Propietarios de bares en Cali siguen intranquilos por amenazas y extorsiones

Propietarios de bares en Cali siguen intranquilos por amenazas y extorsiones

Junio 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Propietarios de bares en Cali siguen intranquilos por amenazas y extorsiones

Con pasacalles y volantes, el Gaula hizo presencia para que propietarios de bares de la zona rosa de Cali no paguen extorsiones y denuncien estos hechos.

Propietarios de negocios nocturnos y empresas de eventos denuncian amenazas. Policía investiga casos.

Los propietarios de los establecimientos nocturnos y de las empresas que organizan eventos en Cali no están tranquilos. Así se lo hicieron saber este jueves a las autoridades durante una reunión en la que denunciaron que, desde hace meses, vienen siendo víctimas de intimidaciones y extorsiones. El hecho más reciente se presentó en la noche del sábado pasado en los bares de los alrededores de un centro comercial del sur de Cali, ubicado en la Calle 13 entre carreras 66 y 67. Hasta allí, según testigos, llegaron dos jóvenes que se movilizaban en motocicletas y repartieron varios panfletos firmados por la banda criminal los ‘Urabeños’, en los que se afirma que quienes sigan pagando vacunas a ‘Palustre’ y ‘Boliqueso’ (de los ‘Rastrojos’) “se convertirán en objetivo militar”. Esa misma noche, de acuerdo con la Asociación de Establecimientos Nocturnos de Diversión de Cali (Asonod), los panfletos fueron entregados no solo en los bares de dicho centro comercial, sino en varios de los establecimientos nocturnos ubicados en toda la Carrera 66, en el sur de la capital del Valle.Incluso, un investigador de la Policía afirmó que las extorsiones, que se hacen con panfletos o por teléfono a los dueños de los establecimientos nocturnos, tendrían un monto que supera los $150 mil, los días viernes, sábados y domingos.“La situación nos preocupa porque aunque el tema de las extorsiones a propietarios de bares y discotecas no es nuevo, en Cali no habíamos tenido desde hace años registro alguno de este tipo de intimidaciones. El año pasado y en lo corrido de este 2013 sí se han presentado las extorsiones, pero en el sector de la rumba de Menga (Yumbo)”, afirmó Alejandro Vásquez, presidente de Asonod.Y precisamente por los casos de Menga, dijo Vásquez, “le habíamos dicho a las autoridades que podría pasar en Cali, pero no se prestó atención a la situación en su momento”.Pero las amenazas no solo se estarían presentando con los dueños de los bares y discotecas de la ciudad, también con los propietarios de algunas empresas que organizan grandes eventos y fiestas en la capital del Valle. Asonod informó que seis personas están siendo extorsionadas, desde hace dos meses, cada vez que programan un gran espectáculo en la ciudad.“Me llamó un hombre varias veces diciendo que tenía que pagar $2.000.000 por una actividad iba a realizar, luego me dio unas indicaciones para hacer el pago. Se identificó como integrante de una banda criminal, sin dar ningún nombre”, relató un organizador de espectáculos de la ciudad.Esta persona contó que él no ha pagado nada de lo que le piden, pero afirma que otro conocido suyo, alguien del mismo negocio, sí pagó hace poco los $2.000.000. Al respecto, el comandante del Gaula Valle, coronel Javier Navarro, explicó que de las 129 denuncias por extorsión en lo corrido del año, no se tiene ninguna sobre amenazas a propietarios de los establecimientos de rumba y empresas de eventos en Cali. Sin embargo, el coronel Navarro explicó que el caso de los panfletos repartidos la semana pasado ya se está investigando y que por lo pronto se tiene la hipótesis de que no habría una disputa entre las bandas criminales por las extorsiones, sino que los responsables serían grupos de delincuencia común.Por eso, anoche se inició una campaña del Gaula por todo el sector de la Carrera 66, en el sur de Cali, para invitar a los propietarios y ayudantes de los establecimientos nocturnos a denunciar cualquier eventualidad como las conocidas recientemente. También, de acuerdo al oficial, se realizará un acompañamiento a los denunciantes y se investigará a fondo los casos para dar con los responsables. Asimismo, el general Fabio Alejandro Castañeda, comandante de la Policía Cali, dijo que el caso de los panfletos sería un sabotaje y que hasta ahora ninguna de las personas que ayer denunció el hecho ha entregado dineros a grupos de extorsionistas. Entre tanto, el Comandante del Gaula también aseguró que la hipótesis de lo de la delincuencia común no es un tiro al aire, ya “que los responsables de las extorsiones en los últimos años en Cali, en su mayoría, son delincuentes comunes, personas que cogen un teléfono y llaman a sus víctimas en repetidas ocasiones o van negocio por negocio mintiendo y diciendo que son miembros de una banda criminal y que deben darles una cuota diaria, semanal o mensual para que no les pase nada. Como les ha sucedido a tenderos y comerciantes de la ciudad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad