¿Qué hay detrás de las acusaciones de exparamilitares a Luis Carlos Restrepo?

¿Qué hay detrás de las acusaciones de exparamilitares a Luis Carlos Restrepo?

Febrero 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
¿Qué hay detrás de las acusaciones de exparamilitares a Luis Carlos Restrepo?

Esta es la imagen en la que alias ‘Biófilo’, supuesto comandante del Bloque ‘Cacica Gaitana’, se desmoviliza ante el ex comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo

Declaraciones de los exjefes de las autodefensas aseguraron, entre otras cosas, que ex Alto Comisionado Nacional de Paz Analistas opinan.

Distintas lecturas tienen los analistas del conflicto armado acerca de las acusaciones de tres reconocidos ex jefes paramilitares en contra del ex Alto Comisionado Nacional de Paz Luis Carlos Restrepo. Dichas acusaciones apuntan a que el ex funcionario les habría ordenado “eliminar” a guerrilleros y paramilitares que no estuvieran de acuerdo con el proceso de desmovilización, así como no llevar a ese proceso a menores de edad que estuvieran incorporados a sus filas. La carta contra Restrepo, divulgada por el portal Semana.com, está firmada desde el Centro de Detención Federal, ubicado en Miami, Estados Unidos, por los ex jefes paramilitares Carlos Mario Jiménez, alias 'Macaco'; Diego Fernando Murillo, alias 'Don Berna' y Javier Zuluaga Lindo, alias 'Gordo Lindo'. Para el abogado Alirio Uribe, del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, “da la sensación de que el proceso de desmovilización de los paramilitares fue espurio” por las denuncias que se hacen contra el ex Comisionado. “Frente al tema de los niños que no se desmovilizaron, por ejemplo, se han escuchado múltiples denuncias sobre ese particular, y que tiene que ser investigadas y esclarecidas”, sostiene el jurista. En ese sentido, agrega que no se puede decir que la carta de los tres paramilitares extraditados tenga la “verdad absoluta”. “Lo que creemos es que la Fiscalía debe hacer una investigación de lo que pasó con los paramilitares. Lo que ha salido a la luz pública es sólo la punta del iceberg, que compromete la responsabilidad del Gobierno pasado y posiblemente del ex Comisionado”, señala. Al respecto, el fiscal de Justicia y Paz Édgar Carvajal recuerda que Salvatore Mancuso ha dicho en reiteradas ocasiones que los niños vinculados a las AUC “no se hicieron presentes en el proceso para no generar polémica”. Carvajal advierte que debido a la ley de Justicia y Paz se debe establecer si quienes firman la misiva están diciendo la verdad. “En caso de que no lo sea, ellos deben ser excluidos del proceso. Lo que pasa es que es la primera vez que se escuchan sindicaciones sobre una posible orden para que quienes no estuvieran de acuerdo con el proceso fueran eliminados”, agrega. Y para el representante a la Cámara y miembro de la Comisión de Paz del Congreso, Iván Cepeda, son muchas las denuncias que se han venido haciendo. “Lo nuevo es que aparezcan compiladas en una carta en la que tres poderosos jefes paramilitares coinciden en una lista de hechos muy graves”, asegura. El parlamentario afirma que los señalamientos apuntan a la manera como se intentó obstruir cualquier posibilidad de justicia, en referencia a lo que dicen ‘Macaco’, ‘Don Berna’ y ‘Gordolindo’ de que la idea del ex Comisionado Restrepo era que los 35 mil paramilitares se desmovilizaran en bloque para “hacer colapsar a la Fiscalía”. “Hace falta leer la carta para conocer la magnitud de las implicaciones, aquí se debe saber si era solo Restrepo el que actuaba motu propio, o si recibía órdenes directas del ex presidente Uribe. A mi no me cabe la menor duda de que los hechos señalados en esta carta nos se pudieron dar sin la voluntad expresa de quien conducía el Gobierno en ese momento”, reitera el representante. Cepeda les pidió a los organismos de investigación que se aclaren estos hechos pues recuerda que para tal fin las autoridades nacionales e internacionales deben tener el testimonio del ex Comisionado de Paz, de quien hace meses no se tiene noticia pese a que en su contra pesa una orden internacional de captura. Acusaciones políticasA su vez, el analista Jhon Marulanda considera que la carta de los jefes paramilitares tiene un fin netamente político, ya que el ex presidente Uribe está plena campaña electoral. “En ese contexto, la carta lo que quiere es bloquear desde ahora cualquier posibilidad electoral al ex Presidente. La mayoría de enemigos del gobierno Uribe han querido atacar sus banderas, una de ellas que fue la desmovilización de esos sujetos”, afirma. Cabe recordar que según la Ley de Justicia y Paz, los paramilitares que mientan en el proceso de verdad, justicia y reparación hacia las víctimas perderán los beneficios jurídicos que establece dicha norma. La respuesta de RestrepoEl ex Comisionado de Paz, quién al parecer se encuentra fuera del país y no ha comparecido ante la justicia colombiana pese a los múltiples requerimientos que tiene, se defendió por medio de una carta dirigida a la revista Semana y publicada en la cuenta de Twitter de Uribe Vélez. En su misiva, Restrepo asegura que se le está haciendo eco a una “demencial cadena de injurias” que los ex jefes paramilitares extraditados descargan en su contra. “No conozco la carta a la que hacen referencia, pero sigue la línea de otras tantas calumnias que estos personajes sueltan en coro para destruir mi honra, ya que no pudieron asesinarme”, dice. Y agrega que “para cualquier analista desprevenido es clara su intención: vengarse de mí, porque los convencí de entregar sus armas y de someterse a las leyes del Estado logrando lo que muchos consideraban imposible, que estos temibles criminales quedaran tras las rejas”. Según el ex Comisionado de Paz, él no los engañó ni les mintió. “Actué sin triquiñuelas -dice- frente a ellos con espíritu sereno y en franca lid, mi estrategia de negociación se impuso sobre la suya”, resalta. Restrepo sostiene que los paramilitares “conocen bien las debilidades de nuestra sociedad democrática y saben que el momento es propicio para atacarme. No sólo porque soy un hombre sin ningún poder económico o político, sino porque hago parte de ese grupo cercano de colaboradores del ex presidente Álvaro Uribe que algunos quieren silenciar y borrar de la historia de Colombia a toda costa”. Por último, insiste en que la medida de aseguramiento vigente contra él “fue obtenida de manera ilegal a partir de una tutela” interpuesta por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, “organización que de manera fraudulenta alegó ser víctima en el caso que se me sigue”. Concluye que ojalá la Corte Constitucional “se pronuncie pronto al respecto, restableciendo mi justo derecho a la

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad