Piden a Cali estar alerta frente a un posible aumento de muertes violentas

Piden a Cali estar alerta frente a un posible aumento de muertes violentas

Marzo 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Piden a Cali estar alerta frente a un posible aumento de muertes violentas

En 2014 Cali presentó una reducción en homicidios de más del 20 % respecto al 2013. De 1959 asesinatos, en 2013, se pasó a 1557 en 2014, 402 casos menos.

Las cifras de homicidios en Cali han disminuido, pero un estudio de la Fundación Ideas para la Paz advierte que esa tendencia puede revertirse. ¿Por qué?

 

A pesar de que casi todas las ciudades colombianas presentaron una notable baja de los homicidios durante el 2014, las dinámicas criminales que están en la raíz de los asesinatos en todo el país se mantienen, lo que hace temer sobre un eventual aumento de la violencia en ciudades como Cali, Bogotá y Medellín. Lea también: Cali terminó el 2014 con 23 % menos en homicidios

Esta  es una de las conclusiones de un informe de la Fundación Ideas para la Paz, titulado ‘Lo que esconden las cifras’, que analiza las causas de la baja de homicidios en todo el país en 2014 y argumenta que, más allá de esas disminuciones, las autoridades deben focalizar sus esfuerzos en atacar las dinámicas criminales que se viven en las ciudades. 

 El informe señala que si bien en ciudades como Cali pasaron de tener una tasa de homicidios de más de 85 por cada cien mil habitantes, a 63, es evidente que las confrontaciones por la defensa del negocio del microtráfico siguen siendo una amenaza que podrían disparar en cualquier momento la violencia en la ciudad.

“Las tasas de homicidios bajaron en Cali porque las disputas se atenuaron en un escenario en el que se fortalecieron los enlaces de ‘los Urabeños’ y se debilitaron los de ‘los Rastrojos’ producto del acoso por parte de las autoridades.  Sin embargo, esta situación puede ser volátil y hay señales de reconfiguración de alianzas entre estructuras criminales”, dice el informe.

 De acuerdo con analistas como Jesús Darío González, coordinador del Observatorio de la Arquidiócesis, el informe acierta en señalar que aunque la reducción de los homicidios es un signo de mejora de la ciudad en materia de seguridad, la raíz del problema sigue intacta. 

 “Las relaciones entre pandillas y bandas criminales son cada vez más fuertes. Hay un número creciente de jóvenes haciendo parte de estos grupos. Por tanto, si esas condiciones siguen, es de esperar que en cualquier momento la violencia se agrave de nuevo en la ciudad”, señaló González. 

El informe señala también que varios municipios de todo el país, que son aquellos en los que se proyecta con mayor fuerza un escenario de posconflicto, presentan graves problemas de orden público y de presencia de actores armados. 

De acuerdo con la Fundación Ideas para la Paz, en el año 2014 varios municipios disminuyeron sus índices de homicidios, sin embargo, otros empeoraron. 

 “El trasfondo son las dinámicas relacionadas con el narcotráfico que se expresan en disputas entre bandas criminales. En 2014 hubo dos municipios muy críticos, Argelia y El Dovio, este último, un corredor especialmente estratégico. En el año pasado, otros 22 municipios  fueron críticos, con tasas de homicidios por encima de 54,5 asesinatos por cada cien mil habitantes.  En 2013, los municipios con mayores índices de homicidios fueron Caicedonia, Bolívar, La Unión, El Águila y Toro”, reza el informe. 

 El documento expresa la preocupación porque, en un escenario de posconflicto, las zonas afectadas por las dinámicas del narcotráfico en el Valle del Cauca sufran las mayores consecuencias de una disputa por controlar rutas para el transporte de drogas. “La violencia derivada del narcotráfico es determinante en los altos niveles de homicidios, y constituye un escenario a al que hay que ponerle mucha atención, porque de eso habrá que ocuparse en el marco de un eventual posconflicto”, concluye la Fundación en su informe.  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad