Piratería y robo de petróleo, negocios de los narcos mexicanos

Octubre 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Efe l Elpais.com.co

El asedio policial y la competencia entre los grupos delictivos por el control de territorios les han obligado a diversificar su negocio y no dudan en utilizar la violencia y la coacción para conseguir sus objetivos, explicó una fuente policial.

La piratería, la prostitución, el robo de petróleo y minerales, la venta de alcohol adulterado a locales de ocio y hasta el control de explotaciones mineras son algunos de los negocios menos conocidos de los cárteles mexicanos, tradicionalmente asociados al narcotráfico, el secuestro y la extorsión.El asedio policial y la competencia entre los grupos delictivos por el control de territorios les han obligado a diversificar su negocio y no dudan en utilizar la violencia y la coacción para conseguir sus objetivos, explicó una fuente policial.Uno de los últimos golpes policiales, en el que se detuvo al presunto operador financiero del cartel La Familia Michoacana, puso al descubierto cómo la organización vendió en China por 42 millones de dólares 1,1 millones de toneladas de hierro extraído ilegalmente.El robo de mineral en el estado de Michoacán (centro) ha aumentado en los últimos años "al ser una zona de control de dicha organización criminal" , reconoció la Procuraduría (fiscalía) General de la República.Fuentes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) explicaron que algunos grupos han pretendido controlar explotaciones en la región. "Ha habido intentos sobre todo para lavar dinero. Están comprando minas pequeñas y medianas para hacer cualquier tipo de diabluras y justificar el ingreso de sus operaciones" .Además, cada vez son más frecuentes las amenazas de los cárteles "que tratan de estar en áreas de explotación y operación" , admitió un portavoz de la empresa First Majestic Silver, que alertó del aumento de asaltos a trabajadores del sector minero.El petrolero es otro de los grandes sectores afectados. El crimen organizado ha sustraído en cuatro años unos 300 millones de dólares en gas licuado de yacimientos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) , según cifras oficiales ofrecidas este mismo año.Desde 2007 la PolicÍía vigila instalaciones de la empresa para evitar la complicidad de empleados con narcotraficantes en los robos de combustible. En julio se detuvo a cinco Zetas dedicados a esta actividad y un mes antes fueron secuestrados cinco trabajadores de Pemex y otros dos de una contratista que siguen desaparecidos.Los carteles mexicanos también están implicados en las redes de la prostitución organizada y la trata de blancas, según ha denunciado la periodista y escritora Lydia Cacho."Hay un vínculo entre las mafias dedicadas a la prostitución y la trata de mujeres, y la mayoría de los carteles de la droga, con excepción de algunos como el de La Familia, ya que dicen que sus códigos morales le impiden operar en prostíbulos" , aseguró Cacho en una entrevista con Efe con motivo del lanzamiento de su último libro.Según Cacho, muchos de los carteles mantienen negocios en el norte del país y en el Distrito Federal que son en realidad prostíbulos disfrazados.Otras actividades ilícitas de estos grupos son menos conocidas, como la piratería, en la que México ocupa el cuarto lugar mundial por detrás de Rusia, China e Italia.Los Zetas han hecho suyo el negocio de la falsificación en al menos cuatro estados -Chiapas, Tabasco, Veracruz y Puebla-, donde ofrecen a los comerciantes protección contra operativos policiales y beneficios económicos a cambio de la distribución de copias de películas ilegales con el sello Producciones Zeta, informó este lunes el diario Reforma.Vendedores de mercancía apócrifa son obligados a pagar una extorsión periódica que en México se conoce como "derecho de piso" y a vender una mercancía que admiten es "sorprendentemente" más barata que la de otros distribuidores de pelÍculas y de mayor calidad.Las empresas mexicanas perdieron en 2009 unos 3.070 millones de dólares debido a la piratería y al robo de mercancías, según un informe del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial.Ese dossier reveló que el 65% de los discos compactos y casetes que se comercializa en el país son clonaciones ilegales que suponen ingresos para sus productores por 220 millones de dólares al año.La extorsión de los cárteles también afecta a los refugios para inmigrantes centroamericanos que mantiene la Iglesia Católica en la frontera norte, que han denunciado que los Zetas les "cobran derecho de paso" a los "polleros" que trafican con inmigrantes.Los grupos de la delincuencia organizada también secuestran a los inmigrantes para extorsionar a sus familiares o los obligan a trabajar para ellos, amenazándolos con matarlos.Estas organizaciones también se han apropiado en algunos lugares del contrabando de licores. En Monterrey, la Marina halló en marzo alrededor de 100 cajas con botellas de whisky y tequila adulterado en varias casas.Días después detuvieron en el Ayuntamiento de Monterrey al director municipal de Alcoholes, Rogelio ngel González, quien colaboraba con la banda de los Zetas para distribuir el licor en los bares, cantinas y discotecas de la capital de Nuevo León.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad