Petardos iban dirigidos contra la Fuerza Pública de Pradera

Petardos iban dirigidos contra la Fuerza Pública de Pradera

Octubre 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Petardos  iban dirigidos contra la Fuerza Pública de Pradera

Diez personas lesionadas dejó como resultado la explosión de dos petardos de bajo poder en la vía que de Pradera conduce al vecino municipio de Florida, en el Valle.

Las dos explosiones dejaron diez personas heridas, entre ellas dos policías. Habrá vigilancia permanente.

Los petardos que explotaron en la mañana de este viernes en la carretera que comunica a Pradera con Florida y que dejaron como resultado diez personas lesionadas, entre ellas dos agentes de la Policía, iba dirigido contra la Fuerza Pública de esa población.Así se evidenció al término del consejo extraordinario de seguridad que se realizó para analizar la situación de orden público que se alteró luego del atentado, que según el coronel Nelson Ramírez, comandante de la Policía Valle, fue perpetrado por miembros de la Columna Gabriel Galvis, de las Farc.De igual manera se pudo establecer que los dos artefactos que explotaron a la altura del sector de la Gran Vía fueron accionados a control remoto mediante el sistema de celular, pues la primera de las detonaciones se dio justo en el momento en que pasaba un patrulla motorizada con agentes a bordo, quienes resultaron ilesos.El secretario de Gobierno Municipal, Carlos Leyton, dijo que aunque se están adelantando las investigaciones, todo apunta a que la intención era afectar a las fuerzas del orden en esta zona.Ante esta situación, se determinó la vigilancia permanente del municipio por parte de un escuadrón Contraguerrilla y por grupos especializados de Policía y Ejército. Sin embargo, según el funcionario, no se tomaron medidas que afecten a la comunidad como prohibiciones para la movilización personal o de vehículos.Dos fuertes estallidosEntre las 8:00 y las 8:30 a.m. de ayer los dos petardos explotaron a cien metros del control de los buses intermunicipales. Aunque el primero de ellos no dejó heridos, el segundo, que se accionó cuando se estaba restableciendo el paso por la vía, si causó lesiones por las esquirlas y el fuerte estallido a quienes empezaban a pasar por el lugar.Los artefactos explosivos estaban tapados con abonos orgánicos y piedras a un costado de la carretera.Cintia Gómez, gerente del Hospital San Roque, donde fueron trasladados los afectados, confirmó que en total fueron diez las personas afectadas, dos de las cuales son policías y ocho civiles.Entre los lesionados se encuentran los patrulleros Óscar Fabricio Villa y José Luís Lozano Rivera, de 22 y 27 años respectivamente. El primero de ellos presenta una herida en la pierna izquierda y el segundo aturdimiento.Con similares lesiones se encuentran Marlin Janeth Mina, Emilio Fernández y los trabajadores Omar Sastoque y Ezequiel Vallecilla, de 31 y 36 años. Este último narró que la segunda explosión se presentó minutos después de haberse bajado de un bus para continuar a pie hasta su trabajo. Los lesionados fueron dados de alta ayer mismo.Para el alcalde Pradera Adolfo León Escobar, lo preocupantes es que las explosiones se presentaron en un lugar por donde hay gran circulación de estudiantes, trabajadores y buses intermunicipales.Por su parte, el Secretario de Gobierno confirmó que miembros de la guerrilla se llevaron en la tarde del pasado jueves un vehículo tipo campero adscrito a la Unidad Ejecutora de Saneamiento, UES, del Departamento, el cual estaba ocupado por un grupo de funcionarios que realizaba una inspección en la zona rural de El Retiro. No hubo retenidos por parte de ese grupo.Ataque en SevillaUn policía herido y presunto guerrillero dado de baja es el resultado de un hostigamiento de las Farc a la subestación del corregimiento de San Antonio, en el municipio de Sevilla.Según la Policía, la acción fue perpetrada por la compañía Víctor Saavedra de las Farc, que actúa en la cordillera Central.El hecho se registró hacia las 7:00 p.m. de ayer cuando los habitantes de ese corregimiento escucharon las primeras ráfagas de fusil.Uno de los disparos lesionó en sus extremidades inferiores al patrullero, Néstor Julián Muñoz Correa, de 25 años, quien a esa hora se encontraba de guardia en la subestación de policía.Según el coronel Ramírez, en la reacción de los uniformados fue dado de baja un presunto guerrillero y dejó herido a otro subversivo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad