Preocupación por aumento de amenazas a periodistas en Colombia

Preocupación por aumento de amenazas a periodistas en Colombia

Mayo 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Preocupación por aumento de amenazas a periodistas en Colombia

León Valencia, investigador y analista del conflicto armado, quien estuvo a cargo de la Corporación Nuevo Arco Iris, es una de las personas que según la Unidad Nacional de Protección iba a ser asesinada en los próximos días.

El último caso conocido es el de un supuesto plan para asesinar a los investigadores y analistas políticos León Valencia y Ariel Ávila y al periodista Gonzalo Guillén.

Gremios periodísticos denunciaron el martes un aumento de las amenazas y presiones contra reporteros cuyo más reciente capítulo fue la revelación de un alto funcionario sobre un plan para asesinar a un reconocido periodista y dos investigadores. Desde el 1 de mayo hasta la víspera se han registrado un atentado a tiros contra un periodista, la amenaza en un panfleto a un grupo de ocho reporteros del norte del país y la denuncia de un plan para matar al reportero Gonzalo Guillén y a los investigadores del grupo no gubernamental Corporación Nuevo Arco Iris, León Valencia y Ariel Ávila, dedicados al análisis del conflicto armado interno colombiano.Aunque las autoridades no han dicho aún si entre esos casos hay algún vínculo directo, voceros de gremios como la Fundación para la Libertad de Prensa y la Federación Colombiana de Periodistas así como Valencia destacaron que la nueva oleada de amenazas sería una reacción a las denuncias sobre mafias políticas regionales y a las reacciones a la negociación de paz que lleva el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con las Farc.El presidente Santos indicó en la jornada que su gobierno tiene una política conocida de defensa de la libertad de prensa y que en el caso de las amenazas y atentados está dispuesto a llegar al fondo para determinar quiénes fueron los autores materiales e intelectuales. "Hemos visto cómo periodistas han sido amenazados... también en eso estamos dispuestos a llegar al fondo, ¿quién fue?, ¿por qué lo atacaron?, ¿qué móviles pudo haber tenido la persona, quiénes son las personas, no solamente materiales sino intelectuales?", añadió Santos al intervenir en un foro sobre libertad de prensa organizado por la Fiscalía General. "Cualquier amenaza a cualquier periodista el gobierno está más que dispuesto... a protegerlos" , destacó el mandatario. "La hipótesis principal es esa, las investigaciones que hicimos desde el 2011 sobre esas mafias políticas... y la Fiscalía viene desarrollando muchas investigaciones" a partir de los datos recabados en todo el país por Arco Iris, pero especialmente en departamentos norteños como La Guajira, Magdalena y Cesar, dijo Valencia. La base para reportajes de la prensa local sobre el mismo tema "somos Ariel, yo, y se metió Gonzalo Guillén... la hipótesis es que viene de allí", añadió Valencia. Dijo que de momento no piensan abandonar el país y que cuentan con protección de escoltas y carro blindado por parte de la Unidad Nacional de Protección, que el lunes denunció un plan para asesinar a Valencia, Avila y Guillén, cuyos trabajos de investigación sobre paramilitarismo y muerte de jefes rebeldes, entre otros, han sido publicados por El Nuevo Herald y la cadena Univisión. Esa protección en vigencia desde hace meses fue reforzada, dijo Valencia. Andrés Villamizar, director de la Unidad Nacional de Protección, indicó que la información del plan provenía de una fuente confiable que ya en el pasado les había suministrado datos. Sobre ese plan contra los tres se tienen detalles como el nombre y alias del sicario, datos que ya fueron entregados a la Policía, dijo Villamizar. "Es la primera vez en mucho tiempo que tenemos información tan puntual y tan concreta...el sitio, el lugar donde se iba a realizar (el ataque), las víctimas puntuales y de una fuente que nos merece mucha credibilidad; entonces por eso hemos tomado las medidas correspondientes fortaleciendo el esquema" de protección a los tres, informó Villamizar, cuya oficina ofrece protección en total a 7.100 personas, entre ellas 90 periodistas. El funcionario declinó dar detalles del caso argumentando que era información sensible y en manos de las autoridades policiales para la investigación. "#Alerta . La @UNPColombia ha recibido una información muy precisa y delicada sobre un plan para asesinar a tres de nuestros protegidos", había publicado Villamizar el lunes en la red social Twitter. "Se trata de León Valencia, Gonzalo Guillén y Ariel Ávila. Los tres cuentan con fuertes medidas de protección que han sido reforzadas", agregó. La revelación sobre el plan de asesinato "prende las alarmas una vez más sobre la difícil situación que está viviendo la prensa en el país", manifestó Andrés Morales, de la Fundación para la Libertad de Prensa. Morales sostuvo que Guillén trabaja actualmente en una serie de investigaciones sobre presuntos actos de corrupción en el departamento de La Guajira "y no se descarta (que las amenazas) estén relacionadas con esas investigaciones". El 1 de mayo el jefe de investigaciones de la revista bogotana Semana, Ricardo Calderón, salió ileso de un ataque a tiros cuando se desplazaba en su automóvil por una vía cerca de Bogotá. La semana pasada ocho periodistas de la ciudad de Valledupar fueron amenazados a través de un panfleto del "Ejército Anti Restitución" que se opone a la devolución de lotes a personas despojadas por grupos armados ilegales en las últimas décadas, un tema clave en las negociaciones de paz que se desarrollan entre el gobierno y las Farc en La Habana. Valencia dijo que esas negociaciones de paz tocan intereses de mafias políticas, acostumbradas a corruptelas con fondos públicos, despojos de tierras, entre otros y de allí que no descarte que las amenazas tengan en el fondo ese origen. Adriana Hurtado, presidenta de la Federación Colombiana de Periodistas, afirmó que las investigaciones que han revelado los periodistas sobre presuntas mafias locales en el norte de Colombia llevarían a pensar que las amenazas son derivadas de esos trabajos. "Reprochamos toda forma de querer silenciar a la prensa e instamos a las autoridades a avanzar en las investigaciones de los temas que los periodistas han venido revelando y que al parecer comprometen a políticos", sostuvo Hurtado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad