Preocupación por cantidad de riñas ocurridas el 1 de enero en Cali

Enero 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Preocupación por cantidad de riñas ocurridas el 1 de enero en Cali

En el barrio El Ingenio, en el sur de Cali, un taxista fue agredido por un pasajero que lo hirió con un cuchillo y luego ingresó a una casa. La Policía llegó al lugar y capturó al presunto agresor.

Entre la noche del 31 de diciembre y el 1 de enero se presentaron 718 riñas. Diez personas fueron asesinadas en la ciudad.

El alto número de riñas ocurridas en Cali, durante el primer día del año, preocupó a las autoridades. Y es que este 1 de enero diez personas fueron asesinadas en diferentes hechos, la mayoría de ellos, al parecer, relacionados con disputas y el consumo de licor. Según el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Hoover Penilla, la mayoría de los homicidios tuvieron relación con riñas. Además, aseguró que la madrugada del 1 de enero fue muy complicada por las aglomeraciones de personas que ingerían licor en espacios públicos. “Vimos en muchos barrios como Mojica y otros 300 personas aglomeradas en una o dos cuadras con equipos de sonido”, explicó el oficial. La Policía atendió 718 riñas entre la noche del 31 y el 1 de enero. Esta cifra fue bastante superior a la de las peleas reportadas en la celebración de la Navidad cuando se registraron 381. En el mismo periodo del año anterior (31 de diciembre del 2012 y 1 de enero del 2013) la Policía reportó 253 riñas.Asimismo, en el Hospital Universitario del Valle se indicó que entre la noche del 31 y todo el 1 de enero, se recibieron 99 pacientes heridos en hechos violentos, como riñas o ataques. También 36 personas llegaron lesionadas en accidentes de tránsito. “Esto ha superado la expectativa de ingreso de pacientes, sabemos que todos los años el 1 de enero es un día congestionado, pero este superó las previsiones. Se recibieron, solo ese día, 30 heridos por arma de fuego o cortopunzante, que son las que pueden dejar lesiones más graves. Todavía tenemos 48 pacientes en urgencias, esperando algún tipo de examen o procedimiento quirúrgico”, señaló Luis Fernando Pino, director de Urgencias del HUV.“El 1 de enero y el 25 de diciembre son dos fechas muy complicadas, pues el consumo de licor y las festividades de fin de año se prestan para riñas y problemas de intolerancia que incrementan las muertes”, dijo el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín.Holguín indicó que en comparación con el 1 de enero del 2013 se presentó una reducción en los homicidios, pues ese día hubo 16 homicidios y 25 lesiones en la capital del Valle.Las víctimasLos diez homicidios registrados el 1 de enero se presentaron en los barrios Los Chorros, la invasión Indios Nasa (cerca a Nápoles), Conquistadores, Las Veraneras, Los Lagos, Belalcázar, Poblado II, Ulpiano Lloreda y dos asesinatos aislados en Marroquín II, en uno de los cuales la víctima fue un menor de edad.El reporte de la Policía indicó que siete de los crímenes ocurrieron pasada la medianoche y las 9:00 a.m. La mayoría de las víctimas murieron por heridas de arma de fuego, pero también se presentaron dos casos de arma blanca.Asimismo, en el reporte se contabilizaron quince heridos. Entre las víctimas se encuentra un policía Según el coronel Wilson Sánchez, comandante operativo de la Policía Metropolitana, el uniformado había llegado de su trabajo a su casa y se dirigía a una tienda, cuando fue interceptado por dos atracadores. “Recibió dos impactos. Él también disparó, pero los atracadores alcanzaron a huir”, dijo el oficial.Otro de los lesionados fue un taxista, agredido por un pasajero en el barrio El Ingenio, en el sur de Cali.El taxista relató que a las 2:00 a.m. recogió dos hombres, pararon en un estanco a comprar cigarrillos y luego los llevó al barrio El Ingenio. Uno de los pasajeros sacó un cuchillo y le propinó siete puñaladas.Después huyó hacia una casa, donde rompió los vidrios y se escondió. Hasta allí acudió una patrulla de la Policía, que detuvo al agresor.Para María Isabel Gutiérrez, director del instituto de investigaciones Cisalva, el alto número de riñas en una fecha como esta se debe a la influencia del consumo de licor. “Con el licor hay pérdida de control y cualquier historia del pasado o problema se incrementa porque hay disminución de la tolerancia. Cualquier cosa puede terminar en una pelea”, explicó la experta.María Isabel Gutiérrez agregó que por ese motivo es el peligro de ese binomio entre alcohol y armas, que aumenta la posibilidad de que personas sean heridas o asesinadas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad