Políticos del departamento habrían mediado por los bienes de la mafia

Diciembre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El carrusel en el que se habría convertido la adjudicación de propiedades incautadas a la mafia, a raíz de la mediación de algunos congresistas ante la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, para favorecer intereses particulares, alcanzaría grandes proporciones en el Valle.

El carrusel en el que se habría convertido la adjudicación de propiedades incautadas a la mafia, a raíz de la mediación de algunos congresistas ante la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, para favorecer intereses particulares, alcanzaría grandes proporciones en el Valle del Cauca.Pese a que los escándalos no salpican aún a congresistas del departamento, los organismos de control se empiezan a inclinar hacia esta parte del país, como lo pidió el senador Carlos Fernando Motoa Solarte, a fin de determinar en manos de quiénes están esos bienes en la región donde más incautaciones se han realizado.“Es hora de tener absoluta claridad sobre los destinatarios de los bienes incautados en la región porque no puede seguir ocurriendo que existan personas entre la clase dirigente, sus familiares o aliados en las urnas haciendo parte de este carrusel que carcome y desangra las finanzas públicas”, dijo Motoa, al anunciar un debate de control político en el Congreso.Gustavo Adolfo Jaramillo, gerente de la Lonja de Propiedad Raíz de Cali y el Valle, que administró los bienes de la DNE hasta enero de este año, dijo que al retirarles la administración de esos bienes se habría facilitado el llamado carrusel de adjudicaciones. “Hasta que manejamos esas propiedades se hacía todo de manera transparente, pero se entregaron a una sociedad mixta, sin experiencia en tiempo, manejo e idoneidad para su administración”.De acuerdo con la información suministrada por fuentes del Ministerio del Interior, en el último año los bienes incautados al narcotráfico se han entregado a personas que llegaban con algunos congresistas para que hicieran lobby en su favor.En capilla El País conoció que entre las propiedades sobre las cuales han puesto sus ojos los organismos de control nacionales en el Valle del Cauca se encuentra un hotel que fue incautado al narcotráfico y que habría sido entregado por medio de un dirigente político al hijo de un ex concejal de Santiago de Cali.Igualmente, una finca localizada en el municipio de Zarzal, que habría sido adjudicada gracias al lobby que realizó ante la Dirección Nacional de Estupefacientes un dirigente del Partido de la U.También revisan las autoridades la documentación con la cual se habría entregado un centro de estudios a un miembro del Partido Conservador y se retomará el polémico caso por la entrega de una propiedad en Cali a una Iglesia cristiana, acto del cual se habría beneficiado electoralmente un senador y un concejal del Partido de la U.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad