Piden crear bloque de búsqueda en Cali contra las bandas criminales

Marzo 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El anuncio se hizo tras los ataques en dos centros comerciales de Cali. Aumentan el pie de fuerza. En consejo de seguridad se acordó una reunión con todos los gerentes de los centros comerciales de Cali, para determinar las medidas de seguridad que se tomarán al interior de estos lugares.

Tras los ataques de sicarios del jueves pasado en dos centros comerciales de Cali y que dejaron cuatro personas muertas, el alcalde de la ciudad, Rodrigo Guerrero Velasco, le insistirá al Gobierno Nacional en la creación de un bloque de búsqueda para contrarrestar la guerra que libran las bandas criminales en la capital del Valle. Según Guerrero, “este grupo especializado en homicidios (que estaría conformado por Policía, con personal de Policía Judicial e Inteligencia, Ejército y Fiscalía) puede llegar a permitir que se identifique a cada integrante de las bandas criminales de ‘los Rastrojos’ y ‘los Urabeños’, se judicialicen y después sean llevados a la justicia”.Por lo pronto, 200 agentes especiales de la Unidad Nacional de Intervención Policial, Unipol llegaron este jueves en la noche a la ciudad para reforzar la seguridad en Cali.Así se dio a conocer este viernes en el consejo de seguridad extraordinario que llevaron a cabo las autoridades, donde además se acordó que habrá una reunión con todos los gerentes de los centros comerciales de Cali, para determinar qué medidas de seguridad se tomarán al interior de estos lugares que son muy concurridos por la ciudadanía así como la ejecución de un plan desarme en la ciudad.“Con la nueva vinculación de agentes tendremos en la ciudad 600 agentes especiales que nos ayudarán con la seguridad. Igualmente, se realizará una reunión con los gerentes de centros comerciales y con empresas de seguridad para ver qué tipos de acciones se pueden tomar, como la instalación de detectores de metales”, dijo el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero.El mandatario local aseguró que, igualmente, se evaluará la posibilidad de sincronizar las cámaras de seguridad de los centros comerciales con las de la policía para estar al tanto de cualquier hecho sospechoso que allí ocurran."Ayer (jueves) fue uno de los días más difíciles y más tristes de mi Gobierno. Con este hecho se dañó todo el trabajo de seguridad realizado hasta ahora, pero la lucha hay que seguirla y eso nos reafirma que hay que seguir combatiendo el crimen organizado en Cali. Este hecho nos daña el efecto, pero vamos a seguir trabajando con más entusiasmo”, aseguró el Alcalde de Cali.Ante la preocupación que se ha generado entre los caleños por los homicidios presentados y la necesidad de tomar medidas urgentes para hacerle frente a esta situación, el secretario de Gobierno local, Carlos José Holguín, dijo que no se podía hablar de un problema de ciudad, puesto que son acciones de asunto nacional relacionadas con el narcotráfico.“ Los hechos de este jueves son casos aislados. Cali está siendo el lugar que escogen grupos de microtráfico para resolver peleas y tomar el control de las rutas en la ciudad. Esta situación perjudica a la población, como sucedió ayer los delincuentes venían de Tuluá y de Palmira y se encontraron en Cali, lamentablemente", señaló Holguín.El Secretario de Gobierno agregó, además, que gracias al grupo de agentes de la Unipol que llegaron hace días a la ciudad se ha logrado reducir los homicidios en varios sectores de Cali.“Las comunas 13, 15, 21, 6 y 20 donde antes había más delincuencia ha tenido buenos resultados, lo que ha permitido que no se tuviera aumento en materia de homicidio”, afirmó.El funcionario resaltó que la disminución en materia de homicidios se debe también al incremento de las cámaras de vigilancia, a la llegada de 70 vehículos de la Policía, más radios de comunicación y la presencia de los 1.000 Policías que llegaron a comienzo de este este año.Al respecto, el coronel Iván Toro, subcomandante de la Policía Metropolitana, sostuvo que la criminalidad en Cali venía igual a la del año pasado, en relación al mismo periodo del año anterior y aclaró que “estos hechos tienen elementos en común, pues tienen vínculos con el narcotrafico”."La forma de hacerlo es combatiendo el crimen organizado, a través de la desactivación de los núcleos criminales por parte de la Policía y a través de la judicialización de los responsables de estos hechos, con el apoyo de la Fiscalía para así, ir neutralizando estos focos de criminalidad que se traducen en zozobra y desgracia", subrayó el subcomandante de la Policía.El Personero de Cali, Andrés Santamaría, a través de un comunicado, insistió al Gobierno local en la necesidad de replantear las estrategias de seguridad, con el fin de mejorar los indicadores."Hay necesidad de un mayor control al porte de armas legal o ilegal en la ciudad. Es necesario implementar el plan desarme en las 22 comunas de la ciudad", concluyó el funcionario.Los hechosLos dos ataques sicariales que ocurrieron este jueves en los centros comerciales Chipichape y Palmetto Plaza y que dejaron cuatro personas muertas estarían relacionados entre sí y tendrían que ver con la guerra que libran en la ciudad las bandas criminales.Al parecer, se trata de la disputa entre los antiguos hombres de los hermanos ‘Comba’ y ‘los Urabeños’, que desde hace más de un año se disputan el poder en la región.Según la Policía, una de las víctimas del caso del centro comercial del sur de Cali era Darwin Bravo Quintero, antiguo integrante de la estructura de los hermanos Calle Serna, ‘los Comba’.Bravo Quintero, aparte de ser cuñado de ‘los Comba’, fue detenido en el 2007 en una operación en la que capturaron a dos tíos de los Calle Serna. Luego fue condenado por lavado de activos y en el 2009, dejado en libertad condicional.Además, fue una de las personas que resultó herida durante el atentado en el que murió Rafael Uribe Serna, tío de los hermanos ‘Comba’. El hecho se registró cerca de la Terminal de Transportes de Cali, en el 2009.Minutos antes de que se presentara el doble homicidio en el sur de la ciudad, otra balacera se registró dentro de un salón de belleza en el segundo piso del centro comercial Chipichape, donde asesinaron a Jorge Iván Gómez Guevara, abogado penalista, y a Junior Villareal, empleado de la peluquería Jet Set, lugar donde se presentó el hecho.El general Fabio Castañeda explicó que la patrulla del cuadrante, junto con la seguridad del centro comercial, capturó al presunto autor del ataque y le decomisó una pistola marca Glock.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad