Por buenos resultados, plan desarme en Cali se ampliará hasta febrero del 2013

Noviembre 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Yefferson Ospina Bedoya | Especial para El País
Por buenos resultados, plan desarme en Cali se ampliará hasta febrero del 2013

Las autoridades realizan controles en las siete comunas de Cali en las que quedó prohibido el porte de armas de fuego.

Según el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, gracias al plan desarme en el último mes se presentó una disminución del 9% en las muertes violentas en Cali.

Entre el 6 de octubre y el 6 de noviembre de este año se presentaron 141 homicidios en todo Cali. Una cifra devastadora: casi cinco asesinatos diarios. No obstante lo alto de ese número de muertes, la verdad es que significa que durante ese mes en la ciudad hubo una reducción del 9% de homicidios respecto al mismo período del 2011.Un 9% que equivale a 14 homicidios menos, 14 vidas salvadas que son la razón por la cual el Plan Desarme, mediante el cual se restringió el porte de armas a los habitantes de seis de las comunas más violentas de Cali, continuará hasta febrero del próximo año. Así lo anunció el jueves el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, después de exponer los resultados de esta iniciativa en el consejo de seguridad que lidera la Alcaldía, junto a la Policía y el Ejército, entre otros.De acuerdo con Holguín en las comunas 13, 14, 15, 16, 18 y 21, que son aquellas en las que rige el Plan Desarme, hubo en total 55 asesinatos entre octubre y noviembre de este año, es decir un 23% menos de muertes con respecto al año pasado cuando se presentaron 78. Además, agregó Holguín, durante el mes en que se aplicó la iniciativa fueron incautadas 360 armas de fuego, un aumento del 38% con respecto a los últimos meses.“Esos son los resultados del Plan Desarme y del Plan República ejecutado por el Ejército”, recalcó el comandante de la Tercera Brigada del Ejército, coronel Luis Fernando Rojas.“Desarmar a los ciudadanos, así como instalar puestos de control en la ciudad por parte del Ejército, permite mejorar tanto las condiciones de seguridad como de sensación de protección de las personas”, agregó Rojas.¿Una reducción significativa?Para el personero municipal, Andrés Santamaría, la reducción de homicidios durante el período de aplicación del Plan Desarme, aunque muestra que se trata de una iniciativa eficaz, no da resultados significativos, teniendo en cuenta el alto promedio de homicidios anuales de Cali. “Una reducción de 18 homicidios en una ciudad en la que el promedio de asesinatos mensuales es de 150 no es una reducción muy importante. Con esto no se quiere decir que sea un plan ineficaz. Lo que quiero decir es que es necesario extenderlo a toda la ciudad, es necesario desarmar a los ciudadanos y, paralelamente, desarrollar procesos pedagógicos con los que se modifique el modo de pensar de las personas, que resuelven sus problemas por sus propios medios”. Santamaría parece tener razón. Según datos del Observatorio Social de la Alcaldía, octubre no fue el mes con menos homicidios del año. De hecho, enero, febrero, abril y mayo registraron los índices más bajos de asesinatos y en esos meses no se aplicó la restricción al porte de armas.“No se trata solo de desarmar a las personas. Hay que encontrar otras alternativas para frenar el conflicto. Por ejemplo, en Cali hay más de 150 pandillas de jóvenes que son utilizadas por bandas criminales. A esos jóvenes hay que darles oportunidades”, afirmó el Personero municipal.Un mes atrás, cuando la medida se implementó como una prueba piloto, Mauricio Vásquez, coordinador del programa Cali Cómo Vamos, declaró que era necesario que se combinara con otras estrategias de seguridad para lograr la disminución en la criminalidad. “Los ciudadanos deben entender que pueden denunciar y contar con la Policía, pero en esta ciudad, aunque se tiene una buena imagen de las autoridades policiales, no se confía en el aparato judicial, entonces se teme que si hay capturas, el delincuente no irá a la cárcel”. Sin treguaHace poco menos de un mes, una nota publicada por este diario sobre el Plan Desarme empezaba así: “Las cifras van a sonar como balas: el 90% de los asesinatos ocurridos en Cali son cometidos con armas de fuego”. Hoy, los números aún suenan como disparos.Según datos del Observatorio Social, más del 95% de los asesinatos en Cali se cometen con armas de fuego. Aunque el promedio de incautación de armas durante el mes pasado pasó de 265 a 366, un investigador de la Sijin afirma que la producción de armas artesanales, que son las que más se decomisan, es bastante alta. Entre el año pasado y este año, se han destruido tres laboratorios dedicados a esa actividad. Se ignora cuántos puede haber.Entre tanto, el alto consejero presidencial para la Convivencia y Seguridad Ciudadana, Francisco José Lloreda, apoyó la medida y dijo que "lo ideal es que los ciudadanos no anden armados y que el porte de armas sea excepcional. Si el alcalde de Cali ha considerado que debe extenderse una restricción al porte de armas en algunas comunas de la ciudad, parto de la base de que cuenta con el soporte fáctico para así definirlo".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad