Presunto rapto de niña de 14 meses en Bogotá resultó ser falso

Abril 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Presunto rapto de niña de 14 meses en Bogotá resultó ser falso

Imagen tomada de uh video donde se observa la enfermera de 28 años de edad quien supuestamente lleva en sus brazos a la bebé.

Según la Policía, el propósito de la mujer que realizó el engaño, una enfermera de 28 años de edad, era obtener dinero de un norteamericano que sería el supuesto padre de la menor y vendría por ella.

Engañado se declaró el director del Gaula de la Policía, general Humberto Guatibonza Carreño, al dar a conocer los detalles de la supuesta desaparición de una niña de 14 meses en Bogotá, a quien una enfermera de Cali quería hacer pasar como su hija. La mujer había llegado el domingo pasado al aeropuerto Eldorado de la capital a esperar al padre de la menor. Pero en la terminal aérea le dijo a la Policía que su hija desapareció durante el recorrido que hizo en un taxi entre el hotel donde se hospedaba y Eldorado. La Policía trasladó a la mujer a un hospital para estabilizarla y establecer si había recibido alguna sustancia, y el Gaula comenzó la investigación. “Nosotros empezamos a analizar el testimonio de la señora y a hacer revisión de los videos donde aparecía a su llegada a Bogotá el sábado, procedente de Cali, y posteriormente cuando arribó a un hotel en la capital y después tomó un taxi para venir al aeropuerto. Pero encontramos algunas inconsistencias”, dijo el director del Gaula. La principal sospecha derivó del hecho de que los investigadores nunca pudieron ver la cara de la bebé. “Se supone que a los 14 meses los niños ya caminan. Supusimos que la niña debía medir entre 70 y 80 centímetros de estatura y podía pesar 13 kilos. Nos llamó la atención que la señora, cuando llegó a Bogotá, tenía un paquete en su mano izquierda que simulaba un bebé y en su mano derecha llevaba un celular y estaba ‘piniando’ o chateando”, explicó el oficial. En las imágenes de los videos del hotel a donde llegó la mujer tampoco se le veía la cara a la niña. Los investigadores continuaron con las pesquisas y hablaron con el papá de la menor, un mexicano con nacionalidad estadounidense que venía a Colombia precisamente para tramitar la ciudadanía de Estados Unidos para su hija. “Después de que la señora estuvo en el hospital y se le hicieron algunas pruebas se determinó que no había sido escopolamina lo que había recibido la mujer”, agregó Guatibonza Carreño. “Después nos confesó que la niña estaba en Cali, a donde fuimos a buscarla, pero no la encontramos. Después la señora nos confesó que realmente la menor estaba en Santander de Quilichao (Cauca)”. En el municipio caucano efectivamente los investigadores encontraron a la niña, pero descubrieron que la menor no es hija de la señora que reportó su desaparición en Bogotá ni del hombre norteamericano que vino al país por la menor, sino de una pareja que vive en Santander de Quilichao. “Fuimos engañados todos. La señora engañó a los padres biológicos de la niña, la llevó a Cali, la hizo reconocer ante un notario como hija del norteamericano y de ella. Nosotros como hicimos unas actuaciones a partir de una denuncia verbal debemos hacer un informe de policía judicial ante un juez para que determine en qué delitos pudo incurrir la señora”, explicó Guatibonza Carreño. De acuerdo con la Policía, el propósito de la mujer, una enfermera de 28 años de edad que tiene cinco meses desempleada, era básicamente obtener dinero del norteamericano que fue engañado. “De hecho, él le estaba ayudando económicamente para el sostenimiento de la niña”, dijo. Los dos se habían conocido a través de una página de Internet. El norteamericano vino a Colombia e inició una relación sentimental con ella, y de ahí en adelante la visitaba dos veces al año. En una de esas visitas, la mujer le dijo que estaba embarazada. Cuando la niña nació, engañó a los padres biológicos de la menor y, pese a que ya había sido registrada en una notaría, la volvió a registrar cuando el norteamericano vino a reconocerla. El director del Gaula, después de lamentar que esa entidad desplegó una significativa cantidad de horas/hombre y de recursos en la investigación, advirtió que la mujer podría responder por los delitos de fraude procesal, falsa denuncia y estafa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad