaparición forzada. “Lo relacionado con la libertad no solo tiene que ver con el secuestro, sino con la desaparición forzada y el país requiere claridad en ese tema”, manifestó Camilo González Posso, director de la Fundación Indepaz. Al respecto, ayer la ex senadora Piedad Córdoba aseguró que Colombianos y Colombianas por la Paz trabajarán por los desaparecidos en el país. “Estén vivos o no, vamos a luchar por ellos”, señaló. A esos temas pendientes se suma otra realidad latente, y es que la paz no sólo dependerá de la voluntad de las partes, sino también de que haya un ambiente político apropiado para lograrla. Y, al menos por ahora, el clima político no parece ser el más adecuado. La suerte del proyecto de marco legal para la paz depende de cómo evolucione la coalición de Gobierno, cada vez más resquebrajada por el distanciamiento entre Santos y el ex presidente Álvaro Uribe, y las profundas diferencias ideológicas que ambos tienen frente a una posible negociación con la guerrilla.Ayer mismo, en el momento en que se daban las liberaciones, Uribe lanzó a través de su cuenta de twitter un mensaje que ratifica esa distancia: "El corazón solidario con secuestrados y familias y la razón con rechazo al terrorismo secuestrador".Todo lo anterior sin olvidar que, al menos por ahora, el rechazo que existe entre la opinión pública colombiana a una nueva negociación con la guerrilla puede ser determinante para un Juan Manuel Santos que muy seguramente aspira a la reelección.“Iniciar un proceso de paz es un riesgo y una pelea que no creo que Santos esté dispuesto a dar ahora. Yo creo el diálogo se logrará en su último año de Gobierno, sobre todo porque hay que preparar a la sociedad colombiana”, declaró al respecto Ávila. Según el investigador, es probable que en los próximos dos años el Gobierno establezca preacuerdos por debajo de la mesa y luego se hará pública una decisión.Ese mensaje también quedó claro en la posición que expresó ayer el Presidente de la República , cuando señaló enfáticamente que "en el momento en que el Gobierno considere que existen las condiciones y las garantías para el fin del conflicto, el país lo sabrá".“El deseo de paz no puede confundirse con el afán por una paz a medias. Hay que asegurar las condiciones para que sea verdaderamente integral”, indicó Roy Barreras, presidente de la Comisión de Paz del Senado.Por su parte, el ex presidente Andrés Pastrana recomienda total “hermetismo” e incluso asegura que el proceso debería iniciar en un lugar fuera del país, para no tener zonas de distensión como el Caguán.Con todo, lo único claro es que si el país quiere caminar hacia un nuevo proceso de diálogo con el fin de buscar la paz, se impone la necesidad de actuar con cautela y no crear falsas expectativas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad