¿Podrán las Farc participar en las elecciones al Congreso del 2014?

Junio 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Podrán las Farc participar en las elecciones al Congreso del 2014?

Los integrantes del equipo de negociadores de las Farc, que encabeza alias Iván Márquez, tienen procesos pendientes con la justicia colombiana, incluso sobre la mayoría pesan condenas, de ahí que la participación en política se les dificulte, según lo contemplado por la Constitución.

Pese a que las legislativas están cerca, ese sería el primer escenario al que apuntan. Analistas aseguran que es improbable que con el ritmo que llevan los diálogos se presente esta situación.

Por más que el Gobierno y las Farc hayan logrado en La Habana un acuerdo histórico sobre el desarrollo del tema agrario en Colombia, quizá el más complejo de los puntos en la agenda, esto no pasará de ser un buen esfuerzo si en la discusión del segundo punto no se le ofrecen a la guerrilla los espacios y garantías para entrar en la política, tras una eventual dejación de las armas.Así lo aseguraron varios analistas y politólogos al advertir que este es el punto esencial para el grupo guerrillero porque lo que se entra a discutir este martes en Cuba es, ni más ni menos, el nuevo lugar en el que se encontrarán las Farc tras 50 años de vida en total clandestinidad.Carlos Gaviria Díaz, exmagistrado de la Corte Constitucional, aseguró que un elemento fundamental en este punto es que a las Farc se le ofrezcan garantías plenas, que implican y van más allá de la simple participación en política.“Ofrecer garantías plenas no es solo la posibilidad de entrar a participar en unas elecciones, sino que previamente se les debe garantizar la vida y la seguridad; así como el acceso a las corporaciones públicas porque si ellos buscan unas reformas que consideran necesarias para el país, lo más justo es que traten de hacerlo a través de estos organismos”, dijo el exmagistrado.De hecho, el líder guerrillero Jesús Emilio Carvajalino, alias ‘Andrés París’, negociador de las Farc en Cuba, dijo que la comisión de la guerrilla ya se alista para presentar las propuestas para su participación en el entorno político del país, “en condiciones de igualdad y en una democracia que incluya todos los sectores de la sociedad”.Pero ¿cuáles serán sus posibilidades en política? ¿Qué escenarios podrá explorar el grupo guerrillero para hacer su ‘debut’ en unas elecciones? Y quizá la pregunta más compleja, ¿alcanzarían a participar las Farc en las elecciones para el Congreso del 2014?¿Sobre qué plataforma?Tras la firma y la validación de un proceso que lleve al final del conflicto armado, las Farc podrían optar por la creación de su propio partido político, r incursionar mediante un movimiento ya creado como Marcha Patriótica, ubicar sus candidatos en algún partido existente o, incluso, intentar retomar la extinta Unión Patriótica.Para el constitucionalista Juan Manuel Charry todas las posibilidades son válidas siempre y cuando se haya firmado ya un acuerdo que lleve al grupo guerrillero a reinsertarse a la vida civil.“Los jefes guerrilleros podrán tomar cualquier decisión al momento de hacer política, pero antes se necesita una instrumentalización, unas leyes y mecanismos de validación. Mientras eso no ocurra, habrá simpatizantes que se presenten a elecciones con las banderas de las Farc, pero no como parte del proceso de negociación que se adelanta en La Habana”, explicó Charry.No obstante, el politólogo Fernando Giraldo le aseguró a El País que supo de buena fuente que las Farc le apuntarán a tomar partida en las elecciones legislativas de marzo próximo y que así se lo harán saber al Gobierno.“Le puedo decir con certeza que el propósito de las Farc es participar en las elecciones del 2014, pese a las dificultades que tienen porque las legislativas están a la vuelta de la esquina y lo harán a través de Marcha Patriótica o de otro movimiento mediante la recolección de firmas”, dijo Giraldo.La explicación, de acuerdo con el analista, es que esperan tratan de lograr cualquier ganancia para llegar con algún capital político a disputar en el 2015 el poder local y regional, “que es el que más les interesa” y si dejan pasar el tiempo sin figuración alguna, “podría ser catastrófico para ellos”.En ese sentido, creen los analistas, el grupo guerrillero va a pedir muchísimo al Gobierno en este punto, a cambio de ceder en otros temas, incluso, en aquellos asuntos que han quedado pendientes sobre el punto agrario.Las mismas Farc advirtieron, tras el anuncio de acuerdo sobre el agro, que “la participación en política de las Farc va a ser “trascendental”, e insistió en que el “esfuerzo colectivo” por la paz tendrá que ser compensado con un tratado “justo y vinculante” que conlleve a la “reconciliación a perpetuidad”.Casualmente, en ese mercado de alternativas para las Farc, hace varias semanas tomó fuerza la posibilidad de revivir la plataforma política sobre la cual estaba sustentado el extinto movimiento de la Unión Patriótica, UP.Para el representante a la Cámara Iván Cepeda, del Polo Democrático, la Unión Patriótica fue una experiencia dolorosa y traumática, pero es una posibilidad de reparar a las víctimas de “un acto de injusticia y criminalidad”.“Se ha planteado esa posibilidad, pero es necesario que haya voluntad política del Gobierno para lograr que la UP, que fue exterminada en términos físicos y legales, con la cancelación de su personería jurídica, tenga un acto de reparación elemental y se le devuelva la personería y las curules en el Parlamento”, dijo Cepeda, al explicar que en poder del partido había 14 escaños.Esta podría ser la puerta de entrada para que el grupo guerrillero pueda capitalizar este proceso de “reparación” y le pida al Gobierno Nacional en la mesa de negociaciones de La Habana que les restituya, en la conformación del Congreso de la República en el 2014, las curules que le fueron despojadas a la UP hace más de una década. Las talanquerasPero por más que los equipos negociadores de Gobierno y Farc pongan el pie en el acelerador y logren cuanto antes un acuerdo sobre participación en política, punto que empezarán a discutir este martes en La Habana, insisten otros analistas en que es improbable que las Farc puedan medirse electoralmente en los comicios del 2014.Ni siquiera ven probable que en el marco de las negociaciones se puedan buscar medidas excepcionales que les permitan participar como candidatos a quienes no están impedidos judicialmente por delitos de lesa humanidad porque hay una talanquera lingüistica que reza que: “Nada está acordado hasta que todo esté acordado”.Recordaron, además, que uno de los inconvenientes para esa participación es el Artículo 122 de la Constitución, que prohíbe que puedan aspirar a cargos de elección popular “quienes hayan sido condenados por delitos relacionados con la pertenencia, promoción o financiación de grupos armados ilegales, delitos de lesa humanidad o por narcotráfico en Colombia o en el exterior”.Para el exfiscal Alfonso Valdivieso, quienes hacen parte de las estructuras directivas de las Farc y hayan cometido crímenes no podrán acceder de inmediato, pero en general creo que la participación de ellos vendrá más adelante. “Ojalá pudieran participar en el 2014, pero hay unas reglas jurídicas en Colombia que difícilmente se pueden cambiar en tan poco tiempo”.El politólogo Ancízar Marroquín, por su parte, señaló que esta discusión sobre la participación en política de las Farc es una de las más esperadas y cruciales de la agenda “porque es entrar a determinar qué es lo que se pondrá a hacer la guerrilla al dejar las armas” y que seguramente el grupo espera estrenarse en las elecciones próximas.“Las Farc tienen una motivación política y como tal, querrán ir a la plaza pública a exponer sus ideas y buscar el favor de los ciudadanos. Entonces, si su propósito es transformar el Estado y las leyes deberán hacerlo desde el Congreso, sitio natural de debate de los grandes temas”, dijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad