Presidente Santos dijo que en Tacueyó habrá un batallón de alta montaña

Julio 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Presidente Santos dijo que en Tacueyó habrá un batallón de alta montaña

La estación de Policía de Toribío quedó completamente destruida luego de que los insurgentes hicieran estallar una chiva bomba. La iglesia y el Banco Agrario también resultaron afectados.

El mandatario de los colombianos se apersonará de las operaciones contra las Farc en ese departamento. En la mañana del domingo, dos policías fueron asesinados en Suárez.

El presidente de la República Juan Manuel Santos arribó esta mañana de forma inesperada a Popayán para apersonarse de las operaciones contra los frentes de las Farc que el sábado atacaron cinco localidades del norte del Cauca y que continuaron este domingo cuando en la mañana dos policías fueron asesinados en el municipio de Suárez por hombres armados en desarrollo del llamado Plan pistola, llegando a cuatro el número de víctimas mortales este fin de semana.El mandatario anunció desde la capital de Cauca que la fuerza pública "destruirá" las casas desde las que se compruebe que los rebeldes dispararon.Explicó que el gobierno ayudará en la reconstrucción de viviendas dañadas en cualquier hostigamiento rebelde, pero también que "la fuerza pública va a destruir cualquier casa que sea utilizada por los terroristas para atacar a la fuerza pública o a la población civil" Dijo que los rebeldes saben que "la fuerza pública no puede atacar" o responder el fuego si proviene desde objetivos civiles, pero no explicó que ocurriría con los ocupantes de tales residencias y si la destrucción sería inmediata o tras una investigación.Santos dijo además, en declaraciones divulgadas por la presidencia en su página de internet, que entre las medidas acordadas está la creación de un batallón del ejército en la zona de montaña del municipio de Tacueyó, en el norte de Cauca y que dijo es una región "que ha sido tradicionalmente utilizada por la guerrilla como corredor" para moverse hacia el centro y sur del país. También dijo que se acordaron modificaciones de estrategia para la fuerza pública, pero que no serían reveladas por ser materia de seguridad. Dijo que tras los ataques del sábado, atribuidos al Sexto Frente de las Farc , el balance fue de 60 personas heridas, de los cuales sólo entre 11 a 12 seguían ingresadas en distintos hospitales y que el resto ya estaba dado de alta. El gobernador de Cauca, Guillermo González, ha dicho que la situación más grave del sábado se registró en Toribío, donde murieron un policía y dos civiles. La oficina de atención social del gobierno dijo en un comunicado el domingo que al menos 57 civiles resultaron heridos en Toribío y 18 viviendas dañadas. El resto de heridos fue en otros municipios también hostigados el sábado. Ni Santos ni los mandos de la fuerza pública dijeron el domingo si las FARC también serían las responsables de la muerte de dos policías ocurrida en la jornada en Suárez, en el norte de Cauca.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad