Preocupan agresiones por intolerancia en Cali

Mayo 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Preocupan  agresiones por intolerancia en Cali

Luego de los últimos ataques con ácido en el país, donde la mayoría de víctimas han sido mujeres, la ciudadanía se ha unido para pedir penas y acabar con la impunidad.

Tras el ataque con ácido que sufrió una joven en La Vorágine, las autoridades pidieron calma.

Luego de un ataque con ácido ocurrido ayer contra una joven en el sector de La Vorágine, sur de Cali, quien, presuntamente, fue agredida por una vecina, las autoridades mostraron su preocupación ante los casos de intolerancia en la ciudad. El hecho se registró hacia las 7:00 a.m., cuando Leydi Jhoana Muñoz, de 22 años, partía para su trabajo. Según explicó la madre de la joven, su hija había salido de la casa con un amigo, que la iba a llevar en su motocicleta, cuando una vecina le reclamó por, supuestamente, un papel que le envió con una amenaza.“La vecina la tumbó de la moto, mi hija no entendía de qué papel le estaba hablando. Le comenzó a pegar y le tiró una sustancia líquida que tenía en un recipiente”, contó la madre.La joven fue trasladada al Hospital Universitario del Valle, HUV, donde está en la Unidad de Quemados.Andrea Tascón, médica cirujana del HUV, explicó que la joven presentó quemaduras por ácido en el rostro, tórax y abdomen. “Se le hacen exámenes para saber si la sustancia le alcanzó a afectar uno de los ojos”, dijo Tascón. Este es el tercer caso, afirmó la médica, que recibimos por ataque con ácido este año, producto de la intolerancia de otras personas. Pero se suman también a las cientos de agresiones que llegan al HUV por esta misma razón y por eso el llamado es la calma. Asimismo, a las autoridades les preocupa que muchos de los casos de intolerancia están terminando en homicidios. Solo hasta marzo pasado se contaron 61 muertes violentas en Cali por este motivo. Ante esto, el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, dijo que es necesario empezar a trabajar en los comportamientos dentro de las familias, pues ayudaría a que todos tomáramos conciencia de lo que un mal acto puede ocasionar en la sociedad.“En fechas especiales, como el pasado Día de la Madre, es cuando más se presentan casos de intolerancia en la capital del Valle por consumo de licor, drogas y celos, entre otros aspectos. Lo mejor es marcar el 123 de la Policía para pedir asesoría oportuna”, dijo Holguín.Por su parte, María Elena Unigarro, de Taller Abierto, una organización que promociona la no violencia, expresó que la alerta es más grande cuando la intolerancia se traduce en ataques con ácido contra mujeres, ya que estas acciones se vuelven virales. “La clave para acabar con la intolerancia en Cali y en el resto del país está en seguir las bases del respeto y el diálogo”, dijo Unigarro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad