Policía desarticula célula del cartel de Sinaloa

Diciembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Las trece personas capturadas se dedicaban a la extorsión y al tráfico de drogas en el norte de México.

La Policía mexicana y el Ejército asestaron un golpe al cartel de Sinaloa al lograr la captura y desarticular ayer en Durango una célula criminal integrada por trece personas, explicó hoy en rueda de prensa Ramón Eduardo Pequeño, Jefe Antidrogas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).Esa célula, denominada "Gente Nueva", una organización al servicio del cartel de Sinaloa, estaba liderada por José Manuel Moreno Reyes, de 37 años, alias "El Comandante Trape", y se dedicaba a la extorsión y a vigilar todo lo relacionado con el tráfico de drogas por ese estado del norte de México.La acción culminó "trabajos de investigación e inteligencia" a cargo de las autoridades mexicanas y se saldó con dos criminales muertos, ninguno de los cuales fue identificado, y un policía federal fallecido, detalló Pequeño.El funcionario indicó que en el momento de su captura algunos criminales "venían vestidos como militares".Señaló también que hubo "algunos daños colaterales", al parecer dos muertes entre civiles, bajas que investiga la Procuraduría General de Justicia de Durango. Al parecer entre éstas se registró la de una niña de 13 años."Seguramente fue de la respuesta de los agresores hacia la acción de la Policía", indicó Pequeño sobre el hecho.Los integrantes de la célula eran "presuntos responsables de la cooptación de funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno (federal, estatal, municipal), y de la desaparición de quienes no aceptaban brindarles protección", declaró el funcionario.Junto a "El Trape" fue arrestado el segundo en la estructura de la célula criminal, Ranulfo Ramírez Ruiz, de 34 años, alias "El Guilligan", quien había sido agente de la Policía estatal de Sinaloa antes de enrolarse en actividades criminales.Este sujeto era el presunto responsable operativo de las actividades delictivas del grupo y proveía al mismo "de armamento y vehículos".En general las actividades de la célula en Durango consistÍan en contrarrestar la acción criminal de Los Zetas, una organización rival del cartel de Sinaloa, encabezado por Joaquín "El Chapo" Guzmán.A los criminales se les incautó un fusil Barret, calibre 50 milímetros, diez armas largas de diferentes calibres, tres cortas, cinco granadas de fragmentación, así como 290 cartuchos útiles, cargadores, chalecos antibalas y "uniformes tácticos de diversas corporaciones federales con emblemas apócrifos".El golpe es uno más propinado por las autoridades mexicanas a las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas y otras actividades criminales en el país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad