Preocupan casos de minas antipersonas en el sur del Valle del Cauca

Preocupan casos de minas antipersonas en el sur del Valle del Cauca

Septiembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Preocupan casos de minas antipersonas en el sur del Valle del Cauca

Desminado. A pesar del trabajo de la Fuerza Pública en identificar y desactivar los campos minados, la utilización de estos artefactos explosivos va en aumento.

En lo que va del año, doce personas han quedado heridas. La mayoría, en Florida. Se ha visto un aumento de accidentes entre los erradicadores manuales de cultivos de coca.

Camilo, un joven campesino de Pradera, quedó aturdido. Mientras ayudaba a su abuelo, don Carlos, a aplanar un terreno de la finca en la que tiene sus cultivos, una fuerte explosión lo dejó desorientado. Minutos antes, don Carlos había saltado el cerco de la parcela y había caminado un metro hacia el potrero vecino.Cuando escuchó el estallido, Camilo, quien prefiere ocultar su verdadero nombre, pensó en su abuelo. “Gracias a Dios yo estaba por ahí cerca. Me fui para donde él, lo vi herido en el piso y me lo traje para Pradera”. Don Carlos llegó al hospital del municipio, donde le brindaron los primeros auxilios. A pesar del esfuerzo de los médicos, el señor, de 81 años, perdió su pie izquierdo, el dedo índice de la mano y tuvo varias heridas por las esquirlas.Con 9.444 víctimas por minas antipersonas en los últimos 20 años, Colombia es el segundo país, después de Afganistán, con mayor presencia de estos explosivos. La situación es alarmante, pues el 38% de las víctimas son campesinos como don Carlos, que se encuentran con las minas cuando caminan cerca de sus viviendas o sitios de trabajo.Situación crítica en FloridaEl caso más preocupante en el Valle es Florida, pues según las estadísticas del Programa Presidencial para la Acción Integral contra las Minas Antipersonas, Paicma, de las doce víctimas que se han presentado este año en el departamento, ocho son de ese municipio. Además, desde 1990, el mayor número de víctimas, 56, se registra en Florida. En el departamento la cifra asciende a 210. Las siguientes poblaciones más afectadas son Pradera, Buga, Buenaventura, Tuluá, San Pedro y Jamundí. Las minas antipersona se han detectado en 24 municipios del Valle.Para Daniel Ávila, director del Paicma, “la situación en el Pacífico colombiano es compleja porque estos artefactos también se utilizan para la minería ilegal, los corredores del narcotráfico de los grupos armados ilegales y del tráfico de armas”. Es por esto que, aunque la mayoría de víctimas son miembros de la Fuerza Pública, se ha visto un aumento de accidentes entre los erradicadores manuales de cultivos de coca.El funcionario explica que el número de víctimas ha disminuido respecto a años anteriores, debido a “las campañas de educación y prevención que se adelantan y a los resultados de las tropas, que hacen retroceder a los grupos armados ilegales a zonas selváticas”.Frangey Rendón, gestor de Paz del Valle, afirma que las minas son utilizadas en “áreas de consolidación por parte del Ejército”. Agrega que este año, debido a los enfrentamientos, cerca al corregimiento Las Brisas, en Florida, se hizo una alerta entre las autoridades por la presencia de munición sin explotar que pondría en riesgo a la población civil.Frente a esta situación, la oficina de Gestión de Paz adelanta el Proyecto de Formación Continua en Educación en el Riesgo de Minas Antipersonas en zonas rurales de Florida, Pradera, San Pedro y Tuluá. Valle, centro de atención especializadaDespués de sus primeros auxilios, don Carlos fue remitido al Hospital Universitario del Valle, donde no sólo recibió atención médica, sino también rehabilitación y apoyo psicosocial. El accidente fue el 1 de agosto, pero don Carlos aún no se acostumbra a la pérdida de su pie. A sus 81 años, tendrá que depender por primera vez en su vida de su familia y de la ayuda que, espera, le brinde el Gobierno. Aunque el Valle del Cauca ocupa el puesto 12 entre los 32 departamentos del país con presencia de minas antipersonas, el HUV atiende a gran parte de la población que queda herida por estos explosivos en el suroccidente. Nariño es el tercer departamento en número de víctimas en Colombia, con 571 desde 1990. En el Cauca se han registrado 464.Desde el 2006, año en el que, junto a la Agencia de Cooperación Japonesa, se renovó la sala de rehabilitación del hospital, al lugar han llegado 103 víctimas civiles, de las cuales 17 se accidentaron en el Valle, 45 en Nariño, 32 en el Cauca, 5 en Putumayo, 2 en Chocó, 1 en Córdoba y 1 en Meta.Hablan los expertosEn promedio, una mina puede costar entre uno y tres dólares. “Localizarlas y destruirlas es mucho más costoso”, indica Daniel Ávila, director del Paicma. Rodolfo Millán, director de la Fundación Ideal, expresa que el peligro se prolonga en el tiempo, debido a que estos artefactos permanecen activos durante décadas. Los expertos aseguran que es necesario continuar con campañas de educación, pues una de las falencias actuales es el desconocimiento que tienen las víctimas de sus derechos, de la normatividad y de las formas de activar la ‘Ruta de atención’ del Gobierno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad