Por vencimiento de términos, violador serial quedaría en libertad en Cali

Diciembre 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Para el próximo lunes está citada una audiencia donde se tomaría la decisión. El hombre es señalado de abusar de al menos diez menores en el 2013 y 2014.

Un hombre de 46 años de edad, capturado el 7 de abril de 2014 por presuntamente abusar sexualmente de al menos diez menores de edad en Cali, podría quedar en libertad el próximo lunes 14 de diciembre. Lea también: Cali ha tenido seis abusadores sexuales seriales los últimos doce años.

La información fue confirmada por una fuente cercana al proceso que se lleva contra el 'Monstruo del Oriente', identificado así por las víctimas y señalado de abusar de niñas entre los 8 y 15 años de edad. 

"Recibí una llamada de una menor que fue víctima de él para decirme que para el próximo lunes está citada una audiencia para darle la libertad por vencimiento de términos", dijo la fuente. 

Explicó que la última audiencia se llevó a cabo hace un mes y a ésta no asistió el sujeto "porque el Inpec no lo pudo llevar debido a que había muchos reclusos con audiencias programadas y no existía la logística para su traslado". 

Denunció que desde el 7 de abril de 2014 cuando fue capturado en un conjunto residencial del barrio La Base, hasta hoy, ha "habido una serie de dilataciones para retrasar el proceso". 

Pimero, "el fiscal del caso pidió la otra vez una licencia y llegó otro a reemplazarlo pero no se pudo hacer el juicio, porque este afirmó que no estaba el fiscal del caso y no podía hacerlo él", afirmó la autoridad. 

De igual manera, la fuente dijo a El País que en varias ocasiones del proceso el detenido cambió de abogado, lo que habría dilatado el curso de la investigación de cara a la audiencia de sentido de fallo que se realizaría en próximas semanas.  

Este hombre habría cometido los abusos sexuales entre los años 2013 y parte de 2014. Utilizaba una motocicleta para cometer los ataques sexuales. 

Variaba el color de la moto en la que se movilizaba: unas veces abordaba una azul pero otras una roja o negra. Vestía buso tipo polo o camiseta sin mangas. En las mañanas trabajaba en un fábrica de Menga y a mediodía bajaba a su casa a almorzar y cambiarse de ropa para cometer los delitos.

"Él llegaba a la casa y salía a los 20 minutos cambiado y en una motocicleta, siempre con el casco, una pantaloneta deportiva y una camiseta. Le preguntaba a sus víctimas por el nombre del barrio y cuál era la dirección de la zona", cuentan las autoridades.

Cuando las mujeres no querían hacerle caso o le corrían, dice el investigador de la Sijín, utilizaba palabras soeces y las obligaba a que se subieran a la moto mientras "hacía el amague de sacar un arma en un carrier que cargaba".

Las llevaba a dar vueltas en el mismo sector a la espera de elegir un sitio abierto sin tránsito como parques o calles 'ciegas'. Abusaba de sus víctimas y, luego, según cuenta la fuente, llevaba a las mujeres de regreso al lugar donde las abordaba.

No siempre salía a mediodía, también cometía los delitos a las 6:30 a.m., 10:00 a.m. y 10:30 a.m.

Víctimas del 'Monstruo del Oriente'

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad