Por temor a nuevos ataques de las Farc, 170 campesinos abandonaron sus tierras en Pradera

Por temor a nuevos ataques de las Farc, 170 campesinos abandonaron sus tierras en Pradera

Agosto 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

Columna Móvil Gabriel Galvis de las Farc tiene sembrada la zona rural de este municipio con minas antipersonales, aseguró el Ejército. 62 familias desplazadas esperan la ayuda del Gobierno Nacional.

Incierto era hasta la tarde de este lunes el retorno a sus parcelas de 62 familias que debieron abandonar los corregimientos de La Fría y San Isidro en zona montañosa de Pradera ante los cruentos enfrentamientos que se registraron el pasado fin de semana que dejaron como saldo tres soldados muertos y tres más heridos al ser activado un campo minado.Tras presentarse el hecho a las 3:00 a.m. del pasado sábado en que murieron destrozados por un artefacto explosivo los soldados de la Brigada Móvil 20 de Ejército identificados como Roberto Carlos Cruz, de 26 años, Neiber Campo Pineda y Yesid Carrasquilla, de 25, el miedo y la zozobra se apoderó de los habitantes de la zona.En el sitio de la explosión, ubicado en el punto conocido como La Cranera a un costado de la vía de San Isidro a La Fría, se vivió una escena dantesca con cuerpos mutilados, además de pedazos de uniformes, armas, radios de comunicación, reatas y gran cantidad de casquillos de fusil que evidencian que hubo una dura confrontación armada en el lugar.Los enfrentamientos que siguieron al ataque guerrillero se prolongaron hasta las 10:00 a.m. de ese día, pero solo hasta las 4:00 p.m. la comunidad decidió desplazarse de manera masiva hasta el casco urbano de Pradera.De acuerdo por Flower Martínez, del Comité de Familias Desplazadas, permanecían albergadas en la Casa Campesina 40 familias campesinas y seis indígenas de la parte alta de La Fría, al igual otras 16 de San Isidro, parte baja. Según el vocero, entre estas personas hay 32 niños y 16 adultos mayores que deben compartir un baño y una ducha. Algunos de ellos ya presentan quebrantos de salud.Pero para estas familias lo que motivó su desplazamiento es el temor a que en la noche se presentaran represalias entre los bandos en conflicto que pudieran afectar la comunidad.Otro hecho que llevó al abandono de sus tierras fue el sucedido con un campesino de la zona a quien un grupo de militares habría golpeado luego de ser acusado de auxiliador de la guerrilla. “Iba a llevar una carga a la galería de Pradera y las 6:30 a.m. del sábado me pararon me quitaron la moto, el celular, me desnudaron y me golpearon porque, según el Ejército, era miliciano”, narró el afectado al El País.Entre las situaciones que han creado temor también está la desaparición de Gilberto Campo, de 71 años, el pasado 16 de julio de la finca El Cedro, en la Fría, como también el grave accidente que sufrió un campesino identificado como Luis Ángel Díaz, de 80 años, al pisar un mina antipersona la semana pasada, lo que produjo la perdida de una de sus piernas y graves heridas que lo tienen en delicado estado de salud.Aunque la población permaneció el sábado por varias horas refugiada en un predio del Municipio llamado Casa Roja, se optó por llegar hasta la ciudad para buscar cuidar la comunidad y buscar el apoyo de los organismos gubernamentales y de socorro.Sin embargo, según Lucy Arteaga, otras de las desarraigadas, nadie se ha pronunciando y la gente está viviendo con lo que suministró la Alcaldía y lo recogido en el comercio por una comisión que se designó para estos fines.Nestor Yanten, presidente de la Asociación Municipal de Usuarios Campesinos, Amuc, precisó que en estos casos lo primero que se hace es albergar a los desplazados en la Casa Campesina donde se cuenta elementos suministrados por Acción Social de la Presidencia de la República para brindar una atención temporal como colchones, toldillos y menajes de cocina, entre otros.Jaime Solarte, uno de los habitantes de la Fría, confesó que por el conflicto debió abandonar junto con su esposa y sus tres hijos las tierras sembradas con arveja, lulo, café y banano, donde también quedaron “a la buena de Dios¨, algunas vacas, gallinas, perros y gatos. “Todo el mundo se desplazó y nadie quedó allá”, aseguró.Sin embargo, en el Resguardo Indígena Kwet Wala, en la parte alta de la Fría, permanecen 66 personas de 17 familias que se resisten a abandonar su territorio. Según Luis Ángel Perdomo, coordinador de Derechos Hunmanos del Resguardo, “aunque hay zozobra se evitó el desplazamiento por los niños y porque en la ciudad no existen las garantías para el sustento”. Los indígenas temen igualmente que los actores en conflicto puedan tomar posesión de sus tierras al quedar solas.Mario Chauza, coordinador de la Umata de Pradera, señaló que por parte del gobierno Local se está brindando atención alimentaria y de alojamiento a los desarraigados. Asimismo, dijo que en el sitio ha habido presencia de organismos como la Cruz Roja Internacional, Acción Social, Hospital Local y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf.Presión de las FarcPara el Ejército, los ataques y la instalación de minas antipersonales y otros explosivos evidencian que la Columna Móvil Gabriel Galvis de las Farc busca fortalecerse y recuperar el control en Pradera. En los últimos dos mese se confiscaron 213 minas, las Farc activaron un carrobomba cuando era revisado por soldados y hace ocho días un campesino sufrió mutilación de una pierna tras pisar una carga. El Comando Conjunto No. 2 'Pacífico' calificó este acto como "retaliaciones por la captura de seis hombres y la incautación de ocho fusiles entre ellos uno calibre punto 50". Por su parte, el coronel Pablo Blanco, comandante del Batallón Codazzi, manifestó que "las Farc están sembrando minas de manera indiscriminada, quieren recuperar esa zona y lo que están haciendo es afectar la población civil. Buscan atemorizar a la comunidad".El coronel Blanco aseguró que este lunes no se registran combates y precisó que la guerrilla se está moviendo en los sectores de El Nogal, Bolo Azul, Bolo Blanco hacia Florida. Aunque no se tiene una cifra total, se cree que unos 80 hombres conforman la Columna Gabriel Galvis.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad