Por homicidio, dos colombianos deberán pagar 15 años de cárcel en España

Marzo 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

Además de la pena de prisión, la Audiencia de Madrid impuso a los colombianos pagar una indemnización de 100.000 euros a cada uno de los progenitores de la víctima, un joven peruano de 20 años.

Dos colombianos fueron condenados este jueves por un tribunal de Madrid a 15 años de cárcel por el asesinato del peruano Alexander Javier Noriega, de 20 años, el 3 de septiembre de 2010.La víctima murió de heridas de arma blanca cuando acudió a socorrer a un amigo al que los condenados estaban golpeando, en la localidad de Valdemoro, cercana a Madrid.Además de la pena de prisión, la Audiencia de Madrid impuso a los colombianos Juan David P.S., de 22 años y autor material del asesinato, y a Leonardo Enrique P.G., de 40 años y portador del cuchillo homicida, a pagar una indemnización de 100.000 euros a cada uno de los progenitores de la víctima.También estuvo acusado en este caso Yimmy Albeiro C., quien finalmente resultó absuelto del cargo de complicidad en el asesinato que se le imputaba y solo tendrá que pagar una multa de 120 euros por una falta de lesiones.Tras el veredicto de culpabilidad alcanzado por el jurado, el tribunal considera probado en su sentencia que los tres acusados se dirigieron en coche ese día a la plaza de la Piña, en Valdemoro, para "buscar a unas personas con la que el acusado Juan David había tenido un incidente en días anteriores" y que le habían sustraído "su gorra y su móvil".Allí identificaron a una de esas personas, por lo que Leonardo Enrique y Juan David se bajaron del vehículo para abordarle y "le propinaron conjuntamente diversos golpes con manos y pies".Alexander Javier intervino "para evitar que siguieran pegándole, separándolos, por lo que el acusado Juan David le asestó una cuchillada" que le produjo una herida en un costado de 16 centímetros de profundidad que causó su muerte por hemorragia.Juan David "asestó la cuchillada, sin mediar palabra, sin que Alexander Javier pudiera defenderse debido a lo súbito de la agresión" , destaca la sentencia, que añade que el agresor "era consciente de que podría matar" al realizar esta acción, lo que demuestra la alevosía, requisito imprescindible para calificar los hechos de asesinato y no de homicidio. Además, el autor "se marchó del lugar tras la agresión, sin preocuparse de prestar atención alguna a la víctima", según el tribunal.En cuanto a Leonardo Enrique, el tribunal señala que "era consciente" de que su amigo podía matar al joven con el cuchillo que le entregó y que se lo dio "aceptando" esa "posibilidad".El hecho de que le entregara el cuchillo cuando Juan David se encontraba "inmerso en una agresión con otras personas", permiten también inferir que su intención era que lo utilizara, asumiendo las consecuencias.Mientras se producía la agresión, el tercer acusado les esperó en el coche, pero estos no pudieron subirse al vehículo tras asestar la cuchillada a Alexander Javier "al impedírselo un grupo de personas que les persiguieron".No obstante, la sentencia sostiene que éste "cuando conducía el vehículo" sabía que sus dos amigos iban a agredir a alguien y por ello se le condena como cómplice de una falta de lesiones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad