Preocupación en el Valle del Cauca por presencia de 'Rastrojos' y Farc

Enero 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Preocupación  en el Valle del Cauca por presencia de 'Rastrojos' y Farc

La Defensoría del Pueblo, mediante sus informes de riesgo, llamó la atención sobre la situación de la zonas rurales de El Dovio, Buenaventura y Tuluá, donde estos grupos han cometido homicidios, controlan la entrada y salida de las personas y realizan reclutamiento de menores.

La Defensoría del Pueblo, mediante sus informes de riesgo, llamó la atención sobre la situación de la zonas rurales de El Dovio, Buenaventura y Tuluá por las acciones de ‘Los Rastrojos’ y las Farc, donde estos grupos han cometido homicidios, controlan la entrada y salida de las personas y realizan reclutamiento de menores.En la Villa de Cespedes en el 2010 la guerrilla asesinó a quince líderes comunales y campesinos de la zona montañosa, a quienes sindicó de colaboradores de la Fuerza Pública.Los crímenes se dieron en los corregimientos de Puerto Frazadas, La Marina, Barragán y Monteloro. “Las Farc continúan implementando las amenazas e intimidaciones contra la población civil y también han ejecutado homicidios contra líderes y campesinos al señalarlos como supuestos colaboradores e informantes de la Fuerza Pública. De igual forma, la guerrilla está restringiendo la movilidad de los lugareños, desplazando además a quienes desobedecen sus órdenes”, indicó el informe.La Defensoría agregó que en algunas comunidades los niños que llegan a los 12 años son llamados por las Farc para que se enliste en sus filas.De acuerdo con la Personería de Tuluá, el año pasado se desplazaron 571 personas de las zonas rurales debido a la presencia de los grupos armados. Estos desplazados llegaron a la cabecera municipal. Temor en El DovioLas autoridades denunciaron la presencia de la banda criminal de ‘Los Rastrojos’ en vereda El Lular del corregimiento de La Cabaña. “En esta zona, ‘Los Rastrojos’, a través de grupos pequeños de cuatro o cinco personas, vistiendo prendas de civil y portando armas cortas, realizan rondas, patrullajes y “labores de inteligencia” con el fin de controlar el ingreso y la salida de los pobladores y de los vehículos y garantizar la movilidad de sus integrantes hacía el centro del departamento y por los corredores rurales que conectan el cañón de Garrapatas con el medio San Juan chocoano y el puerto de Buenaventura”, señaló el informe de la Defensoría del Pueblo. La denuncia de la Defensoría habla de que este grupo “está presionando a pequeños propietarios para que abandonen sus predios, los cuales son ocupados de inmediato y empleados por los miembros de esa agrupación ilegal durante semanas para planear y ejecutar acciones violentas”.Otra de las denuncias recopiladas por la Defensoría es el reclutamiento de menores de edad en el barrio Villa Ema de El Dovio. “De ahí salen niños delincuentes y prostitutas”, manifestó un funcionario de la Alcaldía municipal.El propio alcalde, José Gustavo Padilla Orozco, indicó que tanto para el Ejército como para la Policía la dificultad ha sido el hecho de que estos grupos ya no portan insignias ni armas largas por lo que su identificación es más compleja.“Fuente oficiales dicen que uno de esos grupos es el responsable del atentado en contra del notario Harold Augusto Montoya, el pasado 8 de diciembre”, comentó el mandatario local, al tiempo que aseguró que se está presentando el reclutamiento de menores de edad para delinquir.El Bajo Calima y la cocaLos informes de la Defensoría hablan de la llegada de un grupo armado al margen del río Calima, zona rural de Buenaventura en límites con Chocó. “Se ha reportado el ingreso de hombres con camuflados portando armas largas al resguardo indígena Santa Rosa de Guayacán de la etnia Embera Wounaan”. La situación en la zona, en la que, al parecer, hay Águilas Negras, ‘Rastrojos’ y guerrilleros del Frente 30 y la Columna Libardo García, es preocupante por el aumento de cultivos ilícitos.La presencia de estos grupos también se ha dado en la parte chocoana, en el corregimiento de La Palestina, donde en agosto torturaron y asesinaron a dos campesinos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad