¿Qué hay detrás del salvaje ataque del ELN contra militares?

Octubre 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País / Colprensa
¿Qué hay detrás del salvaje ataque del ELN contra militares?

El asesinato de 12 militares a manos del ELN en Boyacá, no sólo coincidió con la época electoral sino que empató con rumores acerca de que se oficializaría la instalación de una mesa de diálogo con esa guerrilla.

El asesinato de 12 militares a manos del ELN en una emboscada en Güicán (Boyacá), donde además resultaron heridos otros tres uniformados y dos fueron secuestrados, no sólo coincidió con la época postelectoral, sino que empató con rumores acerca de que la semana que sigue se oficializaría la instalación de una mesa de diálogo entre ese grupo armado ilegal y el Gobierno Nacional. 

Este hecho removió los recuerdos de mediados de abril cuando la guerrilla de las Farc (en medio de los diálogos de paz) asesinó a 11 militares en Cauca, y poco después de varios ataques a la infraestructura petrolera.

Con este antecedente algunos analistas sostienen  que el caso de Güicán puede ser  la manera en la que el ELN quiere llegar a la mesa de diálogos demostrando poder militar y dominio territorial. 

Para el coronel (r) Carlos Alfonso Velásquez “esta no es una muestra de fuerza, pero sí una manera tardía del ELN querer emular a la guerrilla de las Farc”. Y es que para este analista el proceso de paz con las Farc se destrabó luego de los hechos de violencia en Cauca y tras la voladura de varios oleoductos. 

Un criterio distinto tiene Germán Sahid, docente de la facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, para quien “toda acción militar tiene resultados políticos”. Para este experto, el hecho de Güicán es una clara estrategia del ELN para fortalecerse y motivar unos diálogos con el Ejecutivo y una “clara manera de mostrar la debilidad del Gobierno y de mostrar que el Estado no tiene la capacidad de controlar ciertas zonas del territorio nacional”.

Por otro lado, medios de comunicación bogotanos  informaron anoche que a pesar del ataque, los acercamientos entre el Gobierno y altos mandos del ELN con el fin de iniciar un proceso de negociación no se han perturbado y que es posible que los diálogos se inicien en enero de 2016. La versión, no obstante, no fue confirmada por el Gobierno colombiano.   

El fiscal General, Eduardo Montealegre Lynett, junto al equipo técnico de Springer Consulting, presentaron ayer en Washington D.C ante el Diálogo Interamericano los resultados de una macroinvestigación realizada sobre crímenes de guerra y lesa humanidad atribuidos al ELN. El informe señala que los ataques contra el oleoducto Caño Limón – Coveñas se constituyen en la mayor catástrofe ambiental producida por derrame de petróleo en el mundo. De acuerdo con las estadísticas presentadas, en 28 años el ELN ha realizado  1.317 atentados contra ese  oleoducto equivalentes a uno semana, con daños económicos de $42 mil millones de dólares.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad