Preocupa aumento de muertes por violencia en los hogares de Cali 

Julio 24, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción El País 
Violencia intrafamiliar

Medicina Legal reportó, en su documento Forensis 2016, que en el territorio colombiano se registraron 77.182 casos de violencia intrafamiliar en 2016, es decir, 211 casos en promedio por día.

Archivo de El País

Pese a que durante los seis primeros meses del año los homicidios en Cali registran una reducción del 13%, a las autoridades les preocupa el aumento en los crímenes originados en conflictos entre miembros de una misma familia.

Cifras del Observatorio de la Secretaría de Seguridad y Justicia, que fueron evaluadas por las autoridades en un consejo de seguridad cumplido el viernes pasado, revelan que hasta el 15 de julio pasado se habían identificado 23 casos donde los móviles estuvieron relacionados con malas relaciones entre familiares.

Se trata de cinco reportes más que el 2016, lo que representa un incremento del 27,8%. Cabe recordar que hasta mediados de julio en la ciudad se registraron 652 homicidios, 96 menos que 2016, cuando se presentaron 748.

Elizabeth Sánchez Gaviria, subdirectora de Fiscalías de Cali, dijo que el aumento en los casos de violencia doméstica no se da solo en la ciudad sino a nivel nacional, como alertó Medicina Legal en días pasados.

“Es un tema social que requiere de más trabajo interdisciplinario con las comisarías de familia y la Secretaría de Justicia, esto para que los conflictos no se resuelvan a través del maltrato físico y psicológico, sino de una manera pacífica”, acotó Sánchez Gaviria.

Los conflictos sentimentales tocan a todos los estratos, siendo el uno, dos y tres los de mayores reportes.

La funcionaria explicó que la violencia involucra a todos los integrantes de la familia, puede ser entre papá e hijo, hermanos o parejas. No siempre la víctima es una mujer.

Según datos de la Policía de Cali, la mayoría de crímenes se registran cuando se intentan resolver conflictos en medio de tragos o bajo el efecto de sustancias alucinógenas.


Uno de los casos más recientes es el triple homicidio cometido en el barrio Alameda, zona céntrica de la ciudad.

Las víctimas fueron dos niños, de 7 y 9 años, y su madre, una joven identificada como Yirledy Ramírez Caicedo, de 24 años.

En este caso el homicida es un padre de familia de 30 años que aceptó cargos por feminicidio agravado y homicidio agravado en audiencias cumplidas el fin de semana en una habitación de la Clínica Rey David.
El imputado deberá ser trasladado a la cárcel de Villahermosa esta semana, cuando los médicos le den de alta tras recuperarse de sus heridas.

Una carta, escrita a puño y letra por el hombre, es la principal prueba hallada en la casa donde ocurrieron los hechos. La misiva, de una página, fue encontrada sobre el cuerpo sin vida de uno de los menores.
Una fuente de la Sijín, que maneja de cerca los casos, explicó la ruta que debe cursar un caso para ser tipificado por la Fiscalía como cierto delito.


“Inicialmente el caso entra como homicidio o tentativa de homicidio, ya es el fiscal de cada caso el que define si es o no feminicidio, de acuerdo con la investigación y lo aportado por el Instituto de Medicina Legal”, expresó la fuente.

Por ejemplo, cuenta que de diez casos que se puedan recibir, en siete las mujeres son víctimas, mientras que el resto son hombres.

Las comunas con reducción de homicidios este año son la 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10, 11, 13, 14, 17, 18 y 21. Las que registran aumento son 9, 12, 15, 16, 19, 20, 22 y la zona rural.

“En los casos donde ellos son las víctimas y ellas las agresoras siempre vamos a tener un subregistro, porque muchos no denuncian por pena”, afirmó el funcionario judicial, quien recordó el caso de este fin de semana registrado en Yumbo y cuya agresora fue detenida. La víctima fue identificada como Simón Castillo Lerma, quien falleció tras recibir varias heridas en el cuello con un pico de botella, según reportó la Policía.

Datos entregados por la fuente indica que la gran mayoría de agresiones se registran en hogares de la comunas de ladera como la 18 y 20, seguido de las del oriente de la capital del Valle como la 14 y 15.

Apartes de carta

Fragmentos de la misiva escrita por el sindicado de asesinar a su familia: “(...)No hubo más solución porque mi mujer, Yirledy, le quedó difícil reconstruir un hogar y volver a reunir la familia, y eso me decepciona mucho(...) Si solo ella va a ser feliz porque así lo quiere, se equivoca porque con lo que hace no piensa sino en su felicidad y no en la de los niños. La idea es estar felices todos(...)”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad