Proponen la creación de otro Bloque Vida para investigar los homicidios

Febrero 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co
Proponen la creación de otro Bloque Vida para investigar los homicidios

Las pruebas de balística es uno de los elementos que le sirve a los investigadores para demostrar la responsabilidad de una persona en un homicidio.

En un año este grupo élite ha resuelto 110 muertes violentas.

Era una noche tranquila del miércoles 27 de enero de 2010 en el barrio Potrero Grande, al oriente de Cali. Los vecinos del sector conversaban como lo hacían con frecuencia hasta a las 9:30 p.m. que alias Chontico irrumpió en la Carrera 26 C No. 121-69 y disparó contra Alejandra María Zuleta, Luz Ibargüen y Luz Stella Hinojosa. Las dos primeras fallecieron y la última quedó herida. Las víctimas venían reubicadas del jarillón del río Cauca en el barrio Alfonso López. Días después 'Chontico' fue identificado por unidades del CTI como presunto autor del ataque sicarial. Sin embargo, el delincuente murió al mes siguiente durante un enfrentamiento con miembros de una pandilla de Alfonso López. Los agentes del CTI pudieron establecer que 'Chontico' disparó contra las mujeres porque ellas fueron testigos de otro ataque perpetrado por ese hombre. Con la investigación de este doble crimen, el Bloque Vida comenzó hace un año a funcionar en Cali con la misión de resolver los asesinatos que "tengan futuro", es decir donde haya pistas que permitan la captura de los posibles autores materiales e intelectuales y así hacer justicia en la ciudad. Desde ese 1 de febrero de 2010 a la fecha este grupo élite de investigadores del CTI de la Fiscalía y de la Policía ha resuelto el 83% de un total de 110 casos de homicidios que han llegado hasta sus despachos. Además 107 personas han sido individualizadas como responsables de crímenes y se han solicitado 76 órdenes de captura. A raíz de los resultados positivos, en una reunión entre el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, la directora del CTI, Yaneth Rosero y el comandante de la Policía Metropolitana, general Miguel Ángel Bojacá, se planteó la necesidad de crear otro grupo élite de investigación de muertes violentas. “El Bloque Vida nace de la necesidad ciudadana que clama justicia a raíz de la problemática de los homicidios. Son casos conocidos por la URI que tienen vocación de futuro a corto plazo. Para resolverlos se requieren de testigos presenciales que quieran colaborar y de elementos probatorios”, explicó una fuente del CTI. En un año seis fueron incluidas en el Programa de Protección a Testigos de la Fiscalía. “Nosotros valoramos las versiones de los testigos, las lesiones que presentan las víctimas, analizamos los protocolos de necropsia y los dictámenes periciales que sean necesarios para la investigación judicial", agregó la fuente. Una vez fue inaugurado, el Bloque resolvía los crímenes en cinco días, pero ahora tardan quince días o un mes en razón de que reúnen elementos probatorios que sean más contundentes ante los jueces. Las entregas de las historias clínicas o los procedimientos en hospitales que demoran unos cinco días pueden retrasar un poco las labores. “Otra limitante que tenemos es cuando los detenidos están cedulados en ciudades fuera del Valle”, añadió la fuente. La investigación de los homicidios ha permitido la identificación de 18 bandas de delincuentes y sicarios en Potrero Grande, Manuela Beltrán, Marroquín, Mariano Ramos, Alfonso Bonilla Aragón, Petecuy, Laureano Gómez, El Retiro y Alto Nápoles.Un investigador resalta que tras la muerte de Johany Andrés Herrera, ocurrida el 13 de julio en la Carrera 26 P con Calle 88, en Alfonso Bonilla Aragón, no sólo se capturó a alias Jey, jefe de una banda delictiva, sino que se determinó que él tenía a su cargo a otros 20 delincuentes. De acuerdo con las pesquisas, la banda de ‘Jey’ está señalada de la ejecución de homicidios, atracos a transeúntes, hurtos a motoristas, expendio de drogas y comercio de armas. Por su parte, Doris Tejada, directora del Observatorio Social del Municipio, resaltó que el mayor impacto de este Bloque se observa en Potrero Grande, que en los últimos dos años ha sido una "bomba de tiempo", pues en ese barrio confluyen más de ocho grupos de pandillas y delincuentes que son los causantes de la violencia. La funcionaria aseguró que desde junio del año pasado a la fecha se nota una reducción en la criminalidad en Potrero Grande, gracias al accionar del Bloque. El líder comunitario de Potrero Grande Francisco Asprilla coincide con este punto de vista y sostiene que "mucha gente es consciente ahora de que van a ser capturados si cometen un homicidio. Eso ha ayudado para reducir las cifras y para que muchos se pierdan porque son buscados por las autoridades". La Directora del Observatorio Social del Municipio subrayó que el Bloque Vida es “una buena estrategia que está generando celeridad en los resultados, en la captura de los implicados”.Resaltó que facilita la articulación de la información entre los organismos de seguridad e investigación. “Anteriormente cada institución trabajaba por su lado, ahora el bloque mejora el flujo de la información entre las entidades”. De hecho, trabaja de la mano con Medicina Legal, la Registraduría, el Inpec, la Personería, el DAS, la Secretaría de Tránsito, la red hospitalaria pública y privada, Bienestar Familiar y las notarías. También resaltó su importancia en el sentido en que los despachos judiciales están congestionados con procesos y los funcionarios no pueden dedicarse de manera exclusiva a un caso, “entonces va quedando como uno más y eso genera impunidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad