¿Qué hay detrás de la escalada de las Farc en el suroccidente de Colombia?

Febrero 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra | Editora de Orden
¿Qué hay detrás de la escalada de las Farc en el suroccidente de Colombia?

Once personas murieron tras el atentado terrorista con una moto bomba en Tumaco, Nariño, el 1 de febrero del 2012.

Tanto para analistas consultados por El País como para fuentes de inteligencia policial y militar, los dos atentados cometidos entre el miércoles y jueves en Tumaco y Villa Rica tienen el sello de las Farc.

Analistas explican las implicaciones de los atentados en Nariño y Cauca. “Preocupa que las Farc se están radicalizando para irse por el camino del terrorismo”, dice uno de ellos.Tanto para analistas consultados por El País como para fuentes de inteligencia policial y militar, los dos atentados cometidos entre el miércoles y jueves en el suroccidente del país tienen el sello de las Farc.Desde hace tres años el suroccidente colombiano se ha convertido en el epicentro de la guerra en el país. Los ataques que destruyeron las estaciones de Policía de Tumaco y Villa Rica hacen parte de una ofensiva que las Farc desplegaron en la zona para mostrarse vivas.Para Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, ningún otra organización criminal del país tiene la capacidad y el manejo de explosivos para cometer hechos como estos.“Pero lo que preocupa es que las Farc se están radicalizando, pasan de ataques como las emboscadas a caravanas militares o francotiradores, para irse por el camino del terrorismo, en el estricto significado de la palabra: cometer acciones sin distinción de la población civil para generar terror”, agregó el analista.El mes pasado, según un documento del Centro de Seguridad & Democracia de la Universidad Sergio Arboleda, fue el enero más violento de los últimos ocho años. La entidad indicó que se presentaron 45 incursiones de grupos ilegales.Y la mayoría de esos ataques han ocurrido en Valle, Cauca y Nariño. El analista de la Corporación Arco Iris, Ariel Ávila, asegura que ese aumento de los ataques guerrilleros viene desde hace tres años. “Esto no obedece a un fortalecimiento de la guerrilla o una retaliación por la muerte de su máximo jefe ‘Alfonso Cano’ en Cauca, las Farc intentan mostrar que se han recuperado. Y no es algo nuevo, en Tumaco el año pasado se presentaron 35 acciones armadas y desde hace cuatro años este puerto tiene un compleja situación de violencia’”, agregó.Este puerto del Pacífico, que limita con Ecuador, es un corredor estratégico de armas y drogas. ¿Alianza Farc-Rastrojos?Aunque la hipótesis manejada por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, de que el atentado en Tumaco fue cometido en una alianza entre las Farc y la banda criminal de ‘Los Rastrojos’, diferentes fuentes consultadas coinciden en decir que la banda criminal no estaría interesada en cometer acciones terroristas de este tipo.“Este ataque no ha sido ninguna alianza. Las versiones han sido diferentes, primero señalan al Frente 29, que no está en el casco urbano de Tumaco, luego hablan de un enfrentamiento entre la Columna Daniel Aldana y Los Rastrojos y después de una alianza. No es claro. Los Rastrojos no están interesados en enfrentarse al Estado”, explicó Ávila.Además, indica que “la alianza que hacen los grupos guerrilleros y las bandas criminales se dan por la conveniencia en los negocios de la droga”.Por su parte, Diego Arias, ex coordinador de la Comisión de Reparación del Valle, señala que estos ataques tienen el sello de las Farc. “Si bien se ha podido confirmar una alianza de las Farc con bandas criminales, en el Pacífico se ha visto que están enfrentadas con ‘Los Rastrojos’”.“Es un intento de mostrarse vivas, fuertes y con iniciativa. Quieren demostrar que a una negociación no llegan como vencidas. Pero los dos últimos ataques tienen un alto costo de víctimas de la población civil, lo que es repudiable”. Y agrega que “es evidente la capacidad de las Farc en el suroccidente, donde se encuentran en un plan de ofensiva”.Por otra parte, una fuente de inteligencia asegura que la razón de que las Farc hayan escogido Villa Rica, una población caucana que no ha sido afectada por la violencia, podría ser el aumento de los controles en los municipios como Santander de Quilichao, Toribío, Caloto y Caldono.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad