¿Por qué Palmira terminó convertida en la octava ciudad más violenta del mundo?

¿Por qué Palmira terminó convertida en la octava ciudad más violenta del mundo?

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué Palmira terminó convertida en la octava ciudad más violenta del mundo?

Un informe internacional sobre violencia urbana da cuenta de lo que ha pasado en la Villa de las Palmas. Pero este año los homicidios han bajado en un 43%. Este es el panorama.

En 2015, cada 40 horas una persona fue asesinada en Palmira. 215 durante todo el año. Un informe elaborado por el instituto brasilero especializado en violencia urbana, Igarapé, ubicó a Palmira como la octava ciudad más violenta del mundo. Lea también: Reducir los homicidios sigue siendo una tarea pendiente para Cali  La conclusión dice: la tasa de homicidios de Palmira es de 70,5 por cada 100 mil habitantes.   El número de asesinatos en Palmira en 2015 fue una fractura de la tendencia a la baja que se había presentado en los últimos cinco años. De hecho, en 2014 se contaron 147 asesinatos y la tasa de homicidios fue de 48 por cada 100 mil habitantes.  ¿Qué pasó para que en un año los homicidios casi se duplicaran en esa ciudad?   Andrés Felipe Betancur, coordinador del Observatorio de Seguridad de Palmira, explica que en esa ciudad los homicidios y la mayor parte de la violencia es generada por bandas delincuenciales dedicadas a la venta de droga pero que no tienen relaciones con bandas criminales como ‘los Rastrojos’ o el ‘Clan Úsuga’. De acuerdo con Betancur, la violencia en Palmira no tiene las mismas connotaciones que en municipios como Buga, Tuluá o Cali, pues allí, en primer lugar, nunca hubo una presencia fuerte de carteles del narcotráfico y tampoco ha habido un dominio territorial por parte de grandes capos. “En Palmira la violencia está asociada a disputas entre pequeñas organizaciones dedicadas al microtráfico. Lo que sabemos es que esas estructuras no están asociadas a bandas criminales, sino que están compuestas en su mayoría por jóvenes que además de vender drogas, se dedican a cometer hurtos y otras serie de delitos”, indicó Hurtado. Las investigaciones del Observatorio señalan que más del 60 % de los homicidios obedecen a disputas entre organizaciones delictivas, lo que a su vez explica que la mayor parte de esos crímenes ocurran en las comunas 1, 5, 6 y 7,  zonas en donde estarían asentadas las 19 bandas que se calcula existen en Palmira.  Lea también: Cali, la ciudad con mayor número de homicidios por 'limpieza social'.  Ahora bien, Betancur sostiene que el número de homicidios en 2015 se debió a la interrupción de una serie de estrategias que habían permitido la reducción de los asesinatos desde 2011, año en que Palmira registró los mayores índices  de violencias desde el 2005.  En el 2011, según cifras oficiales, la Villa de las Palmas fue escenario de 317 homicidios, para 2012 se contaron 288, en 2013 fueron 187 y en 2014 la cifra bajó hasta  147. “En 2015 hubo un cambio en el comando de la Policía de Palmira.  Ese cambio hizo que se perdiera continuidad con las estrategias que se venían aplicando desde 2012, que consistían en la  intervención social y policial en puntos específicos de la ciudad. Esa fue la variable más importante, a nuestro modo de ver”, sostuvo Andrés Felipe Betancur. El comandante de la Policía del Distrito de Palmira - que cobija además a Rozo, Pradera, Florida  y El Cerrito - coronel Mauricio García, dice que  a su llegada a ese municipio, en diciembre del año pasado, encontró que hacía falta un acercamiento entre Policía y comunidad  y un trabajo más social por parte de esa institución. García sostiene que desde su llegada a la comandancia del Distrito de Palmira han sido desarticuladas 7 organizaciones delincuenciales, entre ellas la denominada como ‘Los 300’, compuesta por 27 personas que fueron detenidas el 16 de marzo pasado y que hacían presencia en tres barrios de esa ciudad.  “Sin embargo, en Palmira lo prioritario no es la desarticulación de las bandas, lo más importante es un trabajo social en las zonas deprimidas, porque en esta ciudad el problema lo generan jóvenes que tienen  pocas oportunidades. Si empezamos a ofrecerles cosas para hacer, a llenar el tiempo libre y a acercarnos a la comunidad, muy fácilmente se puede recuperar la tendencia a la baja en homicidios, como ya lo hicimos este año”, sostiene el oficial García. Reducción en 2016 Los datos del Observatorio de Seguridad de Palmira muestran que entre el 1 de enero y el 30 de abril de este año el número de asesinatos es de 38, mientras que en el mismo periodo del año pasado la cifra fue de 68, lo que implica una reducción del 43 %. “La intervención policial es importante. Aquí estuvieron hasta el pasado 20 de marzo 500 policías  más realizando operaciones especiales, pero para que los resultados se mantengan en el tiempo, lo que hemos hecho es generar estrategias de acercamiento a la comunidad para que denuncien y para que la Policía pueda llegar con mayor facilidad a las zonas que antes se consideraban vedadas”, indicó García. Es que desde enero pasado se anunció una intervención en la ciudad. Tres días después de su posesión, la Gobernadora Dilián Francisca Toro, realizó en esta ciudad un consejo de seguridad, en el que se anunciaron medidas como un aumento en el número de cuadrantes y patrullajes por parte del Ejército en varias comunas. El secretario de Gobierno de Palmira, Fabio Mejía, sostiene también que la mejor alternativa para disminuir el crimen en la ciudad es la intervención social.  “Entre las cosas que decidimos hacer se cuentan los encuentros comunitarios  en Coordinación con la Policía  y hasta la fecha se han realizado 52. 3. Tenemos establecido el programa ‘Tu voz es paz’, el cual es un concurso de talentos artísticos y culturales llevando a cabo audiciones en diferentes puntos vulnerables de la ciudad. Con esto se  busca que los jóvenes dispongan de su tiempo libre de una mejor manera, con capacitaciones en técnica vocal, danza e instrumentos musicales en un ambiente de Paz. Es gracias a estas actividades y los operativos de la Policía que hemos podido reducir la violencia en lo que va de este año”, dijo Mejía.   Investigación de Igarapé El Think Tank brasilero  Igarapé realizó un listado de las ciudades con mayor tasa de homicidios en el mundo, criticando el rankin hecho por Seguridad, Justicia y Paz. Con base en datos oficiales, se hizo una escalafón  en la que Palmira ubicó el octavo lugar en 2015 y Cali estuvo en la número 9 . La ciudad con la mayor tasa fue San Salvador, seguida de San Pedro de Sula (Honduras). De este país, también estuvo de sexta su capital Tegucigalpa. El  cuarto lo ocupó Acapulco y la siguió Ciudad de Guatemala. Caracás no fue mencionada por no tener cifras oficiales.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad