Preocupa aumento de masacres en Colombia

Preocupa aumento de masacres en Colombia

Febrero 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

En un informe la ONU manifestó su preocupación por la violencia cometida por las bandas criminales en el país. Igualmente alertó sobre los abusos efectuados por la Fuerza Pública.

El representante de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Christian Salazar, manifestó la preocupación de ese organismo multilateral por el aumento de la violencia generado por las Bacrim durante el 2010.En su informe anual sobre la situación de los Derechos Humanos en Colombia, la ONU mostró su preocupación debido a que, principalmente por responsabilidad de las bandas criminales las masacres aumentaron durante el 2010 en un 40 por ciento. En este punto la ONU se mostró preocupada por departamentos como Córdoba, donde hubo 10 masacres en ocho meses.“Esta intensificación de la violencia nos preocupa obviamente. Las recomendaciones de la Alta Comisionada es que para combatir a estos grupos hay que ir más allá del aumento del pie de fuerza. En lo que hacemos hincapié especial es que sean más contundentes en combatir los casos de corrupción y connivencias que en ocasiones existen a nivel local entre miembros de la Fuerza Pública y estos grupos”, advirtió Salazar.El funcionario expresó que los "miembros de estos grupos cometieron homicidios, amenazas, extorsiones y actos de violencia sexual, y provocaron desplazamientos forzados individuales y colectivos".Asimismo, el informe plantea un capítulo al fenómeno de la ‘Parapolítica’, sobre el cual se afirma que “la Oficina (de la ONU) en Colombia observa con preocupación que la influencia de la llamada ‘parapolítica’ no ha desparecido en el nuevo Congreso”.Sobre esto, Salazar consideró que “es importante vigilar el financiamiento de las campañas electorales de manera muy estrecha durante el 2011”. También reconoció que el riesgo de la ‘parapolítica’ se percibe en varios municipios del país.La Fuerza PúblicaEl informe de la ONU también da cuenta del reporte de abusos que se han presentado por parte de miembros de la Fuerza Pública, en algunas ocasiones, a la misma población civil. “A pesar de las prohibiciones nacionales y de las recomendaciones internacionales la oficina en Colombia continuó recibiendo información sobre utilización de niños y niñas para fines de inteligencia por miembros de la Fuerza Pública y sobre participación en campañas cívico-militares”, manifiesta el documento.Además, el organismo multilateral observó con preocupación que se siguen “registrando casos de tortura por miembros de la Fuerza Pública, y miró con gran preocupación la repetida concurrencia de este tipo de violaciones en departamentos como Antioquia, Arauca, Caquetá, Meta, Valle del Cauca y Vichada”.De otro lado, la ONU cuestionó la continuidad de los homicidios, las amenazas, los atentados, robos de información, seguimientos e intimidaciones contra los defensores de los derechos humanos y las distintas ONG que tienen este mismo propósito.Entre las recomendaciones de la ONU para los Derechos Humanos el organismo instó al Estado a “tomar pasos firmes en la lucha contra la impunidad” y “alienta a una revisión exhaustiva de las políticas y programas de protección, tanto gubernamentales como de otras entidades del Estado”.A pesar de esto, el informe reconoce “el compromiso con los Derechos Humanos manifestado por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos durante los primeros meses de su administración y saluda la confirmación de la drástica disminución de las prácticas conocidas como los ‘falsos positivos’”.Sin embargo, el documento plantea que “la ausencia de controles democráticos externos y la impunidad favorecen que se sigan utilizando las facultades de inteligencia del Estado para desarrollar operaciones ilegales y clandestinas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad