Proceso de paz: ¿Por qué insisten las Farc en el cese bilateral del fuego?

Proceso de paz: ¿Por qué insisten las Farc en el cese bilateral del fuego?

Febrero 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Por Hugo Mario Cárdenas López. | Reportero de El País
Proceso de paz: ¿Por qué insisten las Farc en el cese bilateral del fuego?

Los negociadores de las Farc en los diálogos de paz, con Iván Márquez, segundo a la derecha, a la cabeza, insisten en su propuesta de que de declare un cese el fuego bilateral, a lo que el Gobierno se ha negado. Las conversaciones siguen en medio de la tensión.

Analistas consideran que la guerrilla es la única beneficiada en el terreno militar y político porque los muestra como un actor beligerante.

La historia de los fallidos procesos de paz en Colombia ha demostrado que los cese bilaterales del fuego, como en los últimos días lo han pedido insistentemente las Farc desde La Habana, solo han servido para fortalecer militar, política y estratégicamente al grupo guerrillero.Pasó durante el gobierno del expresidente Belisario Betancur (1982-1986), que con el firme propósito de alcanzar la paz suscribió los Acuerdos de La Uribe, el 28 de marzo de 1984 aceptando una tregua y el cese del fuego con las Farc, el M-19 y el EPL, que semanas después terminó con la toma del Palacio de Justicia por parte del M-19, el 6 de noviembre de 1985.Entonces las Farc aprovecharon el cese el fuego para hacer proselitismo con las armas en favor de la Unión Patriótica, desplazando forzadamente a los líderes de los partidos tradicionales de sus zonas de influencia. También pusieron en práctica el llamado “desdoblamiento” de sus frentes y siguieron adelante con el boleteo y el secuestro como fuente de financiamiento, pero no hubo ningún resultado favorable.Sin la lección aprendida, la historia se repitió en el gobierno de Virgilio Barco (1986-1990), quien extendió la tregua que las Farc traían desde el gobierno anterior hasta el 1 de junio de 1987 cuando en Puerto Rico, Caquetá, la guerrilla en pleno cese de hostigamientos emboscó una patrulla militar y asesinó a 25 uniformados, al tiempo que venía realizando toda clase de actividades ilícitas y de narcotráfico.Son estos los antecedentes que han esgrimido analistas, exministros y excomandantes de las Fuerzas Militares para rechazar de manera categórica el pedido de la delegación de las Farc de acordar con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos el cese bilateral del fuego.¿Qué están buscando las Farc?¿Qué hay detrás de la insistencia del grupo guerrillero en esta propuesta? ¿Va a favorecer el cese de acciones bélicas el proceso de paz? ¿Por qué el Gobierno Nacional rechaza de plano la iniciativa?El analista y politólogo Alfredo Rangel aseguró que lo que buscan las Farc “es la paralización del Ejército Nacional y aprovecharlo como lo hicieron durante el gobierno de Belisario Betancur para desdoblar sus frentes, expandir sus zonas de influencia, apertrecharse y fortalecerse militar, estratégica y logísticamente”.“Lo que el Gobierno debió hacer desde un comienzo para evitar que la violencia y el terrorismo interfiera y, eventualmente, lleve al fracaso los diálogos, es exigirle a las Farc un cese unilateral, incondicional y permanente de las acciones violentas contra el Estado y contra la sociedad civil como precondición para sentarse en una mesa de negociación”, dijo Rangel.El general (r) Harold Bedoya, exjefe de las Fuerzas Militares, indicó que lo que las Farc han querido “y lo que están logrando”, es lavar su imagen porque se están mostrando internacionalmente como una fuerza beligerante; “que no son los narcos, los terroristas, los secuestradores, sino que son los Robin Hoods que quieren que este país se arregle y que nos están liberando de una cantidad de lacras”.“Para las Farc todo es ganancia. Lo primero que logran es lavar su imagen y quedamos nosotros como los liberados de una organización que no ha hecho sino luchar por los derechos humanos de los colombianos y van a ser indultados y amnistiados con esa ley que se inventaron en el Congreso de Marco Legal para la Paz. Además, ellos aspiran a tener circunscripción electoral como se le dio al M-19, que entraron al Congreso prácticamente sin votos y ahí están: Petro a cien metros del Palacio de Nariño y el otro aspira a candidato presidencial”, dijo Bedoya.Una opinión contraria a las anteriores esgrimió el representante a la Cámara Iván Cepeda, del Polo Democrático, quien aseguró que es necesario, de manera paulatina ir aproximándonos a un cese bilateral e indefinido de hostilidades.“Creo que debemos ir dando pasos en la dirección de unos acuerdos humanitarios de carácter parcial. Acciones como el cese unilateral por parte de las Farc, que fue cumplido en un alto grado, y la devolución de personas que estaban en poder de la guerrilla, debieran tener correlatos y contrapartidas en gestos por parte del Gobierno”, dijo Cepeda.¿Es inconstitucional el cese?Pese a que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos cerró la puerta a cualquier pedido de un cese bilateral del fuego, el general (r) Bedoya insistió en que “cuando un ejercito no combate, sencillamente se pierde la guerra y lo que queda es claudicar” porque se mina la moral de la tropa, y agregó que es inconstitucional la declaración del cese bilateral del fuego.El militar recordó que el Artículo 217 de la Constitución establece que “las FF.MM. tienen como finalidad primordial la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y el orden constitucional”.Al respecto, el constitucionalista Juan Manuel Charry dijo que es difícil responder con un sí o un no sobre la legalidad y la pertinencia de un cese al fuego. “Le voy a contestar con dos reflexiones: primera, el Presidente es el jefe supremo de las Fuerzas Militares y quien elige si los operativos son ofensivos, defensivos o preventivos, y segundo, las FF.MM. tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y es ahí donde ven contradicción los sectores militares”.“En mi opinión, por la misión que tiene el Presidente de alcanzar la paz, más la circunstancia excepcional de que se puede negociar con los grupos alzados en armas para que se sometan a la ley, prevalecería la decisión presidencial sobre la función de las Fuerzas Militares de defender la soberanía”, concluyó Charry, quien cree que lo que buscan las Farc es “cambiar las reglas y fortalecerse en la mesa”.“Ellos quieren romper el marco cerrado que les impuso el Gobierno en la negociación del todo o nada. Y quieren romper los límites para tratar de ganar en la mesa lo que no pueden ganar políticamente. Probablemente también ganan tiempo, como lo hicieron en el gobierno Pastrana, para fortalecerse, aprovisionarse y recuperarse en esas zonas donde han sido más golpeados”, consideró Charry.Fue exactamente eso lo que ocurrió durante la zona de distensión de San Vicente del Caguán, durante la administración de Andrés Pastrana (1998-2002), cuando las Farc aprovecharon que las tropas estaban encuarteladas para secuestrar y extorsionar libremente.El exprocurador Jaime Bernal Cuéllar, quien ha participado en varios intentos de paz por parte de gobiernos anteriores, aseguró que el cese del fuego es “en parte una violación a la Constitución porque las FF. MM. están creadas para proteger la vida, bienes y derechos fundamentales de la sociedad” y ese debe ser, además, el resultado final del acuerdo.“El cese del fuego debe ser el producto, me parece a mí, de los acuerdos a los cuales lleguen dentro de unos meses el Gobierno y las Farc. Pero si quieren hoy el cese bilateral es porque obliga a la Fuerza Pública a parar la confrontación; a que no se persiga a estas personas al margen de la ley y eso permitiría, si no se llega a un acuerdo, al fortalecimiento de la guerrilla, por eso piden el cese”, dijo Bernal Cuéllar.Coinciden todos en que el pedido de las Farc se sale de los temas acordados en Oslo y que el grupo guerrillero está poniendo a prueba los deseos de paz del Gobierno para saber qué tanto provecho pueden sacar.Santos, contundenteEl presidente Juan Manuel Santos volvió a rechazar esta semana el pedido de la delegación de las Farc en La Habana y, por el contrario, les pidió al Ministro de Defensa Nacional y alto mando militar intensificar las acciones armadas en contra del grupo guerrillero.“Las Farc se equivocan si creen que a través de los secuestros van a tratar de presionar al Gobierno para lo que ellos aspiran, que es un cese bilateral del fuego”, aseguró el Mandatario de los colombianos desde Cartagena, al presentar el Plan Integral de Seguridad para el departamento de Bolívar.Al dirigirse a la cúpula militar, el presidente Santos señaló que es todo lo contrario, “esto lo que nos estimula es a ser cada vez más contundentes. Eso que quede absolutamente claro”.Remarcó, además, que “no vamos tampoco a regularizar, como dicen ellos, la guerra, ni a humanizarla como pretenden decir ellos, que quieren que nosotros hagamos algún tipo de transacción”.Insistió en que la orden a la Fuerza Pública es que debe ir “¡Con todo contra esta organización, no bajen la guardia un solo minuto!”.Por último, Santos aseguró que el Gobierno a través de las negociaciones de paz, espera acabar el conflicto a como dé lugar. “Esperamos que sea por las buenas, nos evitaremos mucho sufrimiento, mucha sangre, muchas vidas. Pero si vemos que por las buenas no se puede, continuaremos y la terminaremos por las malas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad