Policía Valle descarta alerta por supuesto carro bomba en peaje de Cerrito

Policía Valle descarta alerta por supuesto carro bomba en peaje de Cerrito

Septiembre 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Policía Valle descarta alerta por supuesto carro bomba en peaje de Cerrito

En este vehículo se movilizaba un ciudadano cuando dio alerta a la Policía Valle de la presencia de un supuesto carrobomba, mientras pasaba por un peaje en el municipio de El Cerrito.

La falsa alerta fue dada por un hombre que transitaba por el peaje de El Cerrito. El supuesto carrobomba estaba en un taller en Tuluá y pertenece a una funcionaria pública de ese municipio. Policía descarta la amenaza.

La alerta de una posible explosión de un carro bomba en el municipio de Tuluá, emitida por un ciudadano que transitaba por el peaje del municipio de Cerrito, fue desmentida por el coronel Carlos Gutiérrez, subcomandante de la Policía del Valle del Cauca, al medio día de este jueves.De acuerdo con lo explicado por el coronel Gutiérrez, la falsa alarma fue suscitada debido a una crisis nerviosa del ciudadano, producto de una difícil situación económica."La situación no está controlada porque realmente no existió ninguna situación. Todo fue una falsa alarma que ya fue corroborada por los miembros de la Policía Antiexplosivos", aclaró el Subcomandante.Así ocurrieron los hechos: un ciudadano que se movilizaba en su vehículo desde el municipio de Tuluá, en el centro del Valle, con destino a la ciudad de Popayán, hace una llamada a la Policía mientras pasa por el peaje del municipio de El Cerrito, advirtiendo de que lo están obligando a detonar un carro con explosivos que se encuentra en Tuluá.El hombre, quien según la Policía, se encontraba en un evidente estado de alteración nerviosa, fue atendido por las autoridades y obligó a que se tomaran medidas de seguridad en el peaje.Mientras tanto, los miembros de la Policía de Tuluá detectaron el automóvil señalado por el ciudadano, en un taller ubicado sobre la Avenida Ciudad de Cali de ese municipio.Los policías antiexplosivos y el canino entrenado en la detención de estos elementos, realizaron todos los protocolos necesarios en una situación como esta y descartaron la presencia de alguna carga explosiva en el vehículo.Aclararon que el automóvil contaba con todos los documentos en regla y que además pertenece a una funcionaria pública de Tuluá. El hombre que desencadenó la falsa alarma es atendido por la Policía mientras sus familiares lo recogen para hacerse responsables de su estado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad