Proceso de paz: los diez puntos que rompieron las duras palabras de las Farc en Noruega

Octubre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
Proceso de paz: los diez puntos que rompieron las duras palabras de las Farc en Noruega

Los analistas creen que los únicos beneficiados con un proceso largo son las Farc porque se muestran como actor político.

El grupo guerrillero mostró en Noruega, durante la instalación de la mesa de diálogos con el Gobierno Nacional, que la paz no está tan cerca como se cree.

Buena parte de las esperanzas que tenían los colombianos de que este nuevo intento de paz entre el Gobierno y las Farc le ponga el cerrojo a 50 años de violencia armada, se desvaneció el pasado jueves tras escuchar al vocero y jefe guerrillero ‘Iván Márquez’, durante la instalación de la mesa de diálogos en Hurdal, Noruega.En su intervención, ‘Márquez’ se refirió a pedidos que no hacían parte de la agenda, retomó la dialéctica que llevó al fracaso los diálogos del Caguán, enfiló sus baterías contra el sector gremial y empresarial del país, dio a entender que los jefes guerrilleros no están dispuestos a pagar un solo día de cárcel y mostró al grupo armado ilegal como una víctima y no como un victimario. Aunque algunos analistas han señalado que con ese discurso las Farc sólo buscan mostrarse fuertes en la antesala de una negociación, otros creen que esa posición afecta la confianza y el apoyo que el país le ha dado a los acercamientos.Estas son las cosas que, según los especialistas, cambiaron tras el discurso de ‘Márquez’ y que llevaron a que los colombianos pongan los pies sobre la tierra.1. El discursoLuego de escuchar la intervención conciliadora del vocero del Gobierno, Humberto de la Calle, el país recibió con desconcierto las palabras de ‘Iván Márquez’, reiterando en la retórica que han utilizado las Farc desde los años 60. Según el analista Rafael Nieto, el país se había montado en una ola de felicidad y en algo emotivo y poco racional.“Se había generado un optimismo excesivo en relación con la facilidad de hacer la paz y lo rápido que llegaría el acuerdo y ese discurso de ‘Márquez’ aterrizó al país y le mostró que esto será más complejo de lo que creen”, dijo.Nieto cree que el Gobierno se vio sorprendido por el discurso beligerante de las Farc y celebró la oportuna respuesta de De la Calle.2. La confianzaLa poca confianza que se había construido entre las partes en los diálogos previos de La Habana también pudo verse afectada esta semana en Noruega. Además porque el Gobierno no ocultó el sinsabor que le produjo el cambio de posiciones de parte de las Farc.Aunque el internacionalista Enrique Serrano aseguró que los mensajes de las Farc están telegrafiados y preestablecidos desde hace mucho tiempo, cree que el hecho genera incertidumbre.“Va a afectar la confianza, pero ese lenguaje es como una máscara para ocultar la debilidad que las Farc tiene en todos los órdenes. Una pantalla de inicio de negociación porque saben que hay muchos riesgos todavía”, consideró Serrano.3. Los tiempos Contrario a lo manifestado por el Gobierno, que los tiempos no pueden ser eternos y que no serán “rehenes” del proceso, las Farc han cambiado su postura y han manifestado que esto no será una negociación “express”.Ante esas palabras, el exasesor de Paz en el Caguán, Lázaro Viveros, aseguró que cada día se convence más de que este proceso “parece un libreto arreglado para no llegar a ninguna parte”.“El país no se puede olvidar de que los tiempos del Gobierno no son los mismos tiempos de las Farc y que para que el proceso llegue a feliz término no se puede manejar sólo con el deseo, porque hay asuntos muy complejos que pueden tardar, incluso años, en ponerse en práctica”, dijo Viveros.4. La justicia Si algo tienen claro el Gobierno es que el proceso no puede servir de puerta de acceso a la impunidad. Sin embargo, ‘Márquez’ fue claro al señalar que no están dispuestos a ir presos por sus delitos.El constitucionalista Juan Manuel Charry cree que en ese punto se han separado mucho las posiciones de las partes “y eso es preocupante porque el proceso está enmarcado en la Justicia Transicional, donde lo importante es responder por crímenes de guerra y de lesa humanidad”.“Las Farc pueden, incluso, recibir penas simbólicas, pero se equivocan si creen que pueden, como en los años 80, pedir amnistías e indultos. Eso es desconcertante y no lo avalará la comunidad internacional”, opinó Charry.5. Ley de VíctimasAunque en principio se creyó que la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras sería ya un paso andado en las negociaciones porque era un punto común entre las partes, el vocero de las Farc aseguró que la ley es una “trampa”.El senador Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal, dijo que “las Farc deben decir primero si es cierto que tienen el 30% de las tierras despojadas del país para debatir con los puntos en la mesa”.“A mi no me aterra ni me molesta el concepto de ‘Márquez’, y hasta lo entiendo, porque quieren reivindicar sus orígenes, sobre restitución de tierras, y en eso ya la Ley de Víctimas tiene un capítulo muy especial”, lo que los deja con un punto menos en su ideario político, según el senador.6. La agenda El peor golpe que se ha llevado el país y el Gobierno Nacional fue escuchar en Noruega a unos voceros de las Farc hablando y haciendo peticiones sobre temas que no formaban parte de la agenda previa.Eso demuestra, según la exministra de Defensa Martha Lucía Ramírez, que “las Farc jamás han sido confiables y con esta actitud están demostrando que tiene razón quienes han expresado temores sobre el futuro de este proceso que se inicia”.“No hay hasta el momento ningún mensaje por parte de las Farc de hacer una enmienda o un acto de contrición. Yo creo que los cinco puntos de la agenda son bastante amplios y sería razonable que se limitaran a ellos, pero ninguno de esos puntos daba lugar a replantear ni la economía de mercado, ni la inversión extranjera ni nada de lo que han pedido los delegados de las Farc en Noruega”, aseguró la exministra.Con esa actitud, aseguró Martha Lucía Ramírez, lo que queda claro es que las Farc aprovecharon el espacio internacional para buscar uno de los puntos que tienen previstos en su agenda particular. “Lo que están es aspirando a que se diga que ellos no son un grupo terrorista” sino un actor político, por lo que es importante que el Gobierno siga centrado exclusivamente en sus objetivos.7. VerdadTampoco se acercan posiciones cuando las Farc insisten en mostrarse como víctimas y no como victimarios.El exmagistrado José Gregorio Hernández cree que eso es un obstáculo ahora, pero que espera que en el camino haya más sinceridad.“Un proceso de paz debe edificarse sobre la base de la verdad. Este es un tema de Justicia Transicional y debe haber verdad, justicia y reparación, y la Farc deben empezar por reconocer que han cometido delitos y crímenes que han ofendida de manera grave al país”, dijo Hernández.Creen los analistas que un buen inicio es que las Farc se comprometan a no seguir reclutando más niños, a no cometer actos terroristas, a no usar armas no convencionales y a entregar a todos los secuestrados.8. Estatus políticoEl discurso de ‘Iván Márquez’ recordó las fracasadas negociaciones de paz en San Vicente del Caguán, de donde el grupo guerrillero salió más fortalecido militar y políticamente.Aprovechando la vitrina internacional, el vocero de las Farc se apartó de la agenda para entrar en aspectos políticos, por lo que los analistas creen que a diferencia del Caguán, la sociedad colombiana no va a tolerar la combinación de las fuerzas de lucha.Según el politólogo Fernando Giraldo, “es natural que hayan aprovechado una tribuna que no tenían hace diez años, pero que el Gobierno debe evitar que eso ocurra de nuevo”.“Las Farc intentaron sacar ventaja y no creo que el pueblo colombiano vaya a permitir en que hagan política en medio del conflicto”, dijo Giraldo.9. UnidadLejos de acercar posiciones y de invitar a todos los sectores del país a sumarse a esta propuesta de paz para los colombianos, el vocero guerrillero enfiló sus baterías contra los sectores gremiales y de la producción del país y aludieron a una reforma agraria.Mediante un comunicado, el Consejo Gremial Nacional dijo que ese pedido “no responde a las reglas de juego establecidas previamente” y que eso es clave para construir confianza.“El sector privado colombiano rechaza vehementemente cualquier señalamiento en contra de los empresarios colombianos, que no han sido más que víctimas de este conflicto y que en un acto de generosidad han puesto a un lado un pasado terrible, para apoyar al Gobierno en el proceso de paz que hoy inicia”, dice el comunicado.10. El narcotráficoSobre el tema del narcotráfico, lo que distancia las posiciones del Gobierno y las Farc no es lo que dijo ‘Márquez’, sino lo que prefirió callar.Aunque el país esperaba un pronunciamiento sobre cultivos ilícitos y la lucha contra las drogas, un negocio en el que tiene participación el grupo guerrillero, el vocero de las Farc no pronunció palabra sobre el tema.Coinciden los analistas que el simple hecho de que las Farc prefieran no discutir el tema en la instalación de la mesa, ya muestra que el grupo guerrillero va a tener sus reservas y que será uno de los puntos espinosos de la agenda de discusiones. Entre otras cosas porque ya ‘Rodrigo Granda’ ha indicado a varios medios de comunicación que las Farc no están metidos en el negocio de las drogas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad