Policía exige a guerrillas entregar cuerpos de uniformados asesinados en cautiverio

default: Policía exige a guerrillas entregar cuerpos de uniformados asesinados en cautiverio

El general Óscar Naranjo exigió que sean entregados los cadáveres de los suboficiales Luis Hernando Peña Bonilla y Roberto Guaquéz Duque.

Policía exige a guerrillas entregar cuerpos de uniformados asesinados en cautiverio

Abril 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Policía exige a guerrillas entregar cuerpos de uniformados asesinados en cautiverio

Este Miércoles Santo la Policíaofreció una eucaristía presidida por monseñor Fabio Suescún Mutis en acción de gracia por la liberación de los policías liberados. En la foto, el sargento César Augusto Lasso; el sargento José Libardo Forero; el sargento Jorge Humberto Romero; el subintendente Carlos Duarte y el intendente Wilson Rojas Medina.

El general Óscar Naranjo exigió que sean entregados los cadáveres de los suboficiales Luis Hernando Peña Bonilla y Roberto Guaquéz Duque.

El director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, exigió este miércoles a las guerrillas de las Farc y del ELN que entreguen los cuerpos de dos uniformados que fueron secuestrados y que, según versiones de uniformados que regresaron a la libertad, fueron asesinados en cautiverio."Tenemos dos personas que durante años han estado desaparecidas pero que estuvieron secuestrados. Estamos hablando del intendente jefe Luis Hernando Peña Bonilla quien fue secuestrado. Hay noticias de que lo asesinaron, nuestro rechazo a este silencio de las Farc y la exigencia para que, por lo menos, devuelvan el cuerpo de este compañero. Su familia lo espera", señaló el oficial.El otro caso es de un agente Roberto Guaquéz Duque, quien fue secuestrado hace más de 10 años por el ELN y de quién poco se sabe."Lo mínimo que debería esperar la sociedad colombiana y las familias de los terroristas es que devuelvan los restos de los policías que fueron asesinados en cautiverio. Por eso nuestra exigencia vehemente porque tenemos realmente unas familias que sufren y no descansaremos hasta encontrar esos cuerpos y darles digna sepultura", agregó.El pronunciamiento del general Naranjo se produjo al término de una ceremonia religiosa que realizó la Policía Nacional con ocasión del regreso a la libertad de seis de sus integrantes. En la eucaristía no estuvo presente el intendente Jorge Trujillo Solarte ya que en la mañana de este miércoles fue sometido a una serie de chequeos médicos que requirieron el uso de anestesia.El general Naranjo señaló que la liberación de los uniformados es la muestra evidente de la necesidad de cesar la práctica del secuestro. "Llegó la hora y estas señales son claras, incontrovertibles. Llegó la hora de proscribir y derrotar la voz de los victimarios y de reparar a las víctimas", dijo.Sobre el estado de salud de los uniformados , el oficial señaló que los encontró "bien, animados, lúcidos, enamorados de sus familias y comprometidos con su policía"."Sin exagerar debo decir que encuentro a un grupo de policías verdaderamente ejemplar que han regresado después de muchos años del oprobio del secuestro, con sus principios y valores intactos. Nuestros liberados son un punto de inspiración para que la Policía siga avanzando para servir a los colombianos", dijo.El general relató que los seis policías liberados han solicitado volver al servicio para hablar en todas las unidades policiales sobre el comportamiento que deben tener los policías y "que no puede cometer desafueros ni incurrir en delitos".Policía pidió a sus compañeros no cometer excesosEn un conmovedor discurso el sargento de la Policía, José Libardo Forero, hizo un análisis de la situación actual de la Institución, pidió a sus compañeros no incurrir en actos en contra de la ley y acabar con el formalismo al interior de esa Fuerza.Al término de una ceremonia religiosa, Forero relató que cuando lo notificaron que iba a quedar libre ya estaba acostumbrado "a vivir con la muerte. No le temíamos a ella. Pero cuando me dijeron que era libre sentí temor de enfrentar de nuevo esta realidad".Pero dijo, que se encontró con una Institución cambiada y calificó al director de la misma, general Oscar Naranjo, como un enviado de Dios."Un cambio institucional increíble. Usted es un enviado de Dios y usted ha transformado la institución. Yo invito a todos mis compañeros policías que entiendan, que razonen y que sean lógicos. Yo no tengo moral incluso para decir que he sido buen policía. Nadie conoce mis antecedentes pero sinceramente los invito a que mostremos buen ejemplo", dijo.Y agregó: "Es increíble ver y escuchar que hay policías que cometen algunos actos arbitrarios contra la población civil. En el siglo XX fueron muchas las denuncias y los abusos, pero eso debe cambiar".Igualmente, consideró que ya es hora que en la Policía se eliminen "complejos", y tratos como por ejemplo el "mi" que utilizan los uniformados para referirse entre sí."Se han borrado muchos complejos y tanta discriminación que nos hacía ser incivilizados subdesarrollados. Definitivamente la institución debería quitarse el 'mi'. Nosotros no somos militares somos civiles uniformados y ese 'mi' es darle complejo de superioridad", estimó.A su juicio, los uniformados deberían utilizar el "señor" en cambio del 'mi'.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad