¿Por qué se siguen filtrando armas en el estadio Pascual Guerrero en los partidos?

¿Por qué se siguen filtrando armas en el estadio Pascual Guerrero en los partidos?

Noviembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
¿Por qué se siguen filtrando armas en el estadio Pascual Guerrero en los partidos?

En esta foto se ve a dos hinchas del América armados con puñales.

A pesar de que la Policía destina 1.400 hombres para la seguridad en cada juego, los desórdenes se siguen presentando y siguen dejando heridos.

Los nuevos actos de vandalismo provocados por aficionados del América de Cali en el Estadio Pascual Guerrero que dejaron 18 personas lesionadas, dos de ellas con heridas de armas blancas, además de daños en las sillas y baños del escenario, pone de nuevo sobre la mesa la necesidad de revisar qué está pasando con la seguridad en el recinto. Y entonces, en medio de la indignación por lo ocurrido, surgen las preguntas: ¿Qué hacer para evitar este tipo de situaciones? ¿Es suficiente la seguridad que ofrece la Policía?Según informó el comandante operativo de la Policía de Cali, coronel William Sánchez, quien se encargó de controlar los desmanes de este domingo, la Policía destina un promedio de 1.400 hombres para cada partido. Es decir, teniendo en cuenta que el estadio tiene una capacidad de 45.000 espectadores, la Policía destina para su seguridad un promedio de 32 hombres por cada espectador.De acuerdo con las especificaciones de la FIFA, para cada partido de fútbol se debe tener en promedio un agente de seguridad por cada 200 espectadores y, en caso de que la evaluación del riesgo previa al partido concluya que hay una alta probabilidad de desmanes, la proporción debe ser de 1 agente de seguridad por cada 100 espectadores. Es decir, en Cali, la Policía estaría ofreciendo un alto grado de seguridad para los partidos de fútbol. Sánchez explicó que en cada una de las localidades del estadio, se tiene un dispositivo de seguridad compuesto por 60 hombres. Si se tiene en cuenta que las localidades con mayor tendencia a presentar desmanes son sur y norte, y que cada una de ellas tiene una capacidad promedio de 9500 espectadores, entonces la proporción de policías es aproximadamente de uno por cada 150, lo que cumple con las especificaciones de la FIFA. Sin embargo, ante los desmanes ocurridos el domingo donde aficionados ingresaron armas blancas poniendo en riesgo a los demás asistentes, se ponen en tela de juicio estas medidas. Según explicó el oficial de la Policía, a pesar de que las autoridades manejan tres anillos de seguridad previos a la entrada de aficionados al estadio, en los cuales se realizan requisas a cada espectador para asegurar que solo tengan en su poder la boleta de entrada, el ingreso de armas cortopunzantes en ocasiones se vuelve incontrolable debido a que muchos de los hinchas las guardan en sus partes íntimas. "Nosotros incautamos un promedio de 200 armas blancas en cada partido. Pero muchas se filtran porque tanto mujeres como hombres las guardan en sus genitales, y no podemos requisar como se hace en las cárceles, por ejemplo", afirmó Sánchez. De esa misma forma, los aficionados ingresan a los partidos drogas y alcohol. Ahora bien, la mayoría de las agresiones entre hinchas se presentan en las afueras de los estadios. Para eso, la Policía ha establecido para cada partido en la ciudad 15 grupos compuestos por 15 policías que hacen presencia en lo que llaman "zonas estratégicas" para impedir desórdenes públicos. En Cali, las zonas estratégicas son el Parque del Templete, la zona de La Milagrosa, el Parque del Perro, el cruce de la Calle 5 con 34 y la Calle 5 con 35, la calle 9 y todos los parques aledaños. Se ha comprobado que la mayoría de peleas se inician en estos lugares, en donde la concentración de hinchas antes y después de los partidos es alta. A pesar de los dispositivos de seguridad, en el Estadio Pascual Guerrero en los últimos dos años los aficionados caleños han protagonizado varios desórdenes, entre ellos, el que terminó con la vida de un hincha del Millonarios en julio de 2013.Llamado de la PersoneríaAnte este panorama, la Personería de Cali solicitó a las autoridades implementar la instalación de arcos detectores de metales en las puertas de entrada a las diferentes tribunas para incrementar el control sobre los objetos que se ingresan al estadio. El ente de control pidió que además de continuar con los controles al ingreso al estadio, es importante fortalecer campañas de prevención para eliminar la violencia entre los hinchas de los diferentes equipos y garantizar los derechos a la vida y a la recreación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad