Propuesta de desarme en Cali no convence a diferentes sectores de la ciudad

Propuesta de desarme en Cali no convence a diferentes sectores de la ciudad

Septiembre 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Propuesta de la Alcaldía de cambiar armas por mercados sigue generando polémica. Los principales cuestionamientos frente a la iniciativa tienen que ver con la falta de claridad sobre cómo implementarla.

El plan de desarme ciudadano propuesto por la Alcaldía de Cali, que contempla cambiar armas por mercados y paquetes escolares, sigue sin convencer a diferentes sectores caleños.Los principales cuestionamientos frente a la iniciativa tienen que ver con la falta de claridad sobre cómo implementarla, pues hasta ayer, cinco días después de lanzada públicamente, apenas se había conformado un comité técnico interinstitucional que se encargará de evaluar el marco legal de la iniciativa."Es necesario que un equipo revise la posibilidad de recibir estas armas y ver la viabilidad del programa de desarme", dijo el comandante de la Policía Metropolitana, general Miguel Ángel Bojacá.No obstante, la directora del Instituto Cisalva, María Isabel Gutiérrez, manifestó no estar de acuerdo con la propuesta al considerarla improvisada y cuestionó el hecho de que Cisalva no haya sido invitado al consejo de seguridad del lunes pasado, donde se analizó la iniciativa. Lo mismo cuestionó el personero de Cali, Manuel Torres, quien dijo que tampoco fue convocado al consejo de seguridad."No pueden revisar lo que ya está revisado, ni pretender que con mercados y cuadernos las bandas criminales entreguen sus armas", expresó Torres. El Personero agregó que iniciativas como la de los mercados por armas se pueden trabajar con pandillas y menores delincuentes y dijo que: "Ya sabemos que lo que se necesita es un desarme efectivo con presencia de las autoridades en comunas como la 21, 13, 14 y 15, dónde se tienen identificadas bandas y ‘oficinas de cobro’ que son las que poseen armas de fuego de manera ilegal", dijo el Personero. Sin embargo, Carlos Rojas, quien reemplaza temporalmente al alcalde Jorge Iván Ospina, de comisión por Asia, sostuvo que la propuesta fue acogida por los asistentes al consejo de seguridad y será trabajada por el comité técnico que se encargará de diseñar su metodología.Es precisamente sobre este último aspecto que más se debate. Hay quienes consideran que un plan desarme para la ciudad es efectivo cuando se contemplan aspectos de fondo como el aumento de penas para quienes porten armas de fuego de manera ilegal. Para el director de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, general José Roberto León Riaño, si bien iniciativas preventivas como esta son buenas, ciudades como Cali requieren de modificaciones a la ley que eviten la salida de la cárcel de delincuentes capturados portando armas. “No conozco del todo la propuesta de la Alcaldía, pero considero que deben revisar todos los aspectos para su efectividad”, dijo el general Riaño. Cali es una de las ciudades donde más armas de fuego circulan en las calles. En lo que va de este año han sido decomisadas por la Policía 2.640, mientras que 1.359 adultos y 421 menores de edad han sido capturados con porte. A su vez, la Tercera Brigada del Ejército ha vendido 128 armas y ha negado 1.071 solicitudes para porte y tenencia. Sobre este último punto hay voces de rechazo. Luis Carlos Nicols, empresario caleño y quien porta su arma con salvoconducto, cuestionó el hecho de que en los planes desarme se “le quite el arma a la gente de bien, mientras los delincuentes andan armados”. El mismo Personero de Cali dijo que no estaría de acuerdo con que le prohibieran en porte de su arma de uso personal.Otras voces incómodasEl defensor del pueblo (e), Arley Cuervo, señaló que hay que aterrizar la iniciativa que lanzó el Alcalde (e), carlos Rojas. “Es muy complejo analizar una cosa que ni siquiera está en el papel. Todo lo que se haga para mejorar la seguridad en la ciudad está bien visto, pero el problema de la cantidad de armas que circulan en las calles radica en mercados ilícitos, mafias que deben ser combatidos de otras maneras”, precisó. Para el Defensor el tema de la violencia en Cali tiene un trasfondo social que requiere inversión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad